¿Por qué cuesta tanto bajar de peso?

El sube y baja de la báscula es una pesadilla, pero tiene razones de ser más allá de tus pocas ganas de hacer dieta y ejercicio, cónocelas

¿Por qué no podemos bajar de peso?

Hay muchos factores que pasamos desapercibidos en nuestro día a día que nos hacen estar en una constante lucha con nuestro peso sin darnos cuenta.

Cuando nos proponemos bajar de peso y entrar a un estilo de vida más saludable, nos limitamos a pensar en la comida y el ejercicio como base de este objetivo; y aunque son factores clave para lograrlo, existen otros hábitos que dejamos de lado y que son cómplices para nuestra meta.

El sueño es un punto clave y está comprobado que el dormir poco tiempo está directamente relacionado con los problemas de peso, ya que se elevan los niveles de hormonas Ghrelin (las cuales cubren el fondo del estómago) estimulando el apetito de los alimentos ricos en carbohidratos.

Saltarse comidas, al contrario de lo que podría pensarse de si comemos menos, no engordamos, no es así, ya que cuando el cuerpo no recibe la cantidad adecuada de alimento, el metabolismo se vuelve más lento y la quema de calorías se ve directamente afectada.

¿Por qué ganamos peso después de bajarlo?

Gran porcentaje de la gente recurre a las famosas dietas "Milagro" que a corto plazo nos hacen perder peso, pero esto generalmente lo hacen sin supervisión de un especialista.

Normalmente suelen ser muy restrictivas y difíciles de llevar, rompen con un equilibrio y son dañinas para la salud.

Si de pronto basamos nuestra dieta en un consumo menor en calorías a las que estábamos acostumbrados, el cuerpo reacciona, se hace más eficiente y gasta menos energía, por lo que es más difícil la pérdida de peso.

Todo régimen alimenticio debe ser adaptado a las necesidades de cada paciente. No podemos restringirnos de ningún alimento base para el buen funcionamiento del organismo.

¿Por qué no nos gusta comer sano?

Es común que las personas se inclinen más por comer comidas altas en valor energético. Lo cual es contraproducente para el organismo.

El hecho está en que nos inclinamos a comidas de fácil alcance y rapidez como: papa fritas, chicharrones, bebidas azucaradas, etc.

Normalmente el comer sano esta relacionado con ser poco atractivo al paladar, pero existe una gran variedad de alimentos que podemos agregar en nuestra dieta y balancearla.

Recordemos que cada cuerpo tiene distintas necesidades y lo mejor es acercarnos con un especialista en nutrición que nos oriente y brinde las herramientas correctas para no descompensar nuestro cuerpo.

¿Por qué odiamos el ejercicio?

Hay estudios que afirman que gran parte de las personas les gusta pasar el tiempo realizando actividades sedentarias; pasan sentados la mayor parte del día, nos transportamos en carro, nos apegamos a la tecnología; dejando de lado la actividad física.

Todos estos hábitos inactivan el cuerpo y le generan un cierto grado de placer.

Es así que cuando intentamos cambiar estos hábitos y agregar alguna rutina de ejercicio es difícil seguirla.

Algunas de las razones por las que se abandona el ejercicio es el no ver resultados en corto plazo, apegarnos a una rutina, dificultad para realizar un esfuerzo físico,etc.

A muchas personas al inicio el cansancio que les produce el ejercicio les genera estrés, causando así un repele a la actividad.

Lo mejor es buscar alternativas para cada necesidad, de manera que el ejercicio no resulte una obligación si no parte de nuestro día a día de una manera dinámica , siempre bajo la supervisión de un experto.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir