Proponen que el doctor Mario Molina se haga cargo de estrategia vs COVID-19

El diputado federal del PAN, Iván Rodríguez Rivera, propone incluir al doctor Mario Molina, Premio Nobel de Química 1995, en el equipo de expertos a cargo de la estrategia sanitaria para combatir la pandemia de COVID-19.

De hecho, considera que por más que el gobierno federal se esfuerce en demostrar una supuesta estabilidad en el número de muertes y contagios, México no mejora y la negligencia del subsecretario Hugo López-Gatell avanza acercándonos hacia los 20 mil decesos por esta enfermedad en un tiempo muy acotado.

Por ello, mencionó que existe un camino viable para frenar la ola de contagios y hospitalizados en el país, la opción está, asegurò, en el doctor Mario Molina, Premio Nobel de Química, quien ha demostrado ser el hombre ideal para llevar las riendas de la estrategia sanitaria.

En un comunicado, informó que a través de un Punto de Acuerdo que presentará la próxima semana ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, solicitará al presidente Andrés Manuel López Obrador, incluir al doctor Molina como asesor del Comité Técnico de especialistas que determinan las causas de muertes y analizan la enfermedad del Covid 19.

Las aportaciones y experiencia del doctor Molina, pueden ser muy valiosas para detener y por fin, aplanar la pandemia, reto que el Gobierno no ha alcanzado. Y que las recientes declaraciones del doctor Mario Molina son convincentes y deben ser consideradas en los planes estratégicos que tiene la Secretaría de Salud para los estados, aseguró el legislador panista mexiquense.

Dijo que el uso de cubrebocas, las recomendaciones médicas y sus opiniones científicas, deben ser aprovechadas, ya que la novatez del subsecretario López -Gatell en este tema, hace que la pandemia se vuelva un patrón común entre la vida de los ciudadanos.

Según el diputado, Ivàn Rodríguez Rivera, otra de las bondades que traería consigo que el Premio Nobel se haga cargo de la estrategia, es que habría mayor credibilidad en las cifras y transparencia hacia la opinión pública.

Pues la 4T le ha dejado a los gobernadores y médicos una bomba de tiempo en sus manos, que por una conducción ajena a los criterios de objetividad, podría ser fatal al corto plazo.

Cargando