;
  • 25 JUN 2024, Actualizado 22:38

Crece caos por falta de gasolina y alimentos en Acapulco y Chilpancingo

Ciudadanos hacen hasta tres horas para cargar gasolina

En Chilpancingo hay largas filas para cargar gasolina

En Chilpancingo hay largas filas para cargar gasolina / Victor Sandoval (W Radio)

Guerrero

A cuatro días del paso del huracán “Otis” por el puerto de Acapulco, continúa el caos y la desesperación de miles de familias en busca de alimentos, agua y medicamentos; en algunos casos para poder subsistir después de que el fenómeno natural destruyó todo a su paso, desde las grandes cadenas comerciales hasta las casas más modestas.

Al momento, solo en algunos casos los afectados han recibido apoyos de víveres, dando prioridad a mujeres embarazadas, niños, y adultos mayores.

Cabe mencionar que lo anterior ha ocasionado que una gran cantidad de habitantes locales de Acapulco se desplacen hacia Chilpancingo para abastecerse de alimentos, gasolina y otros productos de la casta básica.

La situación actual genera compras de pánico en la capital de Guerrero, ante el temor de un posible desbasto.

Con la apertura de carriles en la vialidad entre Chilpancingo y Acapulco, se incrementó de manera considerable la afluencia de vehículos originarios de la Ciudad de México y otras entidades; las personas acuden a buscar a sus familiares para llevarles alimentos o trasladarlos a otros lugares más seguros.

En Chilpancingo, hay largas filas para cargar combustible, que van desde los 20 minutos hasta tres horas, mientras que en Acapulco no hay abasto de combustible.

Muchos conductores llevan bidones en las cajuelas, con el fin de evitar dar más vueltas y ahorrarse el tiempo de las filas.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad