Con Martha Debayle

Secuelas COVID: Trombosis venosa profunda

Las personas que se han recuperado de COVID-19, especialmente aquellas con broncas cardiovasculares, tienen un mayor riesgo de desarrollar trombos

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Manuel Marquina, Angiólogo y Cirujano Vascular y Endovascular. Certificado por el Consejo Mexicano de Angiología y Cirugía Vascular. Miembro de la Sociedad Mexicana de Angiología y Cirugía Vascular. Experto en el tratamiento de várices, accesos vasculares, enfermedad arteria femoral, enfermedades de carótidas, aneurisma de aorta abdominal y accesos vasculares.

TW:@DManuelMarquina // ABC Campus Santa Fe consultorio 415// T 16 64 70 90

¿Qué es?

• Es cuando se forma un coágulo sanguíneo en una vena profunda, generalmente pasa en las piernas.

• Este tipo de coágulo es peligroso porque puede desprenderse y desplazarse por la corriente sanguínea hasta bloquear las arterias del pulmón y provocar lesiones permanentes o la muerte.

• Depende de dónde se forme, puede provocar trastornos importantes como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y embolia pulmonar.

Trombos como secuela de COVID 19:

• Un equipo de científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nanyang, Singapur, ha demostrado que las personas que se han recuperado de Covid-19, especialmente aquellas con broncas cardiovasculares, tienen un mayor riesgo de desarrollar trombos. Esto se debe a que experimentan una respuesta inmune más prolongada e hiperactiva.

• De hecho, estos pacientes tienen más riesgo que aquellos que tienen otras enfermedades, así como aquellos pacientes con antecedentes de trombosis.

• No se sabe exactamente durante cuánto tiempo se mantiene ese riesgo de sufrir trombosis

• En el escenario del COVID-19, el 80% de los trombos se producen en el sistema venoso y suelen generarse en las extremidades inferiores, o ya en el pulmón, en la arteria pulmonar o en sus ramas.

¿Por qué pasan otro tipo de trombos?

• Hay varias causas: Causas locales por una mala circulación o causas sistémicas, o sea, enfermedades de la coagulación.

• La causa más frecuente es cuando alguien ha estado mucho tiempo acostado o sentado. También puede observarse después de una cirugía pélvica o abdominal baja que complique a la circulación venosa como sucede en las cirugías ginecológicas o de próstata. En algunas personas puede ocurrir cuando permanecen sentados en viajes largos, sobretodo en pacientes con várices previas.

• Y, las enfermedades en las cuales el paciente tiene un sistema de coagulación muy activo por ejemplo en quienes toman hormonales como los anticonceptivos, en pacientes con cáncer o en otras enfermedades específicas como el síndrome de antifosfolípidos.

¿Cuáles son los síntomas y signos?

Aproximadamente la mitad de las personas con TVP no tienen síntomas sino hasta que un coágulo le bloquea una vena principal pudiendo presentar

• Moretón en pie, pierna o muslo.

• Aumento de temperatura en el sitio afectado.

• Enrojecimiento.

• Dolor intenso en la pierna.

• Calambres en la pierna durante la noche.

• La piel de las piernas o de los pies se torna azulada.

Además del COVID, El riesgo de desarrollar TVP es mayor si:

• Estás sentado por mucho tiempo.

• Estás inmovilizado o en cama.

• Has tenido cirugía ortopédica.

• Te has fracturado la cadera o la pierna.

• Has tenido cirugía de la pelvis.

• Tienes sobrepeso.

• Has tenido un derrame cerebral.

• Tienes venas varicosas.

• Tienes ciertos tipos de cáncer.

• Estás embarazada.

• Usas anticonceptivos.

• Enfermedades como Lupus, o algún síndrome procoagulante (antifosfolípido)

• Si fumas

¿Cómo se diagnostica?

• El diagnóstico es inicialmente clínico auxiliado por los antecedentes y por lo abrupto del cuadro junto a los datos de la exploración, sin embargo el especialista es quien tiene que hacer un estudio ultrasonido Doppler que consiste en escuchar el flujo sanguíneo venoso el cual se escuchará disminuido o interrumpido.

• Puede hacerse en casos especiales pletismografía y venografía con contraste.

La pletismografía consiste en medir mediante un manguito de presión en el brazo o en la pierna cuánto tardan las venas en vaciarse.

El ultrsonido doppler de las venas muestra el sitio del coágulo y la extensión de la obstrucción.

La venografía con contraste se usa cuando los otros estudios no dan un diagnóstico concluyente; se inyecta un medio de contraste en el árbol venoso mientras que se obtienen radiografías, en general muestra cualquier bloqueo en el flujo venoso.

¿Cuál es el tratamiento?

• Debe tratarse en medio hospitalario sobretodo cuando existe el riesgo de desprendimiento del coágulo

Anticoagulación: Para tratar la TVP se usan anticoagulantes (medicamentos que evitan la coagulación) de preferencia por vía venosa y en Hospital en donde se registran los tiempos de coagulación para evitar niveles riesgosos que ocasionen hemorragias. Una vez superada la fase aguda, se puede continuar el tratamiento oral en casa.

Reposo y vendaje compresivo: El reposo en cama es imprescindible en los primeros días del evento para evitar el desprendimiento del coágulo. OJO, el vendaje compresivo está prohibido en los primeros días del problema, pero una vez salvada la fase aguda podrá aplicarse y se incentivará el uso de media elástica en el tratamiento crónico.

El papel de los anticoagulantes:

• Son fármacos que impiden la coagulación de la sangre, evitando por tanto, la formación de coágulos o impidiendo su crecimiento y favoreciendo su disolución (desaparición) en caso de que ya se hayan formado.

Recomendaciones para los pacientes anticoagulados:

• Tomar la dosis exacta que tu médico indique y nunca cambiar la dosis sin autorización médica.

• El ácido acetil-salicílico (Aspirina®, Adiro®,Tromalyt®, A.A.S®, etc), sus derivados (Solusprin®, Disgren®, etc) y los medicamentos que lo contienen (muchos preparados antigripales) aumentan el efecto de los anticoagulantes y el riesgo de sangrado.

• Por el mismo motivo (aumento del riesgo de sangrado), no se deben tomar antiinflamatorios en general, ya que interfieren con el tratamiento de forma importante. Sí puedes tomar para el dolor o fiebre: Metamizol (Nolotil) o Paracetamol (Termalgin, Gelocatil, etc).

• Prohibidas las inyecciones profundas, por ejemplo, intramuscular o intraarticular.

• La aparición de dolor de cabeza intenso y de inicio brusco o la aparición repentina de dificultad para el habla, pérdida de fuerza o trastornos de la visión requieren valoración médica inmediata.

• Tan pronto haya sospecha de embarazo, adviértalo al médico que le controla la coagulación.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir