Con Martha Debayle

El pie plano en niños y cómo cuidar sus pies

Vamos a decirles cuál es el zapato ideal según la edad de sus hijos y qué tomar en cuenta a la hora de elegir sus zapatos

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Dr. Carlos Alberto Vidal Ruiz, Especialista en ortopedia y traumatología, egresado del Instituto Nacional de Rehabilitación y con alta especialidad en ortopedia pediátrica por el Shriners Hospital for Children.

Centro Médico ABC campus Santa Fe (consultorio S-71, teléfono 5516647161 y 5516647064)

Instagram: carlos_vidal_ruiz y en ortomove www.ortomove.com

¿Qué es el pie plano?

• Una persona tiene pie plano cuando el arco de la parte interna del pie está aplanado, esto hace que la planta del pie entera toque el suelo cuando la persona está de pie.

• No causa dolor, y ocurre cuando los arcos no se desarrollan durante la infancia.

• En otros casos, el pie plano se presenta después de una lesión o por el simple desgaste de la edad.

• A veces, el pie plano contribuye a problemas en los tobillos y las rodillas porque la enfermedad puede alterar la alineación de las piernas.

¿A qué edad debería formarse el arco en el pie de los niños?

• El arco interno del pie empieza a formarse y ser visible entre los 4 y los 8 años.

• Durante los primeros años de vida de nuestros hijos, sus pies tienen una gruesa capa de tejido graso que funciona a manera de cojinete protector para cuando empiezan a dar sus primeros pasos.

• Esta grasa es la causante que en todos los niños recién nacidos el pie se observe completamente plano.

• Sin embargo, la formación del arco no solamente depende de que esta grasa vaya adelgazándose con el paso del tiempo, también entra en juego el fortalecimiento de un musculo conocido como Tibial posterior, el cual se inserta justo a la mitad del pie, en un hueso conocido como escafoides o navicular, y el fortalecimiento y la tracción ejercida por este músculo generarán la elevación del arco.

¿Los zapatos ortopédicos ayudan a formar el arco del pie?

• La respuesta concreta es NO.

• Hay zapatos cómodos e incomodos. Zapatos altos y bajos, pero ninguno de ellos con la capacidad funcional o “mágica” de generar la formación del arco.

• Lo mejor es entender que nuestros hijos deben permanecer la mayor parte del tiempo descalzos en casa, con la finalidad de fortalecer tanto el músculo tibial posterior como el ligamento en hamaca y ocupar los zapatos únicamente con ropa protectora para la planta de los pies al salir de casa (para no lastimarse con una piedra, alambre, pavimento caliente, etc).

¿Qué onda con los zapatos rígidos?

• Los zapatos rígidos únicamente generan un efecto visual pero en NADA ayudan estos zapatos, ya que dependeremos del fortalecimiento y la maduración del pie para que esta se corrija.

• TAMPOCO un tipo de zapato mejora el caminar de un niño. Eso irá mejorando a medida que haya madurez psicomotora en nuestros hijos y exista un adecuado fortalecimiento de pie y tobillo, PEEEERO, un mal calzado (zapatos duros e incomodos como los ortopédicos) pueden generar alteraciones en el patrón de marcha.

¿Cómo se trata el pie plano?

• Cuando nuestros hijos han alcanzado la edad de formación del arco, entre los 6 y 8 años, y tienen dolor en pie y/o tobillo al caminar, debemos llevarlos a valoración.

• Es importante determinar de manera inicial que tipo de pie tiene.

o Existe el pie plano flexible (un pie que al estar acostados se forma adecuadamente arco, pero al pararse y caminar se pierde) éste no dará́ problemas y por lo tanto no se requerirá́ tratamiento.

o Y, el pie plano rígido (el cual, tanto en reposo como con la marcha, se observa completamente planto). Este tipo de pie, puede ser el resultado de algún padecimiento ortopédico como lo es el astrágalo vertical, deberá tratarse mediante procedimientos quirúrgicos y terapia de rehabilitación.

¿Qué onda con los niños que meten un pie al caminar?

• La gran mayoría de los niños menores de 6 años mete los pies al caminar e incluso se tropiezan, esto no es por la alteración propia del pie, sino a la alineación natural de la pierna.

• La tibia es el hueso primario de la pierna y guarda una estrecha relación con el pie, siendo su guía principal.

• Hacia donde apunta la espinilla de la tibia apuntará el pie.

• Todos los niños pequeños tienen la tibia parcialmente curva y una rotación interna de la espinilla, por lo tanto, los pies tendrán una rotación interna al caminar, y con ello una mala marcha y el tropiezo.

Pie plano y problemas de cadera a largo plazo:

• No existe una relación directa entre el desgaste de cadera y pie plano. Sin embargo es muy importante tener en consideración que 1 de cada 50 bebés que nacen en todo el mundo, presentaran una condición conocida como displasia de cadera, que de no resolverse adecuadamente, esta sí tendrá́ un impacto grave generando desgaste prematuro de la cadera.

El zapato según su edad:

• De 0 hasta que comienza a gatear: Los calcetines son suficientes para proteger los pies del bebé

• Fase de gateo: zapatos flexibles de tejidos nobles. Vigilar los pies del bebé por si aparecen roces.

• De 1-3 años: Cuando el bebé empieza a andar, debe utilizar un calzado con suelas flexibles que le permitan sentir bajo sus pies cualquier terreno.

• De 4-7 años: El zapato debe evitar lesiones, ya que en esta etapa el pie tiene mucha actividad, e impedir que sufra ninguna patología.

• De 7-14 años: El niño comienza a establecer el patrón de marcha adulta, y el pie no está totalmente desarrollado. En esta etapa, los niños tienden a dejarse llevar por la moda, pero no siempre eligen el calzado más adecuado.

Tips para los zapatos de tus hijos:

• En los primeros meses, ponerle calcetines para proteger del frío.

• Nunca calzar al niño antes de que empiece a caminar

• Debe tener mayor longitud que el pie: de 1 a 1,5 cm más grande que el dedo más largo.

• Los zapatos deben cambiarse con frecuencia por otros más apropiados para el tamaño del pie.

• La punta del zapato debe ser ancha y larga, para que puedan mover los dedos libremente.

• Andar descalzo por terreno irregular favorece el desarrollo del niño.

• El zapato debe ser de materiales transpirables y pieles flexibles.

• No debe molestar al uso, aunque sea nuevo.

• No usar calzado abotinado, porque no permite la movilidad del tobillo.

• La suela debe ser suficientemente flexible para permitir la movilidad de las articulaciones.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir