Con Martha Debayle

Cuando él dice que no, también es NO

¿Por qué sufrimos tanto y entendemos tan poco el NO?

Cuando él dice que no, también es NO

Tere Díaz, psicoterapeuta, especialista en desarrollo personal y terapia de pareja. Su más recientelibro ¿Cómo identificar a un patán? // TW: @tedisen // terediaz.com

Muchas mujeres heterosexuales consultan en terapia, o los verdadazos, con desesperación, y se meten en “camisa de once varas” porque desean que el hombre al que desean para ellas, les de el sí. Y ¡duro y dale con la neceada y la persecución” ¿Pero que no ven claro, o no entienden, o no quieren entender que él no quiere? Eso sin decir las conversaciones, acciones y dramas “churriguerescos” que montan con el fin de insistir, no soltar, y hasta acosar.

TEST 1:

1. ¿Eres de las que espera y espera, aunque desespera.

2. ¿Lo textea, y vuelve a textearlo aunque él no conteste o lo haga de manera muy escueta?

3. ¿Llegas de “sorpre” a su casa, su trabajo o sus reuniones a las que no has sido requerida?

4. Le mandas regalitos a través de sus amistades, familiares, federal express o amazon?

5. ¿Le haces propuestas lanzadas a ver si se anima?

6. ¿Le invitas todo y de todo para que te dé el sí?

7. ¿Buscas la forma de acercarte a sus amistades, familiares, y colegas para saber de él?

8. Lo persigues en las redes, lo stalkeas, le das like a todo, comentas cualquiera de sus publicaciones.

9. ¿Confías en que tarde o temprano se dará cuenta de lo mucho que lo amas y de lo que estás dispuesta a hacer por él para que te elija?

10. ¿Accedes a tener más sexo del que deseas para ver si ya “encu…” se enamora?

11. ¿Planeas con él cosas a futuro aunque el se quede callado?

12. ¿Le piensas meter un “gol”embarazandote para que se quede contigo?

13. ¿Lo acusas con su gente porque no “se compromete”.

14. ¿Le llamas bajo el efecto del alcohol, u otras sustancias, y te animas a decirle… ¡hasta lo que no!

15. ¿Has llegado a amenazarlo de que si algo te pasa es por su culpa?

16. ¿Te pones a su “servicio”, escucha, prestamista, cuando te lo pide y sin que tu puedas pedir mucho a cambio?

¡Mucho ruego! Para terminar una relación de pareja basta que una persona no quiere, pero para iniciarla ES NECESARIO QUE QUIERAN LOS DOS.

TEST 2:

¿Has perseverado en tu interés (y “caza”) de un hombre que te haya dicho o hecho lo siguiente?

LO QUE DICE O HACE LO QUE QUIERE DECIR
Vámonos lento. Estemos juntos, tengamos sexo, pero dudo que siga algo serio después.
No soy hombre de una mujer pero podemos intimdar y divertirnos No me quiero comprometer estoy en plena etapa de experimentación (o soy un super “Peter Pan”
Eres mi super amiga. Me caes super, pero no tengo interés romántico en ti.
La verdad veamonos si quieres, pero no quiero lastimarte. Seguro te voy a lastimar porque no estamos en el mismo canal.
Me encantas pero ahora lo que quiero es diversión. En tres o seis meses que le preguntes “qué somos” te dirá: “yo te dije que solo busco diversión”.
Ahorita mi trabajo me absorbe mucho tiempo y tengo que echarle ganas. Si salimos no me demandes porque mi prioridad es mi logro profesional y no veo ni para cuando hacer compromisos amorosos.
Hasta que te encontré, porque todas mis ex y las mujeres que han tenido que ver conmigo están muy mal de la cabeza. Soy inestable, conmigo igual enloquecerás tú.
No busco nada serio. En serio, no busco nada serio.
Te dice que sí pero platica mucho de otras “amigas” y te muestra fotos y anécdotas con ella. Ella sera todo un tema en tu vida con él.
No eres tú, soy yo. No eres tú, es otra…
Cancela citas, no responde mensajes , pone pretextos cuando propones algo, y no te presenta con su gente importante. Duda de ti, está conociendo a más gente, y difícilmente se definirá por ti.

¿Cómo entender este fenómeno y cómo explicarles a estas mujeres que ese no, también es no?

1. A principios del siglo XX, las mujeres tenían que “hacer como si no” para mantener su reputación de mujeres respetables, esa cosita de “hacerse del rogar” para que no las consideren “facilitas”.Si les gustaba un hombre, tenían que disimular y esperar a que él se acercara. Hoy las cosas han cambiado y cada vez más las mujeres toman la iniciativa cuando de ligar o iniciar una relación se trata. Pero de eso a pensar que ellos también juegan a “esperame tantito” hay una gran diferencia. Los hombres, históricamente han tomado la inciativa en cortejar a una mujer, y sea la razón por la que sea, que no accedan a tal cortejo femenino, no es un “jueguillo temporal”, para echarle lechita al fuego, antes que decir que sí. Es NO

2. Este mismo caso, pero traspasado a aquellas mujeres que se saben autónomas emocionalmente e independientes económicamente, desarrollan la idea que ellos pueden “tenerles miedo” y además temer expresarles sus emociones para no ser lastimados, y por ello insisten. Y pues no, NO es NO.

3. Las mujeres, como “encargadas universales” del amor y los afectos, nos damos demasiada valía si amamos y nos aman, por lo que sea como sea, hemos de conquistar a quien queremos. Y además, pensamos que nuestro amor, por ser tan grande, podrá convencer al otro de que les convenimos y de que le conviene amarnos. No, el amor no lo puede todo, ni puede ser nuestro único proyecto de vida.

4. Nuestra sociedad patriarcal incluye aun hoy el imaginario de que el hombre, para ser “muy hombre”, siempre ha de estar disponible y “deseoso” sexualmente ante una mujer que se siente atraida por él. La creciente igualdad de género permite que los hombres asuman más su sexualidad y su vida emocional sin sentirse "menos hombres” o sintiendo que su masculinidad está en juego y por ello se sienten en la libertad de decir NO.

5. Las mujeres no deseamos el acoso masculino, lo nombramos, lo señalamos y en ocasiones, lo denunciamos legalmente. ¿Por qué cuando lo hacemos nosotras hacia ellos, sobretodo si estamos en situaciones de poder, no lo vivimos como abusivo?

¡Hoy tenemos la libertad para decir sí, cuando sí queremos. En la mayoría de los contextos sociales y más en las generaciones jóvenes, cuando alguien, ya sea un hombre o una mujer, quiere tener relaciones contigo, las tiene, y las disfruta.

¿Qué puedes hacer cuando ni se acerca o se acercó pero ahora se aleja? ¡ASUMIR QUE PERDIÓ EL INTERÉS! Y recordar:

a) Esto también pasará aunque duela. Siéntelo un tiempo y sigue adelante.

b) Cuestiona en dónde te confundiste o perdiste para reconocer patrones de conducta, asimilar la experiencia y aprender de ella.

c) Trabaja la obsesión. Habrá días de desespero y ganas de buscarlo, como droga, ve bajando “tu consumo” (en redes sociales, en hablar del tema con todo mundo, de buscar a su gente cercana, y ¡de buscarlo y perseguirlo por cualquier medio! Y menos de manipularlo y amenazarlo)

d) Recupera tus balance emocional. Trabajando tu culpa, tu humillación, y tu frustración.

e) No sueltes o construye un proyecto de vida. ¿Cómo era antes de conocerlo? Eso No intentes manipularlo para regresar contigo por medio de la culpa, el enojo o la agresividad.

f) Pide apoyo terapéutico si no superas la “abstinencia”.

Muestras claras de que tiene interés

a) Se puede alejar pero te avisa, no se desaparece.

b) Muestra interés en ti. Te pregunta de vida, de tus actividades y de tu gente querida.

c) Comparte detalles de su vida contigo. No solo habla en monósilabos.

d) Lo puedes localizar si lo necesitas. No es una entidad virtual ( y a veces real) pero siempre fuera de todo contexto. Desconoces su trabajo, sus intereses, dónde vive…

e) Te presenta con su gente querida e importante.

f) Es, no solo sexoso, sino cariñoso y conectado.

g) Planea ciertas cosas a futuro contigo, sin dar “saltos cuánticos al matrimonio”, pero anticipa espacios, planes, sueños, a tu lado.

Y si dudas si sí o si no. ¿Qué puedes hacer? ¡Déjalo libre! Si vuelve, sin tu persecusión y se planta con determinación, es que sí. Si le interesas, querrá pasar tiempo contigo a la mañana, al mediodía y a la noche. Tú mereces mucho más que un revolcón de vez en cuando. A menos que él sea muy bueno en la cama, y sea lo que tú buscas también.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir