CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

¿Cómo sacar a tu ex de la cabeza y el corazón?

¿Cuáles son las claves para lograr con éxito una ruptura amorosa?

Walter Riso, doctor en Psicología, se especializó en Terapia Cognitiva y tiene una maestría en Bioética.

Hay relaciones afectivas y personas que nos marcan a fuego, como si se enquistaran en nuestro ADN y en la esencia que nos define. Por eso, perderlas genera un vacío angustiante y devastador.

¿Cómo superar la ausencia de quien fue vital para nuestra vida amorosa?

La premisa es ésta: si logras DESVINCULARTE DE TU EX (o de cualquier amor imposible que ronda tu vida) de manera adecuada, podrás reinventarte como se te dé la gana.

El tiempo ayuda, es cierto, pero hay que ayudar al tiempo.

No se trata de eliminar el dolor, sino de hacerlo más comprensivo y llevadero: transformarlo en un sufrimiento útil.

Para lograrlo, TIENES que tomar la decisión de quitarte de manera definitiva los lastres afectivos que no te dejan crecer y ser feliz.

Te sorprenderás de lo que eres capaz cuando compruebes que tu fortaleza interior marque el paso de un adiós contundente para sacarte al ex de la cabeza y el corazón.

El duelo

Es una forma de despedida, de aceptación profunda de un adiós, y la construcción de un nuevo significado de vida, un nuevo sentido en el que la realidad manda sobre el deseo.

No hay duelo saludable sin realismo duro y crudo.

Y uno de los procesos que contribuyen significativamente a soltarse de tu ex son los rituales, los cuales podrían definirse como ACTOS SIMBÓLICOS a través de los que quedamos en paz con la persona que ya no está.

El duelo afectivo

Un ritual es una “ceremonia”, no para reafirmar el vínculo como en el caso de una persona fallecida, sino para procesar el fin definitivo.

Los rituales permiten aceptar los hechos, expresar el dolor y hacer una especie de “borrón y cuenta nueva” para seguir adelante.

Etapas

Aturdimiento/negación

Anhelo/recuperación

Búsqueda de explicaciones

Ira/indignación

Culpa/humillación

Desesperanza/depresión

Recuperación/aceptación

Rituales para dejar ir a tu ex

Escribe cartas y poemas sin destinatarios: La escritura automática nos sirve para desahogarnos de todos esos pensamientos y sentimientos que nos torturan después de terminar una relación.

Haz la estrategia del cerrajero: Si tienes un objeto o algo que haya significado mucho, rómpelo o deshazte de él, ya que sólo así es posible aceptar el desamor e iniciar el proceso de olvido.

Realiza un crematorio: Toma un objeto que tenga una fuerte connotación afectiva y vinculante con quien amaste, busca un recipiente y préndele fuego hasta verlo convertido en cenizas.

Organiza una fiesta de despedida: Cuando algo termina aunque sea doloroso es el cierre de un ciclo, y debe aceptarse y celebrarse, sólo así es posible continuar por un nuevo camino.

Participa en rituales de purificación: Deshazte de todas las cosas físicas que te recuerden a esa persona, sus regalos, ropa, discos, libros, etc. Incluso si vivían en pareja, puedes realizar una limpieza exhaustiva de cada rincón de tu casa: cambiar toallas, cobijas, sábanas, cualquier cosa que hubiera tocado. El acto de purificación hará que el dolor cese y puedas olvidarte de esa persona.

¿Qué hacemos?

No hables de él, una y otra y otra vez

Lo estás pasando mal, te puede ayudar compartirlo con personas de tu confianza. Pero esto es bien distinto al hecho de que forme parte de la mayoría de conversaciones de tu día a día. Es negativo para ti porque te nutrirás de pensamientos obsesivos.

Rodearse de una red de apoyo social:

Este punto es el más importante, pueden ser familiares o amigos. Dentro de este punto, necesitamos un “yo auxiliar” que es una persona que debe estar siempre que la necesites ahí.

No sentirse culpable:

A veces la persona que se va, le echa la culpa a la que deja para el sentir que se va “con la conciencia tranquila”.

Fortalecer la autoestima:

No dejar de hacer las cosas que te gustaban antes porque una parte importante de la autoestima es darse gustos.

Autoimagen: arréglate físicamente para ti, para sentirte bien.

Ojo con la tentación a la recaída

En la etapa de duelo sentimos la horrible sensación de querer saber cosas de la otra persona, pensamos en llamarle, enviar un mensaje o incluso hacerle una visita. Es una pequeña “esperanza” de conseguir que vuelva a nuestras vidas.

Cargando