El Canal de Panamá se ha fortalecido como un atajo marítimo

A casi cinco meses de la inauguración del Canal de Panamá, esta vía se ha fortalecido como un atajo marítimo.

Por Mónica Romero enviada especial a Panamá.

A casi cinco meses de la inauguración del Canal de Panamá, esta vía se ha fortalecido como un atajo marítimo para ahorrar distancia, tiempo y costos en él transporte de todo tipo de mercancía.

Al cierre del año fiscal 2016 registró el tercer mayor tonelaje anual en su historia, con 330.7 millones de toneladas, según lo informó la Autoridad del Canal de Panamá.

Tan sólo durante el primer mes, por la ampliación pasaron 55 barcos que generaron ingresos por más de 20 millones de dólares.

El rubro de los contenedores se mantiene como el número uno, con más del 36 por ciento de la carga total recibida.

El segundo sitio lo ocupan los graneleros con los otros segmentos importantes por tonelaje fueron graneleros con 65.6 millones petroleros con 55.0 millones de toneladas y los transportadores de vehículo 46.7 millones.

En entrevista para W Radio, Luis Ferreira, vocero oficial del Canal ampliado, la carga y el tamaño de los buques se ha triplicado y se ha llegado a cobrar hasta 800 mil dólares por un buque grande.

El buque más grande del mundo, cruzó por las esclusas de la ampliación del Canal de Panamá el pasado ocho de Septiembre.

Otro de los logros de esta vía fue la introducción del segmento de gas natural licuado.

Las nuevas esclusas del canal tienen una longitud de 427 metros de largo, por 55 de ancho, con una profundidad de 18.3 metros de profundidad.

Para su construcción fueron necesarios 4.4 millones de metros cúbicos de hormigón, 16 compuertas que en conjunto pesan 50.000 toneladas y el trabajo de 30.000 personas a lo largo de nueve años.

Se requirió el concurso de 30.000 trabajadores y tuvo un costo de 5.450 millones de dólares.

El primero el en estrenar la ampliación del Canal de Panamá fue un buque chino con capacidad para 9.400 contenedores.

Esto ocurrió el pasado 26 de junio por la esclusa Agua Clara, del lado del Atlántico, y salió al Pacífico a través de la esclusa Cocolí tras haber recorrido cerca de 80 kilómetros.

Ese día la llegada del buque a Agua Clara fue celebrada con fuegos artificiales, prensa de todo el mundo, música y aplausos.

Hoy a casi cinco meses, el vocero del Canal ampliado, Luis Ferreira, explicó a W Radio, que hay nuevas metas, como es la construcción de un puerto en ambos lados, el Atlántico y el Pacífico.

Desde 1914 por el Canal de Panamá se mueve cerca del seis por ciento del comercio de todo el mundo.

Y además del comercio, el abrir y cerrar de las compuertas, el pase de los buques y el vaciado y llenado de agua de las esclusas, se ha convertido en un centro de atracción turística.

Cargando