CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

Bbmundo: formas de dañar a tu bebé sin saberlo

Cuando somos mamás primerizas cometemos muchos errores sin saberlo. Vamos a hablar de 4 hábitos comunes de las mamás que, sin saberlo, dañan al bebé

En cabina con Ana Serrano, Conferencista en temas de pedagogía musical, neurodesarrollo y método multisensorial.

Si eres mamá primeriza, seguro tu familia, amigas e incluso personas no tan allegadas se han acercado a darte sus tips de crianza: “No lo cargues mucho para que no se chiquee”, “Déjalo llorar para que fortalezca los pulmones”, “Hazlo taquito para que se quede tranquilo” y un largo y confuso etcétera. Piensa que cada mamá tiene una recomendación particular que funcionaba con sus hijos, pero justo esa es la razón por lo que hay que evaluarlo: funcionó con SU crío, mas el tuyo es completamente distinto y único.

Todos, seguramente, son consejos bien intencionados pero vale la pena revisar cuáles son las consecuencias de una u otra práctica y pensar si realmente te sientes cómoda con ellas, incluso si ya vas por tu segundo crío.

Chupón para calmarlo

Acerca de este tema, vas a encontrar opiniones que apoyen criterios distintos. ¿Parece que tu bebé no lo necesita? Lo mejor es que lo evites. Si lo requiere para regularse porque es muy irritable, úsalo con moderación (si puedes, sólo en momentos de incomodidad), pero considera las siguientes recomendaciones.

Si tu bebé usa el chupón como objeto transicional (es decir, que le tiene apego y lo necesita cuando está angustiado), debes esperar a que se convenza de despedirse de él. Podrá hacerlo alrededor de los 2 o 3 años, una vez que pase el periodo de mamitis; si se lo “arrancas” puede sufrir y va a encontrar sustitutos orales como morder o chupar.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir