VIOLENCIA DE GÉNERO
VIOLENCIA DE GÉNERO

Las mujeres siguen combatiendo la violencia digital

“Tuve que pasar por eso sola sin saber que eso no era legal, que eso era violencia, que no era mi culpa”

Si me quieres mándame una foto de tu cuerpo, ahora un video, sabes que te amo, ahora tocándote… Eso te pasa por piruja… Mira que buena está, tómale la foto… Si no ahorita desde el baño y la subimos a las redes...

Con este tipo de frases muchas historias se convierten en verdaderas pesadillas más allá de lo virtual. La escritora y activista feminista Leticia Quiroz padeció violencia virtual tras dejar su celular en una fiesta donde los asistentes no eran desconocidos pero que aprovecharon el descuido para ponerla al centro de burlas ocupando imágenes que tenía guardadas.

“Yo me había tomado fotos en calzones, fotos sexys. Lo tenían en una computadora y que muchos amigos y conocidos las veían y se las rolaron y yo viví primero mucha vergüenza, luego mucha presión, luego tuve discusiones tratando de recuperar mi celular pero ya tenían mi imagen eso generó que hubiera muchas burlas, muchas faltas de respeto porque ya para ellos pues yo era una puta. Tuve que pasar por eso sola sin saber que eso no era legal, que eso era violencia que no era mi culpa, un montón de cosas”.

Después de publicar su historia en Facebook conoció de otras historias y comenzó a acompañar a víctimas para ayudarlas conectándolas con expertos que les brinde asesoría legal, psicológica e investigaciones.

“Yo creo que la violencia digital es alta yo tengo como cuatro años trabajando, acompañando casos de violencia digital, de chantaje, nosotros le decimos gober chantaje. Con sus imágenes muchas veces ex novios, amigos o personas que accedieron a sus fotos íntimas y las chantajean pidiéndoles más fotos, o sexo o dinero, había mujeres con cinco años de acoso que habían cambiado sus teléfonos, habían cerrado su Facebook y abierto otro y que seguían siendo perseguidas y amedrentadas y amenazadas”.

Debido a que en nuestro país no se contemplaba este tipo de violencia, las activistas y abogadas o abogados tenían que buscar la forma de que se aplicara la justicia.

“Recurríamos a pedacitos de las leyes que podrían servirnos para esos casos como si eran menores de edad lo metíamos como pornografía infantil, si era amenazas de violencia lo metíamos así no, tú ibas con un Ministerio Público y no tenían idea de qué estábamos hablando y para ellos no significaba violencia, a pesar que en la vida de las mujeres estaba ocasionando un montón de consecuencias desde lo económico hasta lo emocional”.

Hace seis años comenzó a formarse la que hoy se conoce como Ley Olimpia con la que se busca castigar y tipificar la violencia digital y el ciberacoso luego de que Olimpia Coral Melo Cruz, una joven de 18 años fue víctima de estas acciones en Huauchinango, Puebla.

Su ex pareja difundió un video íntimo en redes sociales y whatsapp, la violencia en su contra la orilló a varios intentos de suicidio. Con el apoyo de su familia buscó poner una denuncia sin embargo la autoridad le informó que la falta no era válida. Es Nidia Rosales vocera del Frente Nacional para la Sororidad.

“Ella decide emprender la lucha, decide qué no se pueden quedar así las cosas que no es posible que no se sancione que alguien viole tu intimidad de esa manera y no haya castigo para estas personas, ella empieza esta labor de investigar, de redactar la iniciativa junto con otras compañeras y nace el texto de la Ley Olimpia, los Congresistas decidieron llamarle ley Olimpia”:

Tras varios años de esfuerzo, el congreso estatal aprobó la iniciativa en 2018 posteriormente en la Ciudad de México la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum decidió arropar la causa. Actualmente 19 estados aprobaron esta ley. De acuerdo a Nidia Rosales, a pesar de tener poco tiempo, la ley Olimpia ya ha dado resultados.

“Un caso emblemático para nosotras que son las 20 chicas la denuncia masiva que se da en la UNAM descubren que pues comparten su contenido íntimo en una carpeta de Dropbox esto también nos da un panorama de que inclusive en los ámbitos académicos y escolares todavía está muy interiorizado el machismo, la misoginia, el que se vea a la mujer como objetos sexuales, el caso de este chico que lo atrapan infragante tomándole fotos a una chica en uno de los baños de la UNAM y que es el primer vinculado a proceso en la Ciudad de México”.

Reconoció que aún hay pendientes como la capacitación a todo el aparato judicial y aumentar la cultura de denuncia, aunque celebra la aprobación de Ley Olimpia, Leticia Quiroz asegura que aún requiere mayor fuerza.

“Nosotros lo que quisiéramos es que la ley en realidad funcionara, nos hemos dado cuenta que si los casos no hacen ruido o si no son de alguien conocido o ciertas características que hacen de los casos más populares o se mueven más en realidad no avanzan y por lo general tenemos que aplicar estrategias que nosotras hemos ido descubriendo cómo les mandamos una carta donde los amenazamos de denunciarlos”.

Las modificaciones al Código Penal de la Ciudad de México y de Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, contempla una pena de 4 a 6 años de prisión y una multa de más de 43 mil 440 pesos. En caso que la víctima sea un familiar, de hasta tercer grado; que hayan tenido una relación sentimental o de "confianza" como; docente, educativa, laboral, de subordinación o superioridad, se agravaría la pena lo mismo que para servidores públicos o Integrantes de Instituciones de Seguridad Ciudadana, en ejercicio de sus funciones.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir