Lamentan López Obrador y Ebrard el linchamiento de policías en Tláhuac

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Seguridad Pública, Marcelo Ebrard Casaubon, prometieron castigo para los responsables del linchamiento de tres policías, en el poblado de San Juan Ixtayopan, en la delegación Tláhuac.

México D.F.- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Seguridad Pública, Marcelo Ebrard Casaubon, prometieron castigo para los responsables del linchamiento de tres policías, en el poblado de San Juan Ixtayopan, en la delegación Tláhuac.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario local indicó que bajo ningún motivo ni pretexto nadie tiene derecho a hacerse justicia por propia mano.

López Obrador puso a disposición de las autoridades federales toda la colaboración necesaria para que se esclarezcan los hechos, se detenga a los responsables y se evite que se repitan situaciones de este tipo; asimismo, pidió no politizar este caso.

Por su parte, Ebrard Casaubon justificó la tardanza de los elementos de seguridad a la zona argumentando distancia y dificultad para reunir a un contingente suficientemente numeroso que pudiera contener a los cerca de dos mil vecinos de San Juan Ixtayopan que participaron en el linchamiento.

"El problema es que en el momento en que empieza el linchamiento y lo que te lleva congregar las fuerzas, ellos ya habían acelerado el linchamiento. No hubo tolerancia, no nos confundamos, para llegar a un lugar que se tarda quizás de 1,30 a 2 horas", explicó Marcelo Ebrard.

Reconoció que llegaron al lugar dos horas después de que inició el problema y cuando ya habían sido quemados dos elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP).

El titular de la Secretario de Seguridad Pública (SSP) precisó que en esa zona hay pocas bases de policías, que los accesos al poblado son escasos, pero además que los mismos habitantes evitaron que los uniformados llegaran antes porque bloquearon algunas calles.

Se podía -dijo- reunir en un primer momento a cerca de cien elementos, pero hubieran sido insuficientes para enfrentar a los dos mil vecinos. Marcelo Ebrard indicó que tuvieron que esperar a juntar a unos 600 policías para que lograran imponer el orden.

Aseguró que la SSP actuó en apego a sus facultades y tan pronto como pudo, prueba de ello, indicó, es que llegaron antes que la Policía Federal Preventiva.

Explicó que si los representantes de los medios de comunicación llegaron antes fue porque "no es lo mismo que una persona se abra paso con cámara y micrófono entre una multitud, que hacer lo mismo con 600 policías".

Ebrard Casaubon anunció que para evitar que se presenten nuevamente situaciones como la del martes, se emplazarán dos bases policiacas en la zona con participación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y cada una contará con 300 elementos.

Esos elementos, subrayó apoyarán también a demarcaciones como Milpa Alta y Xochimilco.

Reiteró la disposición de la dependencia que encabeza de colaborar con la PGJDF, la PFP y la Secretaría de Seguridad Pública Federal para esclarecer estos hechos.

Subrayó que no es momento de recriminaciones mutuas y adelantó la posibilidad de que el caso sea atraído por la Procuraduría General de la República (PGR) pues las víctimas eran servidores públicos federales.

Anunció que un contingente permanecerá en el lugar para apoyar las investigaciones del Ministerio Público a fin de dar con los responsables.

Autoridades lamentan lo ocurrido...

La secretaría de Seguridad Pública (SSP) de México condenó el miércoles el linchamiento de tres policías, dos de los cuales fallecieron.

Los hechos se registraron "por la anarquía que se vive en esta delegación y en las inmediaciones, ya en Milpa Alta habían ocurrido (en 2002) hechos similares. Tenemos indignación", dijo a la prensa Ramón Martín Huerta, secretario federal de Seguridad Pública.

La noche del martes, tres efectivos de la Policía Federal Preventiva (PFP) que oficialmente realizaban trabajo de inteligencia e investigación antinarcóticos en la delegación Tlahuac de la capital, fueron capturados por los lugareños, quienes creyeron que se trataba de secuestradores.

Los tres policías, además de ser golpeados, fueron rociados con gasolina y quemados vivos. Dos de ellos fallecieron en el lugar, mientras el tercero se debate entre la vida y la muerte en un hospital.

El titular de la SSP, dependencia que maneja a la Policía Federal Preventiva, lamentó que las autoridades locales no hayan actuado para evitar los asesinatos.

"Yo no tengo ningún registro, no tengo ninguna llamada de la delegada (del lugar) donde notifique esta preocupación, no tenemos la constancia de la actuación de la policía de Tlahuac, ahí tienen una corporación de 420 elementos", apuntó Ramón Martín Huerta.

Así fueron los hechos...

El linchamiento fue realizado por habitantes de la población de San Juan Ixtayopan, en una de las zonas semirurales de la Ciudad de México.

Los atacados, miembros de la Policia Federal Preventiva (PFP), realizaban una investigación sobre narcotráficio en la zona y fueron acusados por sus agresores de ser secuestradores, según el parte oficial de los hechos.

Las autoridades tardaron cerca de hora y media en poder llegar al lugar con una fuerza suficiente para detener a los linchadores, quienes lograron quemar a dos. El tercero fue rescatado por la policia de la capital en medio de fuertes disputas con los habitantes de la zona.

Los familiares de los tres oficiales han declarado a la prensa que las autoridades "los dejaron solos" y que por ello ocurrió la tragedia.

La delegación Tlahuac, donde se encuentra el pueblo donde ocurrió el linchamiento, ha sido desde hace varios meses patrullada por diversos cuerpos policiales federales y de la ciudad debido a las denuncias de narcotráfico al menudeo, robo de autos y otros delitos.

Algunos pobladores de la zona indicaron a la prensa, sin identificarse, que los policias fueron linchados porque fotografiaban a adolescentes frente a una escuela y porque en la zona han ocurrido recientemente secuestros.

Tras los hechos, los políticos de todos los partidos, así como diversas personalidades, han condenado el que pobladores de algunas comunidades del país, aduciendo "usos y costumbres", decidan hacer justicia por su propia mano en forma violenta.

Solo este año han ocurrido en la capital y en los municipios que la rodean del Estado de México unos 10 linchamientos contra presuntos delincuentes, en los que por lo menos en dos ocasiones murieron los que fueron acusados.

Además, aunque con menos impacto, hechos de esa naturaleza también han ocurrido en poblaciones alejadas de otros estados de México, en muchos casos con la muerte de los acusados.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir