Presume AMLO logros de su Gobierno

Rechazó el nepotismo, el amiguismo y el influyentismo en su administración

México será una potencia económica y moral, así concluyó el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador con motivo del primer aniversario de su triunfo en las urnas. El mandatario dijo que este mismo año su gobierno terminará de arrancar del país al régimen corrupto que había prevalecido.

En un discurso de más de hora y media de duración, López Obrador enumeró los logros alcanzados en los primeros siete meses de su administración.

Dijo que ya no se permiten la corrupción desde la presidencia de la República, rechazó el nepotismo, el amiguismo y el influyentismo.

Tras enumerar los resultados del combate del robo de combustible, la política de austeridad y los programas sociales, reiteró que se ha reducido la injusticia en la distribución del ingreso e insistió en su frase de campaña “No hay gobierno rico con pueblo pobre”. Sobre la falta de medicamentos prometió que muy pronto, todos los mexicanos recibirán atención médica y medicinas gratuitas, incluso quienes hoy no tienen seguridad social.

López Obrador presumió el reparto de recursos públicos sin intermediarios a todos los que más lo necesitan, se acabó el clientelismo, el moche y la corrupción.

Sobre la relación con Estados Unidos señaló que existe una relación de respeto, que nos ha permitido evitar la confrontación. Aseguró que el acuerdo migratorio que nos obliga a ser más estrictos en la aplicación de la Ley nos permitió superar una crisis económica.

El presidente garantizó el respeto a los derechos humanos de los migrantes centroamericanos y señaló que uno de los objetivos de su gobierno es evitar que los mexicanos emigren por necesidad.

Hizo énfasis en la creación de la Guardia Nacional, agradeció a las fuerzas armadas por aceptar el desafío de atender la seguridad pública y reiteró que no se tolerará la tortura ni otra violación a los derechos humanos.

Andrés Manuel López Obrador habló de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), dijo que su Gobierno es víctima de un sabotaje legal pero que será respetuoso en el proceso de autorización del estudio de impacto ambiental para la terminal aérea de Santa Lucía.

Cargando