;
  • 18 MAY 2024, Actualizado 23:54

CON MARTHA DEBAYLE

CON MARTHA DEBAYLE. Mi pareja no me da mi lugar

¿Quién de ustedes se ha sentido excluida o excluido del sistema familiar o social de su pareja?

Mi pareja no me da mi lugar

Mi pareja no me da mi lugar / Getty Images

Se han preguntado ¿mi pareja no me da mi lugar? Hoy Tere Díaz nos da algunas recomendaciones para no ser el hombre o mujer invisible en la relación.

Ciudad de México

Cuentahabientes, confiesen. ¿Quién de ustedes se ha sentido excluida o excluido del sistema familiar o social de su pareja, o no los presentan con nadie ni habla con nadie de ustedes?

Una pareja crece nutriéndose de su propio amor, pero también de los proyectos personales y de las relaciones sociales que cada uno cultiva por separado.

Esto no significa priorizar los proyectos personales sobre la vida de pareja, sino complementar la propia vida y alimentar el amor, tanto de los procesos conjuntos como de los intereses, sueños, competencias y valores individuales.

¿QUÉ OTROS ROLES TIENE MI PAREJA EN LA VIDA?

La pareja es un sistema dentro de más sistemas, sus miembros juegan distintos roles en los diferentes sistemas familiares y en la sociedad. Como pareja y como personas desempeñan:

  • Rol de padres; Si tienen hijos, están en un sistema parental
  • Rol Conyugal: Como pareja en sí, un rol que alimenta el amor y el intercambio erótico amoroso entre ellos
  • Rol en su familia de origen: Tienen un rol fraternal y un rol de hijos dentro de un sistema filial
  • Rol Social: Como miembros de grupos, amigos, trabajos tiene diversos roles sociales ya que formamos parte de sistemas laborales, comunitarios y sociales.

ESTRUCTURAS FAMILIARES

Las estructuras familiares requieren, tener un orden para sostener a la familia. La estructura familiar acomoda a sus miembros de manera jerárquica, en el lugar que les corresponde, para que funcionen.

La primacía en jerarquía no implica supremacía en valor, en sabiduría, en importancia: todos son iguales en importancia, pero diferentes en funciones y responsabilidades.

Esto implica que la pareja, como centro y origen de la nueva familia nuclear queda en el centro del universo familiar de manera que el resto de los miembros tome los lugares que le corresponden. Esto para que cada miembro del sistema pueda acometer las tareas de desarrollo que le corresponden por su edad y lugar en la familia.

Si un hijo es el que toma las decisiones familiares con su madre, dejando de lado al padre, al paso del tiempo las tareas de desarrollo de cada uno de los miembros de la familia se verán entorpecidos por exceso o por defecto.

Esto no significa que, en situaciones de crisis, todos los integrantes familiares tengan que reacomodarse temporalmente para salir airoso de los problemas (como si una madre está enferma, o un progenitor tiene que migrar), pero aún así, el entendido de que es una necesidad temporal y no una negligencia permanente, se debe de considerar.

¿QUÉ PASA CUANDO SALGO DE MI FAMILIA DE ORIGEN?

Respecto a la familia de origen, una vez que uno de sus miembros inicia su nueva vida, los padres han de recolocarse como padres, pero en roles secundarios con respecto del hijo que se “desprende” del núcleo para constituir un nuevo hogar.

De una forma diferente lo mismo ocurre con los amigos y los colegas de trabajo, pero sin duda a un nivel más periférico. Son las familias mismas las que generalmente tienen problemas para incluir y dejar ir a sus integrantes, reacomodar sus roles y volver a recuperar un nuevo equilibrio.

10 CASOS EN DONDE SIENTO QUE MI PAREJA NO ME DA MI LUGAR

  1. Primero que nada, si te deja excluida o excluido de su sistema familiar o social, No te presenta con nadie ni habla con nadie de ti
  2. Si está aliada – o sometida – a alguno de sus padres, (rara vez a ambos) y las decisiones vienen dadas desde las necesidades de su papá o de su mamá, surgen los inmensos temas y chismes alrededor de la suegra y el suegro
  3. Si está aliada – o sometida – a alguno de tus hijos: Hay madres que hacen y deshacen con un hijo o una hija, subiendo a la hijo a un nivel jerárquico que no le corresponde y restándote poder como mamá o papá
  4. Si se sigue viviendo como “hermanita” o “hermanito”, no porque obedezca a los papás pero porque se compara y te compara siempre con su hermano, con su cuñada, con alguien de “su clan”
  5. Club de Tobi o de Lulú, te minimiza o invisibiliza por ser hombre o por ser mujer

     

     

  6. Cuando tiene un amante (persona, animal, vicio, hobbie o cosa) que lo desconecta de ti, hay quienes están casados con el juego, con el alcohol, con el futbol, con su cría de perros, o bien, se la viven posando “de flor en flor”, la intensidad de estas conductas impiden la intimidad contigo, y por lo tanto, no puede ni sabe, darte tu lugar.

Si bien la familia reconstituida es otra historia y otra dinámica porque ya había hijos previos a la nueva relación de pareja, el funcionamiento del nuevo núcleo familiar requiere también una estructura, pero aún una mayor flexibilidad porque se manejan más sistemas familiares alrededor de la nueva pareja o familia.

Es imposible, pretender que tu pareja corte de tajo con su pasado, y más aún con sus hijos y con el progenitor de los mismos. Aún así en estos casos estamos teniendo el mismo problema de que no te da tu lugar:

  1. No quiere avisar a sus hijos que tiene una nueva relación. Esto no significa que te los presente, que convivan, que se amen locamente, pero negarte indefinidamente es no darte tu lugar.
  2. No quiere avisar a su ex que tiene una nueva relación.
  3. Si los hijos conviven bajo el mismo techo contigo y tu pareja te impide aplicar reglas razonables para los tuyos, los míos y los nuestros, porque teme a sus hijos contrariar, no te está dando tu lugar. Incluso, puede estar de acuerdo con que tengas reglas, pero no te apoya cuando su hijo las desobedece.
  4. Cuando cede a las manipulaciones y amenazas de un ex en detrimento de tu relación (cancelando viajes, llevándose a los niños que no les tocaba llevar, dando dinero destinado para otras necesidades), no te está dando tu lugar.

¿QUÉ DEBES HACER ANTE ESTA SITUACIÓN?

  • No irte sobre tu suegra , tus hijastros o los demás “otros” que te quitan tu lugar
  • Pedir a tu pareja una explicación lo que ella entiende que ocurre para ver si sus puntos de vista son similares
  • No querer cambiar a todos sino buscar negociaciones con tu pareja en la que todos ganen algo y pierdan algo. Toda buena negociación nos deja un poco insatisfechos
  • Si tu pareja trata y no puede o simplemente ni siquiera trata te convences de los límites que pondrás y te preparas para hacerlo
  • Dar 2 o tres oportunidades de que la persona cambie

Fuente: Tere Díaz, psicoterapeuta especialista en desarrollo personal y terapia de pareja. Autora del libro “¿Cómo identificar un patán?” y “¿Por qué nos mentimos si nos amamos?”.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad