¿Quieres que tu relación de pareja sea perdurable?

Aprende a detectar en qué clase de vínculo están funcionando.

La teoría del vínculo se basa en el descubrimiento científico de que los seres humanos estamos biológicamente diseñados para conectarnos unos con otros y los patrones que se establecen en la temprana infancia tienden a persistir a lo largo de nuestra vida.

El patrón de relación con los padres y el tono afectivo del mismo tiende a persistir a lo largo de nuestra vida adulta y nos determinará en como perseguimos la relación con los demás y cómo vemos el mundo y nuestro lugar en el.

De todos los vínculo que establecemos el de pareja es en el que se manifestará de manera más imperiosa el patrón de vínculo primario

La función de los padres idealmente sería:

Dar seguridad al niño mandando el mensaje de que el mundo es un lugar seguro, por medio de atender a sus necesidades físicas pero principalmente sus necesidades afectivas.

El pequeño necesita saber que hay alguien ahí para él en su indefensión y después apoyarlo para que explore el mundo de manera libre, alegre y segura.

Resultado en la relación con la pareja= vínculos de seguridad

Tenemos la certeza de que somos bien recibidos

Sentimos que cualquier problema tiene solución

Estamos abiertos a escuchar y pedimos ser escuchados

Los pleitos y desacuerdos no suponen ruptura

Hay reconciliación sin rencor oculto

Se disfruta y se es feliz con la felicidad del otro.

Tipos de padres:

Padres sobreprotectores:

limitantes de la SEGURIDAD del niño,

son ambivalentes por un lado los aman pero por el otro siempre están temerosos de que algo terrible le suceda al niño

lo abruman con estate quieto…

Generan un vínculo de ansiedad y ambivalencia en el vínculo con la pareja:

Inseguros

Celosos

Dependientes

Sobredemandates

Quiere el vínculo pero ya logrado tiene la seguridad de que no es real o que algo pasara que lo destruirá
Hay mucho enojo en la relación por que no se puede confiar en el vínculo ya que se anticipa el rechazo o la ausencia.
Ya que obtiene el vínculo compara con otro y siempre esta pensando que habrá algo mejor que lo q tiene.

Padres distantes, ausentes, que solo atienden al niño en sus necesidades básicas, pero niegan las afectivas:

Crea un patrón: DE EVASIÓN

Niños pseudo maduros

Timidez

Poca expresión

Ensimismamiento

Sin expresión de sus emociones

El menor se acostumbra a pedir lo mínimo

Con la pareja:

Evasivo

Incapacidad de compromiso

No enfrenta los problemas de pareja, nunca quiere hablar de ellos

Finge que no le importa

Considera que hablar de un problema es empeorarlo

Tiende a fugarse en drogas o alcohol para no sentir

Enojo y frustración extrema en ambas

Trata de mantener el Vínculo de pareja por medio de mantener distancia emocional

“Todo lo complicas con tus exageraciones”

Huye de la escena del conflicto, generando así que su pareja lo persiga en la desesperación de querer expresarse.

Padres abusivos, intimidantes con comportamientos peligrosos.

Producen niños:

Amedrentados

Temerosos en la presencia de sus padres

Inseguros

Desorientados

En pareja:

Vínculo de desorientación y desorganización

Nunca están seguros de nada

Sensación de NO merecimiento de lo bueno de la vida

Destrucción de las buenas oportunidades

Sin importar las circunstancias, carecen de sentido de VALOR personal.

Aceptan maltratos y acuerdos abusivos con su pareja.

Sentido fatalista de la vida.

Conclusión:

El amor es la necesidad de conexión intima, de pertenencia, de saber que alguien vendrá en el momento en que lo necesites.

Por ello el vínculo seguro nos permite:

Tolerar de mejor modo las situaciones dolorosas que pueden suceder durante una relación

Ser menos agresivos cuando estamos enojados, y proteger nuestra relación.

Reconocer y dar sentido a nuestras emociones

Desarrollar una adecuada capacidad de empatía en nuestras relaciones

Aplicar la inteligencia emocional en nuestras vidas.

En una relación caracterizada por el vínculo seguro, nuestra pareja es un refugio al cual acudir en búsqueda de apoyo y comodidad, ya que constituye un factor protector para la pareja.

Cuando las personas sentimos seguridad, comodidad y confianza en la relación podemos saber que el vínculo establecido es sólido y brindaremos, a su vez, apoyo de una forma más saludable con relaciones satisfactorias en lo emocional.

Los cuatro tipos de reacciones descritas pueden ser alternantes en los adultos, es decir, a veces estamos en seguridad, a veces estamos en ambivalencia y a veces estamos en evitación o en desorganización, pero si tú quieres superar y tener una pareja amorosa y estable, provee y pide seguridad.

Esta fórmula es infalible, ya que no existe ser humano que no la requiera para su estabilidad mental y éxito en todos los ámbitos.

 

Cargando