Diputadas condenan "objeción de conciencia" que aprobó Congreso de NL

Legisladoras de las Comisiones de Igualdad de Género y Juventud y Diversidad Sexual de la Cámara de Diputados condenaron la recién aprobada la Ley Estatal de Salud de Nuevo León que incluye la llamada "objeción de conciencia", que permite a médicos y enfermeras negarse a atender a personas de la comunidad lésbico-gay.

Las diputadas, en su mayoría de Morena, exhortaron al Congreso nuevoleonés que en caso de que algún profesional de la salud se niegue a dar servicio médico, se garantice que haya otro que ofrezca la atención. Y que en una emergencia no aplique la "objeción de conciencia".

Resaltaron que, así como quedo dicha ley, propicia la discriminación en la prestación de los servicios médicos sobre todo a la comunidad LGBT, indígenas, mujeres, inmigrantes, y portadores de VIH, por lo que pidieron al gobierno de Nuevo León a vetar la vergonzosa norma y exhortaron la Comisión Estatal de Derechos Humanos de dicha entidad interponer un recurso de inconstitucionalidad.

La diputada Tatiana Clouthier, consideró dicha leyes un retroceso y una franca violación a los derechos humanos.

"Jamás hemos visto que cuando alguien llegue a un hospital de emergencias le pregunten sobre su preferencia sexual, me parece que esto es un atentado no solamente a los derechos humanos sino contraviene la propia promesa que hacen los médicos cuando se gradúan y dice que buscaran siempre salvaguardar el bienestar de las personas y buscarán prevalecer la vida".

Las diputadas federales recodaron que el artículo primero Constitucional prohíbe cualquier tipo de discriminación, sobre todo en materia de salud, e insistieron que de prevalecer dicha ley aprobada por el Congreso de Nuevo León, se buscará que la CNDH inicie una acción de inconstitucionalidad ante la Corte.

 

Cargando