Nueva normalidad: ¿Por qué las fiestas dejarían de ser como las conocemos?

Ante la transición a la "nueva normalidad", expertos de todo el mundo alertan de las reuniones de esparcimiento debido al elevado riesgo de contagio

Nueva normalidad: ¿Por qué las fiestas dejarían de ser como las conocemos?

Si bien el coronavirus se ha convertido en el peor enemigo de la salud este 2020, durante la transición a la "nueva normalidad" la enfermedad COVID-19 también se está presentando como dura adversaria de la diversión.

En distintos puntos del mundo ciudadanos se están adjudicando algunas concesiones para hacer fiestas. Los expertos no descansan en advertir sobre estas reuniones donde el riesgo de contagio es bastante elevado.

Durante esta pandemia no hay actividad que no esté acompañada de riesgos. En España recientemente una fiesta de cumpleaños terminó con 20 contagios en la provincia Lleida.

Las fiestas se convierten en rebrotes en España

El periódico "El País" relata que los españoles se están enfermando al asistir a reuniones de esparcimiento. El caso de Lleida agravó su situación y retrasó su paso a la reactivación de ciertas actividades y apertura de locales.

En Badajoz una fiesta obligó a aislar a 18 personas y en Tenerife un portador asintomático transmitió el virus a 8 parientes.

Así será tu regreso a clases ante la nueva normalidad por COVID-19

Las reuniones sociales están permitidas en España, las cuales implican distintas condiciones de acuerdo a su semáforo de 4 fases. Aunque las medidas como la sana distancia, la higiene de manos y el uso obligatorio de cubrebocas.

Otro de los casos más divulgados fue el del príncipe Joachim de Bélgica. Dio positivo por COVID-19 tras una fiesta, en la ciudad española de Córdoba, con 27 personas.

Las restricciones sólo permiten reuniones de 15 personas como máximo y las sanciones por violar las normas de distanciamiento social podrían alcanzar hasta los 10,000 euros (alrededor de 246,856.32 pesos mexicanos al cambio actual).

COVID-19 fue el invitado no deseado en una fiesta en el lago de los Ozarks

En Missouri, Estados Unidos, una multitud de invitados violó las restricciones de distanciamiento social luego de conglomerarse en una pool party en el lago de los Ozarks.

En medio de un ambiente despreocupado y tragos, los asistentes convivían como si la contingencia sanitaria no existiera.

Advierte López-Gatell rebrote si no se respeta semáforo de nueva normalidad

Tras aquella celebración veraniega una persona dio positivo a COVID-19. La persona infectada "probablemente estaba incubando la enfermedad y posiblemente infectando al momento de su visita", declararon las autoridades locales del condado de Boone.

El departamento de salud lanzó un cronograma de posibles exposiciones al virus con el objetivo de informar a las personas que estuvieron expuestas.

Los especialistas llaman protegerte y proteger a los demás

"Aunque no creas que estás afectado y no te importa si te infectas, aún tienes la responsabilidad de no infectar a otros”, dijo David Hardy, profesor adjunto en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en entrevista con la televisora CNBC.

Eliminar los riesgos a cero en el reinicio de actividades resulta imposible, sin embargo lo que sí es factible es reducirlos con las medidas de protección personal y a terceros.

Presentan Plan para el regreso a la "Nueva Normalidad"

Distintos especialistas, entrevistados por la cadena estadounidense, son enfáticos en mantener el alejamiento físico (alrededor de 2 metros de distancia) y limitar el tiempo de interacción con otras personas ante la transición a la nueva normalidad.

Así mismo usar cubrebocas y acudir a espacios que tengan suficiente flujo de aire son otras medidas que recomiendan.

Los lugares donde las personas se agrupan unas muy cerca de otras y con bajos niveles de flujo de aire representan un gran riesgo y por tanto tienen que evitarse.

Así mismo cuanto menor sea la gente en una celebración las probabilidades de contagio también son menores. Y aún es más seguro si es posible separarse pro grupos, por ejemplo, unidades familiares en una reunión entre parientes.

¿Quitarse el cubrebocas? No es una buena idea. La gente deberá replantearse la forma en que convive, por ejemplo en lugar de quitárselo para comer, podría optar por sentarse a la mesa en casa y luego reunirse con los amigos y familiares.

Si se sabe que en cierto momento niños y personas de la tercera edad estarían juntos es de suma importancia advertir a los más pequeños las consecuencias que podría haber si están en contacto físico.

El esparcimiento y convivencia no están en peligro de extinción, si vamos a divertirnos hay nuevas condiciones que no son del todo insuperables.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir