;
  • 18 MAY 2024, Actualizado 22:10

Accidentes más frecuentes en perros y qué debemos hacer

Ernesto Ávila nos explica cómo debemos reaccionar ante los accidentes más frecuentes

Accidentes más frecuentes en perros y qué debemos hacer

Accidentes más frecuentes en perros y qué debemos hacer

08:36

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://wradio.com.mx/embed/audio/557/111RD380000000145288/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

México

En entrevista con "Martha Debayle en W", Ernesto Ávila, médico Veterinario Zootecnista por la UNAM, actualmente es Director General de La Clínica Veterinaria del Bosque. Web: www.veterinariadelbosque.com // FB: clinicaveterinariadelbosque // TW: @VeteridelBosque // Tel: 55-5360-3311 // 55-5240-0404 // 55-8841-5819

● Según un estudio realizado en 2021 por investigadores veterinarios de la Universidad de Nottingham Trent y del Royal Veterinary College, el 57% de los perros que acuden a una clínica veterinaria por un golpe de calor mueren, aunque el riesgo disminuye si los síntomas se detectan y atienden a tiempo.

● De acuerdo con el Veterinary Emergency and Critical Care Society (VECCS) y el European Veterinary Emergency and Critical Care Society (EVECCS), el golpe de calor llega a su extremo cuando la temperatura del perro es arriba de los 40 grados, provocando pérdida de consciencia.

● Según la Tingey Injury Law Firm, en Estados Unidos, al año mueren un promedio de 40 perros por la mordedura de otro perro.

● De acuerdo con la Asociación Civil, Hermano Animal, en México 8 de cada 10 perros terminan abandonados o atropellados.

● Según datos de la Clínica AniCura en España, la mortalidad en los casos de torsión gástrica se sitúa entre el 5 y el 15%.

1. Golpe de calor

● Un golpe de calor en los perros es una condición peligrosa y potencialmente fatal que ocurre cuando la temperatura corporal de un perro aumenta rápidamente y no puede disipar el calor de manera efectiva.

¿Qué hacer?

1. Mueva al perro a un área fresca y sombreada inmediatamente.

2. Proporcione agua fresca y limpia para que beba, pero NO fuerce al perro a beber.

3. Rocíe agua fresca sobre el cuerpo del perro y coloque paños húmedos y frescos en su cabeza, cuello y patas.

4. Encienda un ventilador o use aire acondicionado para ayudar a enfriar al perro.

5. No sumerja al perro en agua fría repentinamente, ya que esto puede ser contraproducente.

6. Llame a su veterinario de inmediato para obtener orientación y buscar atención médica profesional.

¿Cómo se puede prevenir?

Recuerde que la prevención es clave. Evite que su perro se sobrecaliente manteniéndolo en áreas frescas y bien ventiladas, limitando la actividad física en los días calurosos, proporcionando suficiente agua fresca y evitando dejarlo en el automóvil en días calurosos.

2. Torsión gástrica

● También conocida como dilatación-torsión gástrica o síndrome de dilatación-vólvulo gástrico (SDVG), es una condición grave que requiere atención veterinaria inmediata. Consiste en una acumulación de gas y distensión del estómago que lleva al giro o torsión del mismo.

● Los signos de torsión gástrica en los perros pueden incluir distensión abdominal, retching (intentos de vomitar sin éxito), dificultad respiratoria, letargo y signos de dolor abdominal agudo. Si sospecha que su perro puede tener una torsión gástrica, es importante buscar ayuda veterinaria de inmediato.

¿Qué hacer?

● El tratamiento para la torsión gástrica generalmente implica estabilizar al perro, aliviar la presión del estómago mediante descompresión y luego, en muchos casos, realizar una cirugía para corregir la torsión y evaluar si hay daño adicional en el sistema digestivo.

● Es una condición seria y potencialmente mortal, por lo que es vital buscar atención veterinaria de forma urgente. Tenemos muy poco tiempo para intervenir.

¿Cómo se puede prevenir?

1. Evitar que el perro coma grandes raciones de comida, reparte su alimento en varias tomas al día. Por ejemplo una por la mañana y otra por la tarde.

2. Evita que el animal haga ejercicio físico justo después de comer.

3. Si presenta ansiedad por la comida puedes utilizar comederos antivoracidad. Es importante que el animal sea capaz de comer de forma tranquila para una buena salud digestiva.

4. Evita que ingiera una gran cantidad de agua de golpe.

3. Mordeduras

¿Qué hacer?

● Mantén la calma: Es normal sentirse angustiado, pero es importante mantener la calma para poder ayudar al perro de la mejor manera posible.

● Evalúa la situación: Asegúrate de que el perro esté seguro y de que tú también estés a salvo. Si el perro agresor todavía está presente, retírate de la situación de manera segura.

● Controla el sangrado: Si la herida está sangrando, utiliza un paño limpio o una toalla para aplicar presión directa sobre la herida. Esto ayudará a detener el sangrado. Si es necesario, eleva la parte del cuerpo afectada para reducir la circulación de la sangre hacia esa área.

● Limpia la herida: Si es posible, enjuaga suavemente la herida con agua templada para eliminar cualquier suciedad o escombro. Evita el uso de productos químicos fuertes, ya que pueden irritar la herida.

● Aplica una solución antiséptica: Puedes usar una solución antiséptica suave, como agua oxigenada diluida, para limpiar la herida. Asegúrate de seguir las instrucciones del producto y evita aplicarla directamente sobre la herida abierta.

● Cubre la herida: Una vez limpia y seca, cubre la herida con un vendaje estéril o una gasa limpia para protegerla de posibles infecciones. Asegúrate de que el vendaje no esté demasiado ajustado para permitir la circulación sanguínea adecuada.

● Busca atención veterinaria: Es importante llevar a tu perro al veterinario lo antes posible, incluso si la herida parece menor. El veterinario podrá evaluar la gravedad de la lesión y determinar si se necesitan otros tratamientos, como antibióticos o una sutura.

4. Intoxicación / Envenenamiento

¿Qué hacer?

● Mantén la calma: Si te pones nervioso, podrías aumentar el estrés de tu perro. Mantén la calma para poder tomar mejores decisiones y brindarle apoyo adecuado.

● Identifica el veneno: Asegúrate de saber qué sustancia tóxica ha ingerido tu perro. Esto te ayudará a determinar el grado de peligro y cómo proceder.

● Llama al veterinario de inmediato: Comunícate con tu veterinario local o una clínica de emergencia para obtener orientación específica sobre cómo proceder. Ellos te podrán indicar los pasos a seguir y, si es necesario, te podrán dar instrucciones para inducir el vómito o realizar otros tratamientos de emergencia.

● No intentes inducir el vómito sin consultar al veterinario: A veces, inducir el vómito puede ser contraproducente dependiendo del tipo de veneno o la cantidad ingerida. Es mejor esperar a hablar con un profesional antes de intentar cualquier procedimiento.

● Mantén a tu perro calmado y cómodo: Mientras esperas instrucciones del veterinario, asegúrate de mantener a tu perro tranquilo y en un lugar seguro. Vigila sus signos vitales y observa si presenta algún síntoma de envenenamiento, como vómitos, diarrea, dificultad para respirar o convulsiones.

5. Picaduras de insectos, arañas, alacranes y serpientes

¿Qué hacer?

● Mantenga la calma: Es comprensible que esté preocupado, pero mantener la calma le permitirá tomar decisiones rápidas y efectivas.

● Asegure la zona: Si es seguro hacerlo, asegúrese de que no haya más peligros en la zona, como alacranes, arañas o serpientes.

● Llame a un veterinario: Siempre es recomendable buscar la atención de un veterinario tan pronto como sea posible. Ellos podrán evaluar la gravedad de la picadura y proporcionar el tratamiento adecuado.

● Observación: Si es posible, trate de identificar al animal que picó a su mascota. Esto puede ayudar al veterinario a determinar el mejor curso de acción.

● Limpie la herida: Si la picadura es visible y accesible, puede intentar limpiarla suavemente con agua tibia y jabón. Sin embargo, tenga cuidado de no causar más daño o dolor a su mascota.

6. Atropellamiento

¿Qué hacer?

● Mantenga la calma: Es comprensible que esté preocupado, pero trate de mantener la calma para poder tomar decisiones adecuadas.

● Evalúe la situación: Si es seguro hacerlo, acérquese al perro y evalúe la gravedad de sus lesiones. Sin embargo, tenga en cuenta que su perro podría estar asustado o dolorido, por lo que podría reaccionar de manera impredecible. Tenga cuidado.

● Busque ayuda: Llame a un veterinario o a una clínica de emergencias veterinarias y explique la situación. El personal de la clínica podrá aconsejarle sobre los siguientes pasos a seguir y posiblemente proporcionarle instrucciones para el transporte seguro de su perro.

● Transporte seguro: Dependiendo de la gravedad de las lesiones, es posible que deba transportar a su perro a la clínica veterinaria usted mismo. Si es eso necesario, asegúrese de hacerlo de forma segura, evitando mover al perro de manera brusca y proporcionándole estabilidad y comodidad durante el traslado. Si es posible, pida ayuda a alguien para realizar esta tarea.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad