Con Martha Debayle

Ser agradecido te hace ser feliz, y no al revés

Les vamos a decir cómo desarrollar una actitud más agradecida y les vamos a hacer un TEST para saber qué tan agradecidos son

ACAVAmos ien
Martha Debayle: Ser agradecido te hace ser feliz, y no al revés

Dr. Enrique Tamés, Director de proyectos de Florecimiento Humano del Tecnológico de Monterrey. Coach certificado // TW: @enriquetames

• Martha, Rebeca, como se dice coloquialmente, en este caso, el orden de los productos sí altera el resultado final. ¿a qué me refiero? Hay gente que piensa que uno de los beneficios de ser feliz es que uno se vuelve más agradecido; porque hay muchas razones para ser agradecido, la vida ha sido buena con uno, así que agradecer se vuelve una consecuencia de un entorno positivo y de bienestar. Sin embargo, los muchos años que llevamos estudiando de manera seria estos temas no nos dan ningún indicio de que sea así, y sí de exactamente lo contrario: la gente que agradece se vuelve feliz. Y hay mucha investigación al respecto.

• Precisamente, uno de los Tedtalks más vistos en el mundo habla precisamente de esto: “ES LA GRATITUD LA QUE NOS HACE FELIZ, Y NO AL REVÉS”, dicho por el monje benedictino David Steindt-Rast. Pero antes de ir al punto, vale la pena, entonces, preguntarnos, ¿qué hacer para volvernos más agradecidos y por tanto más felices? Parecería que sólo es cuestión de agradecer más y ya, pero la cosa no es tan sencilla, veamos.

 • En primer lugar, hablemos de dos diferentes tipos de agradecimiento

 EL AGRADECIMIENTO CONDICIONAL, que depende de lo “bien” que nos va, o de la “suerte” que tengamos, o de las circunstancias positivas. ¿Me va bien? Agradezco ¿Me salió bien? Doy gracias. ¿No me sale bien? No agradezco. Para ser llanos y claros: es el tipo de agradecimiento que enseñan las mamás y los papás a los niños. Este tipo de agradecimiento es el más común.

 Hay otro tipo de agradecimiento, le vamos a llamar, AGRADECIMIENTO INCONDICIONAL, donde este no depende del “outcome”, no depende de los vaivenes de la vida, es una actitud que uno desarrolla a lo largo de la vida: vivir agradecido.

• La pregunta es cómo desarrollar una actitud agradecida en la vida, independientemente de cómo me va, y que eso me vuelva una persona más feliz a largo plazo. Y para contestar esta pregunta quiero que expliquemos una de las investigaciones más famosas que se ha hecho sobre gratitud, además de hacer un test.

 • Hay una investigación realizada por Robert Emmos de UC Davis y Mike McCullough de la Universidad de Miami, que dio lugar a muchas investigaciones posteriores, y que es fácil de describir: Se hicieron tres grupos de personas, y durante 10 semanas se les pidió cada día, al primer grupo, anotar las cosas que más agradecían de lo que les había sucedido, al segundo grupo le pidieron que anotaran al final del día las cosas que más fastidio les producía, y al tercer grupo le pidieran que anotaran aquellos eventos que les resultaran neutrales, “ni fu ni fa”. Después de 10 semanas se habían creado ciertas rutinas, ciertas costumbres y por tanto ciertos patrones neuronales que dieron por resultado cuestiones fascinantes. Las personas del primer grupo, las que generaron el hábito de la gratitud todos los días, resultaron:

- 25% más felices (mediante instrumentos de medición).

- Con menos problemas de salud que los otros dos grupos (más sanos físicamente hablando).

- Rindieron más laboralmente (más comprometidos, más engagement).

- Ofrecieron más apoyo emocional a otras personas (más generosas).

 Y en otros estudios similares y posteriores:

- Ayuda a trastornos neuromusculares

- Mejor sueño

- Bajar depresión y ansiedad

- Más resiliencia

- Más optimismo.

