Noticias virales

Así fue como la cola de una ballena salvó un vagón al descarrilarse

Un vagón de metro holandés fue salvado de un grave accidente, al descarrillarse; la cola de una ballena los salva de caer al precipicio

Así fue como la cola de una ballena salvó un vagón al descarrilarse

 Así fue como el vagón de un metro se salva de caer al precipicio gracias a la cola de una ballena. Esta es la historia.

Un vagón del metro se salva luego de descarrilarse en un segundo piso y quedó sostenido de la cola de una escultura de ballena, las imágenes en redes sociales se han viralizado.

PUEDES LEER: ¿Qué ocurrió con el youtuber Rata Política y el video que circula en redes?

Un vagón de metro se salva de milagro de un grave accidente / Redes sociales

Esto ocurrió con un vagón del metro holandés, que cerca de la estación del metro en Spijkenisse, en la ciudad portuaria de Rotterdam, se sale de la vía y termina en una obra de arte que son unas estructuras de ballenas.

El conductor del tren era la única persona a bordo y afortunadamente resultó ileso. La parte frontal del metro permaneció sostenida por la escultura a una altura de 10 metros, encima del agua. Las razones del incidente están siendo investigadas.

Vagón de metro holandés se descarrila y antes de caer es salvado por la “cola de una ballena" / Redes sociales

TE  PUEDE INTERESAR: ¿Cómo se tramitará la nueva licencia para motociclista en la CDMX?

Las esculturas de dos ballenas, que se sumergen en el agua dejando al aire libre sus colas, fueron construidas hace unos 20 años, en un parque ubicado debajo del metro aéreo y es en una de ellas fue la que detuvo y salvó al vagón de metro y a su conductor.

En la estación de metro De Akkers en Spijkenisse, un metro atravesó una cuadra de parada en la noche de domingo a lunes. El vagón aterrizó sobre una obra de arte y quedó suspendido a una altura de unos 10 metros.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir