Con Martha Debayle

Amor que nutre vs amor que intoxica

¿Cuántas de sus acciones son de verdad por la razón de “hago esto porque te amo” y no porque están ejerciendo un tipo de control sobre sus hijos?

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Vidal Schmill, Pedagogo, especialista en Desarrollo Humano. Autor del libro “Disciplina Inteligente”, best-seller con más de 500,000 ejemplares vendidos y “Berrinches, su manejo eficaz”.

TW: @escuela_padres // escuelaparapadres.com

“No ser amado es una simple desventura.

La verdadera desgracia es no saber amar”

Albert Camus

1. La mayoría de las madres y padres utilizan la palabra AMOR para justificar cualquier acción, incluso algunas dañinas en sus resultados.

2. Así como hay alimentos que nutren, hay otros que intoxican. De la misma forma ocurre con el amor. Hay formas de amar que alimentan y nutren y otras que intoxican y enferman, tanto a quien lo recibe como a quien lo da.

3. Amores que intoxican. Algunas características:

• Generan dependencia enfermiza.

• Exigen exclusividad de atención que conducen a episodios de celos.

• Producen temor debido a episodios de violencia física y abuso.

• Intento constante de control. Apariencia, amistades, etcétera.

• Amenazan con el abandono o ataques.

• Producen sufrimiento por maltrato emocional y burlas constantes.

• Frecuentemente hay descalificaciones, ataques, invalidaciones y faltas de respeto.

• “Generosidad” neurótica.

4. Dos cosas pueden ir mal en la infancia (Donald W. Winnicott):

• Cuando ocurren cosas que no deberían ocurrir. Es decir, experiencias de abuso y abandono

• Cuando cosas que deberían ocurrir, no ocurren. Carencia de atención armoniosa, sin estrés, sin distracciones de los padres. La carencia de un progenitor disponible emocionalmente.

5. Los hijos no sólo desean independencia, necesitan sentir presencia. Contrariamente a lo que se cree comúnmente, los niños [incluso los adolescentes] no sólo presionan por lograr independencia, presionan para tener contacto y conexión.

6. Síntomas de huella de abandono:

  • Intentos irracionales por “ser compensado(a)”
  • Relaciones demandantes y dolorosas
  • Exigencias exageradas sin dar a los demás nada equivalente a cambio.
  • Vacío existencial, crónicamente insatisfecho(a). “Nunca es suficiente”.
  • Olvido de sí mismo(a) a través de lo que obtiene
  • Apegos y conductas compulsivas para cubrir vacíos

7. “Educación” desde la huella de abandono:

  • Ningún límite a los hijos [acepta maltrato de los hijos]
  • Sobreprotección y relación asfixiante [maltrato bien intencionado]
  • Ansiedad y miedo a que los hijos se vayan o no los quieran más
  • Compensación ”para darles lo que uno nunca tuvo”.
  • Sacrificio y abnegación por los hijos(as) [negación de sí misma(o)]
  • Apegos y conductas compulsivas respecto a los hijos para cubrir vacíos

 9. Indicadores de huella de amor en la educación de los hijos:

  • Presencia.
  • Cercanía emocional.
  • Cuidado.
  • Protección.
  • Comunicación No-Violenta.
  • Buen trato físico y psicológico.
  • Límites sensatos y Disciplina inteligente.
  • Amor incondicional.

10. Los elementos del amor nutricio (E. Fromm):

• Cuidado (Quien te ama te cuida. Tú cuidas los que amas)

• Responsabilidad (Quien te ama responde por ti. Tú respondes por lo que amas)

• Respeto (Quien te ama te mira como eres, no como desea que fueras. Tú respetas lo que amas)

• Conocimiento (Quien te ama no supone que te conoce. Tú conocer a quien amas)

11. En la práctica:

Debes estar disponible física y afectivamente a sus necesidades.

Demuéstrale amor incondicional.

Favorece su independencia gradualmente, evita hacer todo por ellos.

Ten contacto físico positivo con ellos todos los días.

Procura estar realmente con ellos por lo menos un par de horas al día.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir