Se acabaron las dudas; de esta manera funciona un baño en el espacio

Una astronauta italiana por medio de un video nos cuenta cómo es ir al baño desde el espacio

Hay cosas que en ocasiones te llegas a preguntar y que no has logrado encontrar la respuesta, como la vida cotidiana de los astronautas en el espacio.

Por ello la astronauta, italiana Samantha Cristoforetti, explicó por medio de un video publicado por la Agencia Espacial Europea cómo es que ella y todos los tripulantes de la Estación Espacial Internacional van al baño.

También te puede interesar: NASA revela video del increíble comportamiento del Sol durante 10 años

Pues debido a sus misiones fuera de nuestro planeta es imposible que puedan contar con un baño normal como el que tenemos todos en la Tierra.

Pero ellos han tratado de hacer sus necesidades de la manera más sencilla y cómoda posible. La experiencia es más o menos como si estuvieran en un baño de un avión.

Cuentan con un pequeño embudo conectado a un tubo con un ventilador que genera una succión para que el líquido no se quede flotando / Captura de Youtube

En el lugar no cuentan con un inodoro como el casual que conocemos, ellos tienen un pequeño embudo conectado a un tubo con un ventilador que genera una succión para que el líquido no se quede flotando.

Es importante tener en cuenta que el agua no cae de la misma manera debido a la gravedad, por ello es que la succión es algo necesario para que nadie se lleva una sorpresa con los desechos.

También te puede interesar: NASA muestra inigualable fotografía de cómo se ve México desde el espacio

Cuentan con un pequeño inodoro que está conectado a un recipiente de desechos sólidos, estos caen dentro de unas pequeñas bolsas de plástico / Captura de Youtube

En el caso de la orina, esta entra en un proceso de reciclaje que mediante varios procesos químicos se convierte en agua potable para que los humanos puedan consumirla sin ningún problema.

Cuando los astronautas no solo hacen de la pipí cuentan con un pequeño inodoro que está conectado a un recipiente de desechos sólidos, estos caen dentro de unas pequeñas bolsas de plástico y dependiendo de cuántos tripulante haya a bordo, es como tienen que cambiar el recipiente.

También te puede interesar: La Laguna de Bacalar de nuevo retoma la belleza de sus siete colores

Realmente es que el inodoro se ve incómodo pero los astronautas no tienen la necesidad de sentarse debido a la gravedad.

Cargando