¿Qué tan agradecida eres como persona? Este es un Test desarrollado por el Greater Good Science Center de la Universidad de California en Berkeley, que vale decir, hacen desde su fundación, excelente trabajo de investigación y de difusión en torno a temas de bienestar, felicidad y florecimiento humano.

https://greatergood.berkeley.edu/quizzes/take_quiz/gratitude

Son 15 preguntas. Las primeras 7 se contestan en una escala de:- Nunca- Una vez al año- Algunas veces al año- Una vez al mes- Algunas veces al mes- Una vez a la semana- Más de una vez a la semana.

1) Me siento muy agradecido por mi nivel de salud física.2) Enumero las bendiciones que tengo en esta vida. 3) Reflexiono sobre los peores momentos de mi vida para darme cuenta de lo afortunado que soy en el presente.4) Pienso en gente que es menos afortunada que yo para ayudarme a estar más satisfecho con mis circunstancias. 5) Me recuerdo qué afortunado soy con los privilegios y las oportunidades que me ha ofrecido la vida.6) Reflexiono qué afortunado soy al tener las cuestiones básicas de la vida como alimentación, ropa y un techo. 7) Me doy cuenta y tomo conciencia de las cosas buenas que me ocurren en la vida.

Las otras 8 preguntas se contestan en una escala de:- Totalmente en desacuerdo- En desacuerdo- Parcialmente en desacuerdo- Ni de acuerdo ni en desacuerdo- Parcialmente de acuerdo- De acuerdo- Totalmente de acuerdo

8) Cuando evito un accidente, me siento aliviado de salir con bien.

9) Estoy contento con lo que tengo.

10) Cuando voy en automóvil y paso al lado de un accidente, me siento agradecido de estar seguro.

11) Es importante apreciar la salud, la familia y los amigos.

12) Aún cuando no tengo todo lo que quiero, estoy agradecido con lo que tengo.

13) Me recuerdo que debo pensar en las cosas buenas que tengo en la vida.

14) Aprecio el nivel de éxito que tengo en la vida.

15) Cuando veo a alguien menos afortunado que yo, me doy cuenta de lo suertudo que soy.

Preguntas demográficas:

16) Cuál es tu edad

17) Cuál es tu género

18) Grado de escolaridad

19) Que tipo de empleo tienes

20) Qué tan espiritual te consideras.

 A continuación enumeras una serie de prácticas para incrementar la gratitud, siempre pensando en la gratitud o agradecimiento incondicional:

- Diario de gratitud. Dedicar tiempo para reflexionar sobre lo positivo. Hacer un Diario de Gratitud en donde registremos 3 cosas diarias por las que nos sintamos agradecidos. ¡¡¡Ser consistentes!!! Y en la noche da mejores resultados.

- Carta de gratitud. Escribir una carta de gratitud a alguien, y entregársela, mejor aún, leérsela, llena el corazón de ambas personas.

- Ejercicio de substracción positiva. Solemos dejar de valorar muy pronto todas las cosas positivas que tenemos alrededor, así que este ejercicio ayuda a volver a valorarlas: imaginemos la vida sin esa persona, sin esa relación, sin ese logro, sin ese trabajo, sin todas esas cosas que damos por hechos.

- Privación del goce. Sin llevarlo a un extremo, muchas veces vale la pena, abstenernos de eso que nos gusta tanto para después poder gozarlo más. La abstinencia revalora los placeres de la vida.

- Savoring walks (caminatas sensoriales): caminatas de 20 minutos en el parque, en la naturaleza, para practicar el “aquí y ahora”, ayudan a enfocarnos en la gratitud hacia lo importante y lo sencillo: estar vivos y poder apreciar lo que nos rodea.

 Conclusión.

Como mencionamos anteriormente, no es dar las gracias a todo lo que nos sale bien la llave del bienestar y el florecimiento. Es desarrollar una actitud de vida, de gratitud, lo que abona al florecimiento y a la felicidad. Y esto no se logra de la noche a la mañana, como todo cambio en la vida, hay que trabajar en ello, tener cierta disciplina, y una meta clara, que vale mucho la pena alcanzar.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir