;
  • 12 JUL 2024, Actualizado 13:42

Gracias a los dinosaurios existen las uvas y el vino

La extinta especie dejó descubrimientos inimaginables ¿Imaginas un mundo sin esta fruta?

Gracias a los dinosaurios existen las uvas y el vino

Gracias a los dinosaurios existen las uvas y el vino / dvulikaia

Durante años la uva se ha posicionado como una de las frutas favoritas y más versátiles de todas: desde postres, botana picante y claramente el vino, es que se ha sabido aprovechar del fruto. Pero ¿Conoces su origen?

Un nuevo descubrimiento

Un estudio del Field Museum de Historia Natural publicado en revista Nature Plants anuncia que la extinción de los dinosaurios tuvo un impacto directo en el surgimiento de las uvas tal y como las conocemos actualmente. Todo apunta a que estas pudieron evolucionar y extenderse al rededor del mundo gracias al asteroide que se dirigió al planeta.

Museo de Historia Natural en Estados Unidos

Fabiany Herrera, curadora asistente de paleobotánica en el Museo Field es la autora principal del estudio, señalando que la desaparición de los dinosaurios pudo ayudar a alterar los bosques.

El impacto de la extinción no solo afectó a los animales, sino también a la vegetación, alterando la composición de los bosques... Con la desaparición de los grandes herbívoros como los dinosaurios, los bosques pudieron crecer más densos y complejos.

—  Fabiany Herrera, curadora asistente de paleobotánica en el Museo Field

Lee más al respecto

La investigación se basó en fósiles de uvas encontradas en Colombia, Panamá y Perú, tienen entre 60 y 19 millones de años de antigüedad. Una de estas especies es relacionada con el primer ejemplo de de plantas de la familia en el hemisferio occidental, demostrando cómo se fue extendiendo tras la extinción de los dinosaurios.

¿Cómo sucedió este descubrimiento?

El proyecto surge después de que en 200 Herrea y Carvalho, ambos expertos en paleontología, encontraran una semilla fosilizada. Estaban trabajando en los Andes colombianos cuando localizaron una roca de 60 millones de años, siendo identificado como el primer fósil de uva de América del Sur y en uno de los más antiguos del mundo. Este fue nombrado Lithouva susmanii traducido así como “uva de piedra de Susman”, el equipo lo hace en honor a un partidario de la paleobotánica sudamericana del museo.

Gracias a los dinosaurios existen las uvas y el vino

Carbonero Stock

La relevancia de haber encontrado esta semilla de uva fosilizada recae en que estas semillas son evidencia crucial en el estudio de la evolución de las plantas, pues las frutas raramente se conservan así.

Los registros fósiles como estos nos proporcionan patrones importantes sobre cómo las plantas han respondido a las extinciones y han evolucionado para sobrevivir en diversos ambientes... Este conocimiento puede ser crucial para comprender y prever los impactos de las actuales amenazas ambientales en la biodiversidad del planeta.

—  Fabiany Herrera, curadora asistente de paleobotánica en el Museo Field

Al descubrir estas semillas se amplia el entendimiento de la evolución botánica en América del Sur, planteando nuevas preguntas sobre los cambios ambientales a lo largo de millones de años. Con esta información obtenida se puede llegar a comprender la complejidad y alerta previa a eventos catastróficos que se puedan presentar en un futuro, demostrando cómo las especies pueden enfrentar y adaptarse a cambios ambientales drásticos a lo largo del tiempo geológico.

Uvas gracias a los dinosaurios

MargarytaVakhterova

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad