CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

Amor y sexualidad, ¿qué tienen que ver mis genes?

Todas las increíbles curiosidades de los genes y el amor, el comportamiento sexual, la orientación sexual y hasta la infidelidad

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Dr. Jesús Luján Irastorza, Especialista en Ginecología y obstetricia, biólogo de la reproducción y genética molecular. Director de Fundación Pronatal.

FACTS:

En las mujeres la genética se hereda de la abuela materna.

La serotonina es conocida como el nuerotransmisor de la felicidad, esta actúa sobre nuestras emociones y nuestro estado de ánimo, por eso el amor se renueva cada 7 años.

En la mujer la madre determina que tan sexual y erótica es.

En un estudio publicado por el Instituto de ciencias de la salud ambiental se pudo observar que los óvulos transmiten mayor carga genética y la información mitocondrial, a pesar de que algunas veces no es tanto el parecido físico con la abuela, psicológicamente si lo sería y a la larga, los nietos adoptan ciertos comportamientos y temperamentos.

FACT: El 99% del material genético (ADN) lo heredamos de los padres.

¿Qué es el ADN?

El ácido desoxirribonucleico, es el material hereditario en los seres humanos.

Es el gran director de orquesta de los seres vivos.

Todos los procesos biológicos están dirigidos por el DNA.

Contiene las instrucciones que un organismo necesita para desarrollarse, vivir y reproducir.

Estas instrucciones se transmiten de los padres a hijos.

¿De quién heredamos las emociones?

Las emociones que sufrió la abuela serán transmitidas a la hija y probablemente también a las nietas, el ADN puede seguir vigente, aunque haya pasado una generación o puede verse manifestado en otras generaciones.

El ADN que proviene de la madre, es mayor en el momento de la formación del embrión, el esperma del padre carece de esta información, por ello los abuelos paternos no intervienen en esta etapa.

El 25% de los cromosomas son de la abuela materna, que son transmitidos por el cromosoma X. caso contrario en las abuelas paternas las cuales solo trasmiten su cromosoma X a sus nietas.

Genética y enamoramiento

En la actualidad, diversos estudios demuestran cómo la genética juega un papel importante en el amor, especialmente los genes HLA y 5-HTA1.

HLA, el motivo por el cual nos gustan determinadas personas.

En muchas ocasiones nos hemos preguntado, el por qué nos atrae una persona y no encontramos una respuesta. Esto se justifica con que la atracción que sentimos está directamente relacionada con el tipo de antígeno leucocitario humano o también conocido como HLA, proteínas que ayudan al sistema inmunitario del cuerpo a diferenciar entre sus propias células, sustancias extrañas y dañinas que posee cada uno.

El HLA actúa sobre la composición de los olores corporales, un factor crucial en la atracción de parejas y en el deseo de procrear, por lo que cuanto mayor es la diferencia entre HLA entre dos personas, mayor será el deseo y la satisfacción sexual.

Genética: los solteros

Un estudio hecho por científicos de la Universidad de Pekín demuestra que algunas personas tienen más broncas que otras para entablar relaciones a largo plazo, y esto se debe a un gen llamado 5-HTA1, del cual hay dos versiones: C y G.

Las personas con genotipo C producen unos niveles más altos de serotonina – un químico cerebral que interfiere en el estado de ánimo y la felicidad de las personas – lo que provocaría falta de problemas para tener relaciones amorosas, y evitaría que sus romances sean duraderos e intensos, en comparación con las personas con genotipo CG y GG.

Estos resultados se obtuvieron de unas muestras de pelo de 600 estudiantes chinos en donde se detectaron importantes conexiones entre sus variantes del gen 5-HT1A y su situación amorosa. Los estudios fueron la primera evidencia científica, de que existe una relación entre la composición genética y la probabilidad de estar en una relación comprometida.

¿Feliz en el matrimonio? La genética puede jugar un papel

Las personas se enamoran por muchas razones: intereses similares, atracción física y valores compartidos entre ellos. Pero si se casan y permanecen juntos, su felicidad a largo plazo puede depender de sus genes individuales o de los de su cónyuge, dice un estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Yale.

El equipo de investigación descubrió que cuando al menos uno de los miembros de la pareja tenía una variación genética conocida como genotipo GG dentro del receptor del gen de la oxitocina, la pareja reportaba una satisfacción marital significativamente mayor y sentimientos de seguridad dentro de su matrimonio. Esas parejas tenían mayor satisfacción en comparación con otras parejas que tenían diferentes genotipos.

Este estudio muestra que en el matrimonio, las personas también están influenciadas por sus propias predisposiciones genéticas y las de su pareja.

Los investigadores también encontraron que las personas con el genotipo GG reportaron un apego menos ansioso en su matrimonio, lo que también benefició su relación.

¿Los genes influyen en la infidelidad?

De acuerdo a una investigación de la Universidad de Queensland, en Australia, las mujeres pueden heredar el impulso a ser infieles.

Los científicos han encontrado un gen que parece estar relacionado con una mayor probabilidad de ser infiel en mujeres.

El gen involucrado en la infidelidad es el receptor de vasopresina, relacionado con la creación de confianza, empatía y un vínculo sexual en animales, por lo que hace sentido que podría afectar al comportamiento sexual. Sin embargo, el gen parece no tener efecto en la promiscuidad en hombres.

Mientras que los investigadores afirman que la correlación no es igual a la causalidad, estudios en modelos animales apoyan la teoría de que la vasopresina, así como otras hormonas relacionadas con nuestras emociones (como la dopamina y oxitocina), pueden jugar un papel importante en la fidelidad.

¿Existe un gen gay?

Un estudio publicado en Science observó el ADN y comportamiento sexual de casi 500,000 personas y descubrió que hay miles de variantes genéticas relacionadas con el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo.

Encontró que no es posible predecir el comportamiento sexual con base sólo en el ADN.

El estudio sugirió, en otras palabras, que mientras la biología moldea nuestros seres más íntimos, lo hace en conjunto con nuestras historias personales.

Los investigadores analizaron los marcadores genéticos de las personas que respondieron a la pregunta “¿Alguna vez ha tenido relaciones sexuales con alguien del mismo sexo?” A partir de estos datos, los investigadores estimaron que las diferencias genéticas explican aproximadamente un tercio de la variación en el comportamiento del mismo sexo.

El estudio también identificó varias variantes de secuencia de ADN asociados con haber tenido una experiencia con alguien del mismo sexo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir