#AsíSopitas: Fallece Otto Warmbier, estudiante preso en Corea del Norte

La causa del deceso es un posible ataque respiratorio que le dejó sin oxígeno ni sangre en el cerebro

Otto Warmbier, el joven de 22 años de edad, falleció el pasado martes 20 de junio, siete días después de haber sido liberado por el régimen de Kim Jong-un por motivos humanitarios.

“Es nuestra triste obligación informar que nuestro hijo, Otto Warmbier, ha terminado su viaje de regreso a casa. Rodeado por su querida familia, Otto murió a las 2:20 de la tarde”, informaron sus padres a través de un comunicado.

Con daños cerebrales y atrofia muscular en brazos y piernas, el estudiante fue repatriado y hospitalizado en estado de coma en un hospital de Cincinnati, Ohio en Estados Unidos.

Según declaraciones de los padres al Washington Post, la explicación es que su hijo enfermó de botulismo, un mal provocado por alimentos envasados en malas condiciones, y tras tomar una pastilla para dormir, cayó en coma.

Tras una revisión, médicos estadounidenses descartaron que el joven hubiera sufrido de tal toxiinfección y tampoco han encontrado secuelas de maltrato físico. En su opinión, lo más probable es que Otto sufriera un ataque respiratorio que le dejó sin oxígeno ni sangre en el cerebro.

Por su parte, la agencia de viajes que organizó la visita de Warmbier y sus amigos a Corea del Norte, anunció que dejaría de prestar sus servicios para estadounidenses que quieran ir a dicho país.

¿Por qué estaba preso?

Otto estudiaba Economía en la Universidad de Virginia, en donde aprovechó una beca para continuar sus estudios en China. Durante su estadía en Asia, el joven compró un paquete turístico a una agencia de bajo costo para pasar el Año Nuevo en Corea del Norte.

Según sus acompañantes, en plena euforia de la fiesta, Warmbier, desprendió un cartel de una pared del hotel donde estaba hospedado, por lo que fue detenido por elementos de seguridad, y al saberse que era ciudadano estadounidense, terminó atrapado por el régimen de Kim Jong-un, bajo sospechas de espionaje.

En plena fiesta, el estudiante se coló a las oficinas del personal del hotel y, al parecer, se llevó un póster de propaganda norcoreana.

No fue hasta el dos de enero del 2016 que fue detenido en el Aeropuerto de Pyongyang, cuando pretendía abordar el vuelo de regreso a China y a los pocos días fue obligado a confesar su delito en televisión nacional.

Tras terminar su declaración y ser enjuiciado a 15 años de trabajo forzado, dos soldados se lo llevaron de la sala y esa fue la última vez que, a través de la televisión, su familia pudo verlo.

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir