Descubrimiento en pirámide podría cambiar lo que sabemos sobre los Mayas

FOTO: Cuartoscuro.com

Palenque es una ciudad maya rodeada de manantiales y arroyos en medio de la selva chiapaneca. El lugar, fue pensado y construido por sorprendentes arquitectos que aplicaron conocimientos en ingeniaría hidráulica.

¿Cómo se sabe eso? El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha descubierto un sistema hidráulico debajo de la tumba del rey Pakal en Palenque, Chiapas.

Este hallazgo es tan importante que modifica la teoría sobre cómo se construyó la pirámide. Y no solo eso, da unión a la creencia del ajuar con el que fue ataviado Pakal “El Grande”, el poseía unas orejeras con un epígrafe que narraba cómo, para ser recibido por el dios del inframundo, el difunto debía sumergirse en el agua.

Cuando fue descubierta en 1952, se creía que la tumba era el punto de partida para la construcción de la pirámide, sin embargo, este hallazgo indica que más bien el centro sobre el que se formó la pirámide era un manantial, el cual alimentaba a todo el sistema acuífero de Palenque.

El canal está construido con hileras horizontales de piedras talladas unidas con rayuela y arcilla plástica; el tamaño del conducto es casi cuadrado con 50 centímetros de largo por 40 de ancho, mientras el piso es de roca caliza tallada y con una longitud de 17 metros. Cuando se encontró, el agua todavía mantenía su curso.

El logro arquitectónico es fascinante, porque el sistema permite drenar el Templo de las Inscripciones a 2.70 metros de profundidad, hacia la plaza frente a él, mientras debajo del edificio, el canal principal continúa en línea recta hasta ensancharse nueve metros y formar un vertedero.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir