Con Martha Debayle

La sexualidad y el judaísmo: mitos, realidades y lo que ni te imaginabas

Hoy les traje a nuestro rabino Jonathan Gilbert desde Israel y les vamos a contar todo lo que ni se imaginaban de la sexualidad en el judaísmo

ACAVAmos ien
Martha Debayle: La sexualidad y el judaísmo: mitos, realidades y lo que ni te imaginabas

Rabino Jonathan Gilbert, Vive en Jerusalén, Israel. Forma parte del programa “Manhigut Toranit” de liderazgo judío en Israel y la diáspora.

YouTube: Jonathan Gilbert // rabinojonathan.wordpress.com

Pelucas:

• La Torá dice que una mujer casada NO PUEDE estar en un lugar público (o semi-público) con el pelo descubierto.

• El motivo detrás de esta ley es parte de las leyes de recato, tzniut, que indican que una persona, hombre o mujer, debe mantener un balance sano entre aquello que es público y lo privado.

• Tzniut significa mantener hábitos discretos, habla tranquila y afectos expresados en privado Esto no es simplemente una serie de sutilezas de comportamiento, una especie de guía bíblica para la etiqueta, sino una filosofía de vida.

• El cabello de una mujer se asume suficientemente hermoso para reservarse para la pareja.

• El tema la PELUCA ha sido discutido por muchos rabinos y ha sido un tema de mucho debate.

• Algunos dicen que una peluca no se debe usar, ya que no es una buena cobertura, ya que sigue siendo el pelo de una mujer.

• La costumbre) en la mayoría de las comunidades Ashkenazim es permitir el uso de la peluca. Incluso si parece que fuera su propio cabello. Sin embargo, en algunas comunidades Jassidikas permiten una mujer casada a usar peluca solo si tienen una cubierta sobre la peluca.

• Hay una controversia en la comunidad Sefardi si una mujer casada puede usar una peluca o no por las razones que ya explicábamos.

Menstruación:

• Niddah es el período posterior a la menstruación, cuando una pareja judía se separa. El período de niddah es un tiempo, que generalmente dura doce días, cuando la ley judía prohíbe las relaciones conyugales. Niddah comienza con el inicio de la menstruación y se completa con la inmersión de la mujer en una mikvah, un baño ritual.

• Dado que las relaciones conyugales están prohibidas durante el niddah, el esposo y la esposa duermen en camas diferentes.

• Se han instituido muchas otras prácticas para aliviar la tentación de una relación sexual. Este es un momento para fortalecer aspectos más profundos de la relación. Una pausa en la cercanía física se puede utilizar para desarrollar aquellos aspectos que se encuentran más allá del contacto físico.

• Después de que hayan transcurrido un mínimo de cinco días, si el flujo se ha detenido, la mujer comienza a prepararse para la reunificación física de la pareja. Comienza asegurándose de que haya siete días libres de sangre menstrual. Ella hace esto haciendo un examen interno todos los días con un paño suave y blanco.

Adulterio:

• El adulterio (relaciones sexuales entre una mujer casada y un hombre que no sea su esposo) es la única ofensa sexual registrada en los Diez Mandamientos.

• Se considera uno de los tres pecados (junto con la idolatría y el asesinato) que las personas deben evitar incluso ante una amenaza de muerte.

• La característica distintiva del pueblo judío ha sido, históricamente, la estabilidad de la vida familiar. Quien comete adulterio viola e ignora esta tradición sagrada.

• Rav Abraham Ibn Ezra (siglo XII), dice que el adulterio también profana el mandamiento de “ama a tu prójimo como a ti mismo”. El adulterio es un GRAVE PECADO en contra del prójimo, ya que implica tratarlo de una forma en que a nadie le gustaría ser tratado.

• Maimónides explica el adulterio con palabras poderosas y eternas. Él dice que el objetivo de la creación es establecer “shalom bait”, armonía entre el esposo y la esposa. El adúltero destruye esa armonía y, en el proceso, socava el objetivo mismo de la creación.

Los judíos y el sexo premarital:

• La actitud del judaísmo hacia el sexo premarital es intrigante.

• La Torá no lo proscribe, como lo hace con muchos otros tipos de relaciones sexuales, y el hijo de tal unión no se considera mamzer (ilegítimo).

• SIN EMBARGO, el sexo conyugal se considera ideal y tradicionalmente no se aprueba el sexo prematrimonial.

Sexo dentro versus fuera del matrimonio:

• La actitud negativa hacia el sexo prematrimonial, en gran medida, refleja la actitud abrumadoramente positiva hacia el sexo dentro del matrimonio. El matrimonio se conoce como kiddushin, mismo que viene de la palabra hebrea para “santo”. En el judaísmo, las cosas sagradas son cosas que se apartan y se vuelven especiales y únicas.

• Cuando el sexo se reserva para el matrimonio, también se considera sagrado. La mayoría de las autoridades judías desaprueban el sexo prematrimonial porque no tiene lugar dentro del contexto de kiddushin.

Anticonceptivos:

• El tema de planificación familiar incluye dos preguntas halájicas separadas:

1. ¿Cuándo le está permitido a la pareja evitar el embarazo deliberadamente?

2. ¿Qué métodos anticonceptivos están permitidos?

• P'rú ur'vú, "sean fructíferos y multiplíquense” es la primer mitzvá en la Torá. Esta es la mitzvá de tener hijos. Curiosamente, solo los hombres están técnicamente obligados a tener hijos. Ya que obviamente no pueden hacer esto solos, halájicamente cabe de esperar que contraigan matrimonio. Una mujer es ciertamente una socia esencial en el cumplimiento de esta mitzvá y en merecer su recompenza.

¿Cuántos hijos se necesitan?

• Se considera que un hombre cumplió con el precepto bíblico de ser “fructífero y multiplicarse” cuando tiene un hijo y una hija que se reproducen.

¿Cuándo está perimitida la anticoncepción?

• Todas las decisiones acerca de la anticoncepción se deben tomar junto a un rabino. Normalmente es más fácil permitir la anticoncepción una vez que se tenga un niño y una niña, al menos. La anticoncepción se puede permitir cuando hay una necesidad médica clara. De hecho, a una mujer que podría poner en peligro su vida al estar embarazada o dar a luz se le exige que controle la natalidad, debido a que casi todas las mitzvot se suspenden cuando la vida está en peligro.

• La Torá ve a los niños como una gran bendición, y el comienzo de una familia como un elemento integral del matrimonio. Por ende, el ideal halájico no es utilizar anticonceptivos al comienzo del matrimonio (a menos que sea requerido médicamente).

Pornografía:

• La ley judía tradicional se opone firmemente a la pornografía. El Shulján Aruj prohibió incluso mirar el dedo de una mujer o su ropa cuando condujera a pensamientos y acciones impuras. Varias fuentes bíblicas también se invocan rutinariamente como base para prohibir la pornografía. Además, la tradición judía enfatiza la importancia de la modestia y la privacidad en la conducta de las relaciones sexuales, y la literatura rabínica temprana expresa un temor considerable sobre el impacto de los pensamientos sexuales impuros.

• En los últimos años, la fácil disponibilidad de pornografía en línea ha provocado una seria alarma, particularmente en el mundo ortodoxo. Los rabinos ortodoxos han emitido edictos estrictos sobre el uso de Internet, y han surgido varias organizaciones para ayudar a aquellos que luchan contra la adicción a la pornografía. GuardYourEyes, un sitio web ortodoxo respaldado por varios rabinos ortodoxos prominentes ofrece una amplia gama de herramientas para aquellos que luchan contra la adicción, incluidos grupos de apoyo, correos electrónicos diarios y software de filtrado.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir