Con Martha Debayle

Contrato prenupcial: ¿Por qué todos deberíamos tener uno?

Les vamos a decir por qué es una buena idea hacer un convenio de capitulaciones matrimoniales, todos los problemas que se van a evitar si lo hacen

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Ana María Kudisch, licenciada en Derecho, Máster en Derecho de Familia por el Instituto de Ciencias Jurídicas y Estudios Superiores de la Facultad de Estudios Superiores. Con más de 30 años de experiencia.

kudischabogado.com.mx / 55 1107 8604 - 55 1107 8605 / IG: kudisch_abogados

¿Qué regímenes existen para casarse?

• Sociedad conyugal: En este régimen el patrimonio de ambos forma uno solo, común para ambos. Esto incluye tanto el patrimonio que cada uno tenía antes de casarse como lo que adquieran durante la unión

• Separación total de bienes: En este régimen el patrimonio de cada cónyuge y su administración se mantienen separados antes y durante el matrimonio. O sea, “lo que es mío es mío y lo que es tuyo es tuyo”.

• Participación en los gananciales: Aquí el patrimonio de cada cónyuge y su administración también se mantienen por separado, sin embargo, si es que deciden divorciarse, se verá el patrimonio de cada cónyuge, y aquel que haya adquirido mayor cantidad de bienes deberá compensar al que obtuvo menos.

¿Cómo sé cuál me conviene?

• Todo depende de la situación actual con tu pareja, la confianza y la comunicación son la base de toda relación.

• Lo ideal es que antes de casarse, hablen del tema del dinero y lleguen a acuerdos si lo que tienen seguirá siendo de cada quién o están dispuestos a compartir tanto ganancias como deudas.

• Si ya contrajiste matrimonio y deseas saber cuál es tu situación patrimonial, revisa en tu acta de matrimonio el régimen bajo el que estás casado, y las cláusulas que pactaste con tu cónyuge respecto a los bienes que tengan y adquieran.

• Los códigos civiles de los estados pueden variar, entonces los detalles consúltalos en el de tu entidad.

¿Qué es un contrato prenupcial?

• El nombre correcto es Convenio de Capitulaciones Matrimoniales, y es un acuerdo donde los futuros esposos acuerdan qué régimen es el que van a escoger y cómo se han de administrar los bienes durante su matrimonio.

¿Por qué hacerlo?

• Primero porque es una obligación y un requisito para contraer matrimonio. Todos los que se quieran casar tienen que escoger un régimen patrimonial.

• Segundo porque el hacerlo da claridad y transparencia patrimonial a su matrimonio. Esto significa que a partir del primer minuto en el que estén casados la pareja sabrá qué es de cada quien.

• Tercero hoy en día se vuelve una necesidad para el entorno familiar, ya que con esto se dará claridad sobre qué pasará con lo que se herede o se dé a alguno de los esposos.

¿Quién tiene que hacerlo?

• Todas las personas que contraen matrimonio civil.

• Existe la idea de que solo lo deben de hacer quienes tienen bienes o los famosos. La realidad es que todos los matrimonios están llamados a formar un patrimonio, así sea un coche, una casa, una cuenta bancaria, un terreno, un negocio, una deuda, una herencia, etcétera.

• Lo que sea que adquieran ya implica un patrimonio por lo que resulta importante dejar claridad sobre lo que es de cada uno, y lo que será de los dos.

Pros de hacer capitulaciones matrimoniales:

• Queda establecido el régimen patrimonial desde el principio del matrimonio.

• Los dos saben qué tienen, qué quieren compartir y qué quieren construir juntos.

• La pareja podrá planificar su vida patrimonial.

• Habrá transparencia desde el primer minuto en que estén casados sobre qué es de cada uno.

• En caso de divorcio las reglas son claras sobre cómo han de repartirse los bienes.

• El hablar sobre temas de pareja y patrimonio genera solidez en la relación.

Contras de no hacer capitulaciones matrimoniales:

• Dicen que uno se casa con una persona y se divorcia de otra. Al no hace capitulaciones matrimoniales, y en caso de divorcio, siempre habrán problemas por la división de bienes.

• No habrá certeza de qué es de cada uno. El formato del registro civil no es claro y esto puede generar problemas.

• En caso de deudas de uno de ellos puede llegar a cobrarse con bienes del otro, si es que se casaron en sociedad conyugal.

• La familia tendrá la duda sobre qué pasará con lo que lleguen a heredar.

 ¿Qué se necesita para hacerlo?

• La pareja tiene que definir sobre qué régimen desean casarse.

• Después, se hace el contrato, de acuerdo a lo que cada pareja quiera.

¿Qué contiene?

• Lista de los bienes de los que cada uno dentro de la relación sea dueño

• Las deudas que tiene cada uno y si será la sociedad la que responda por ellas

• Los bienes que tendrá la sociedad conyugal o, en su caso, el régimen mixto.

• La declaración sobre los productos de su trabajo, decidir si formará parte de la sociedad

 • Las deudas que se contraigan durante el matrimonio y si serán exclusivas de cada uno o de los dos.

• Definir quién se encargará de la administración de los bienes durante el matrimonio.

• La forma en que serán liquidados los activos y pasivos en caso de que ya no deseen permanecer en sociedad conyugal o si quieren cambiar de régimen.

¿Ante quién se presenta el convenio?

• El convenio es presentado junto con la solicitud de matrimonio ante la oficina del Registro Civil donde han decidido casarse.

¿Qué pasa cuando llega el divorcio?

• Llegado un mal camino del divorcio el convenio de capitulaciones será necesario para determinar cómo se han de repartir activos y pasivos de la relación.

• La ley señala que llegado el divorcio se tiene que ver si hay deudas en común y cómo se han de liquidar, y en caso de haber un remanente o sobrante a favor se tiene que repartir entre los cónyuges.

• El convenio será en su caso requerido por el Juez para determinar cómo se han de repartir todos y cada uno de los bienes. El haber hecho capitulaciones matrimoniales implicará una separación patrimonial mucho más sencilla dado que el tema se habló en el mejor momento de la relación.

Los acuerdos prenupciales más raros de los famosos:

• Beyoncé y Jay-Z: Cuando se casaron firmaron un acuerdo prenupcial en el que al separarse, ella recibiría cinco millones de dólares por cada hijo con el rapero, actualmente tienen tres, además también ella obtendría un millón por cada año de matrimonio. Están próximos a celebrar su decimotercer aniversario de bodas.

• Justin Timberlake y Jessica Biel: Su acuerdo prenupcial estipula que si él es infiel, ella recibirá una suma de 500 mil dólares por los "daños ocasionados".

• Mark Zuckerberg y Priscila Chan: El contrato prematrimonial entre ellos tendría, entre otras cláusulas, y a petición de ella, verse en persona y en lugares públicos al menos una vez por semana con una duración mínimo de 1:45 hrs.

• Nicole Kidman y Keith Urban: En el contrato, Nicole habría establecido que si el cantante volvía a caer en las drogas, perdería una parte de la fortuna de su pareja. Y si su conducta era correcta, recibiría, como premio, 640 mil dólares por año de casados.

• Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas: Los actores pactaron que ella recibiría tres millones de euros y un millón de dólares por cada año que estuvieran juntos. Además tendría que sumarse una suma de cinco millones de dólares por cada infidelidad de Michael.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir