;
  • 26 MAY 2024, Actualizado 17:06

Proceso de muerte: ¿cómo decir adiós y preparar la despedida?

Proceso de muerte: ¿cómo decir adiós y preparar la despedida?

Proceso de muerte: ¿cómo decir adiós y preparar la despedida?(Getty Images)

México

En entrevista con"Martha Debayle en W",  Marco Antonio Karam, Organizador de las 4 visitas a México de su Santidad el Dalai Lama. Fundador y presidente de Casa Tíbet México, Centro Cultural oficial de Su Santidad, el Dalai Lama para México y

Latinoamérica. Es Licenciado en filosofía por la Universidad La Salle, Licenciado en Estudios Budistas por Naropa University y Licenciado en psicología budista y universal por Naropa University Boulder Colorado.Tiene estudios de posgrado en budismo y civilización tibetana en la Universidad Tribhuvan de Katmandú Nepal.

TW: @Casatibetmexico // Web: casatibet.org.mx // Tel. 55-14-77-63

➔ ¿Debemos de tenerle miedo a la muerte?

  • A la hora de morir, deberíamos tener el derecho a que no solo nuestro cuerpo sea tratado con respeto, sino también, y más importante aún, nuestro espíritu.
  • Uno de los principales derechos de cualquier sociedad civilizada, extensible a todos sus miembros, debería ser el de morir rodeado por los mejores cuidados espirituales.
  • Es poco probable que podemos realmente llamarnos una “civilización” mientras eso no se convierta en una norma aceptada.
  • Los grandes avances como por ejemplo, mandar a un hombre a la luna, realmente no significan nada si no sabemos ayudar a otros seres humanos como nosotros a morir con dignidad y esperanza.

➔ Atención espiritual:

  • La atención espiritual no es un lujo reservado para unos pocos. Es el derecho esencial de todos los seres humanos, tan esencial como la libertad política, la asistencia médica y la igualdad de oportunidades.
  • Un auténtico ideal democrático tendría que incluir la atención espiritual para todos como una de sus verdades más esenciales.

➔ Recomendaciones básicas para apoyar a alguien en su lecho de muerte:

1. Manifestar Amor Incondicional:

  • Promovamos una comunicación sincera y libre de temores. La persona que va a morir, generalmente se mostrará reservada e insegura ya que desconoce nuestras intenciones al visitarla por primera vez.
  • Lo principal es disipar cualquier tensión que pueda haber en la atmósfera. Una vez que haya confianza, la persona podrá expresar sus sentimientos y temores sobre la muerte.
  • Cuando la persona comience a expresarse no interrumpas, juzgues, discutas ni restes importancia a lo que comente.
  • Siéntate a su lado como si no tuvieras nada más importante ni agradable que hacer.

2. Decir la Verdad

  • Siempre hay que decirle de la manera más afectuosa, sensible y hábil, la verdad.
  • La mayoría en ese momento puede notar el cambio en la tensión, en la forma en que los tratan, las voces bajas, la evitación de ruidos, la cara triste de sus familiares que no logran disimular sus sentimientos.
  • En general las personas que van a morir, saben instintivamente que se están muriendo, y esperan que los demás se los confirmen, de lo contrario puede creer que los familiares no son capaces de enfrentar la situación y realidad; esa falta de sinceridad puede causar sentimientos de más aislamiento.

3. El Miedo a Morir

  • Tenemos que afrontar en nuestro interior nuestro propio miedo a la muerte.
  • No podemos ayudar a un moribundo sin reconocer nuestro miedo y preocupación por nuestra propia muerte.
  • El moribundo es un espejo que refleja nuestra realidad.
  • El miedo es natural y todos lo sienten, esto le quita la particularidad a nuestro miedo, y nos ayuda a enfrentarnos a nuestras emociones y así ser de más ayuda al moribundo.
  • Sobre el miedo del moribundo al dolor, es importante minimizarlo sin enturbiar la conciencia; todo el mundo debería tener derecho a esa sencilla ayuda en ese agotador momento de tránsito.

4. Los Asuntos Por Resolver

  • Lo ideal es morir en paz, “sin aferramiento, añoranza, apego y enojo”.
  • Para lograrlo hay que dejarse sueltos en la medida de lo posible los asuntos pendientes de toda una vida.
  • Nunca es demasiado tarde, la gente encuentra maneras de perdonarse, de soltar los aferramientos.
  • La muerte es una herramienta para lograr resolver cuestiones que en otros momentos mantendríamos sin solución.
  • Método para resolver problemas mentalmente para el moribundo:
  • Empieza con la motivación de sacar a la luz todos sus sentimientos y emociones negativos para tratar de entenderlos, resolverlos y soltarlos.
  • Visualiza delante de ti a la persona o situación con la que tiene el problema.
  • Imagínate que la persona se manifiesta abierta y receptiva a escuchar lo que tiene que decirle.
  • Siente en lo más p.rofundo de tu corazón que es lo que más necesitas decirle a esa persona.
  • Explícale el problema, tus sentimientos, tu dolor; si es posible, escribe en una hoja lo que le dirías.

5. La Despedida

  • Si sientes apego y te aferras a la persona que va a morir, eso puede causarte mucho dolor innecesario y hacerle a ella mucho más difícil soltarse y morir en paz.
  • El moribundo necesita oír dos garantías verbales explícitas de sus seres queridos:
  • En primer lugar estos han de darle permiso para morir.
  • En segundo lugar han de asegurarle que saldrán adelante después de su muerte, que no debe preocuparse por ellos.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad