El comic y la historieta un fenómeno socio cultural en México

En el marco de la Octava Feria del Libro que se lleva a cabo en el Zócalo, se organizó una mesa de debates en la que especialistas en el tema coincidieron

México, octubre 13, 2008.- El comic y la historieta son un fenómeno socio-cultural en México, que en sus inicios impulsó a mucha gente a aprender a leer, además de generar un pensamiento crítico, hoy vuelve a retomar fuerza, al grado que los lectores toman clases de otros idiomas, para poder conocer los contenidos. En el marco de la Octava Feria del Libro que se lleva a cabo en el Zócalo, se organizó una mesa de debates en la que especialistas en el tema coincidieron en que el comic tuvo al menos cinco momentos claves en México. A finales del siglo XIX surgen los diarios con historietas, como Adonis, y el Sargento Chicharrín, hacia la década de los 40 y 50 se intensifica con la presencia de Gabriel Vargas, que crea la Familia Burrón. José G. Cruz da vida a "El Santo", para que en los 60 y 70, la historieta estadounidense entre con fuerza y los editores mexicanos imprimieron Batman, Superman, Linterna Verde y otros súper héroes. Ren del Valle, colaborador de la revista Kalimán por más de 15años hasta que desapareció, y Rodrigo Vidal Tamayo, que laboró en varias ediciones de comics, coincidieron en que las historietas retoman un impulso en 1979. Editoriales como Egea promueven la idea de pulverizar el trabajo, artesanal hasta entonces de guionistas, dibujantes, argumentistas y entintadores que asuman cualquier sitio de la cadena que les toque, para convertir el trabajo en algo más que comercial. También señalaron que la crisis económica de 1982, contribuyó a que el público deje de coleccionar historietas y mientras laindustria buscaba nuevos lectores, se introduce la "sexy comedia", lo que provoca un duro golpe: convierte al comic en un producto de consumo y desecho, lo despoja de un contenido formativo y con ello aleja al público infantil. Hacia finales de los 90 se comienza a definir un nuevo grupo de artistas, que retoman las historietas fantásticas que conocieron en su adolescencia, para reinventar nuevos personajes. Surgen Balazo, Comikaze y otras revistas marginales, que literalmente salvan al comic mexicano. Por su parte, Everardo Ferrer, coeditor de Comikaze, colaborador de Kabum Estudio, Vid y Superluchas, indicó que otro fenómeno en la historia del comic mexicano es la lucha libre, ya que inicialmente las editoriales crearon historietas como "Blue Demond y El Santo", que coincidieron con gran relevancia en los personaje reales, pero debido a lo que pidieron de regalía, los cobros fueron cada vez más, que resultaron impagables y el asunto se convirtió en un problema judicial. En el caso del Blue Demond, el luchador ganó el pleito y la revista desapareció con "El Santo", el personaje fue alterado, José G. Cruz colocó una S en la máscara y contrató a un fisicoculturista como modelo. El caso se complicó, cuando el editor pidió al luchador que se quitara la máscara en tribunales, para ver con quién trataba. No se pagaron regalías adicionales, pero la revista dejó de salir. A su vez Francisco Espinosa, creador de un programa de radio por internet, acerca de comic, y escritor de Tinieblas y el Ángel Caído, demando una mejor promoción para el comic, a fin de captar nuevos lectores. Con información de Notimex

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir