Con Martha Debayle

¿Estás saboteando tu relación?

Las relaciones de pareja, como toda relación social, no requiere sólo de la voluntad, sino de habilidades y cierta estabilidad para que funcionen bien

ACAVAmos ien
Martha Debayle: ¿Estás saboteando tu relación?

Mario Guerra, tanatólogo, conferencista, business coach, psicoterapeuta. TW: @marioguerra

Las relaciones de pareja, como toda relación social, no requiere sólo de la voluntad, sino de habilidades y cierta estabilidad personal para que funcionen adecuadamente. Cuando el miedo o la desesperanza se apoderan de la mente, muchas veces podemos actuar contra nuestras propias metas y deseos y entonces provocar que una relación se deteriore o termine. ¿Por qué alguien sabotearía una relación en la que ha invertido tanto?

¿Cómo definir el sabotaje en las relaciones?

• Un estudio publicado este 2021 en la revista de psicología BMC, establece una nueva definición para el sabotaje de las relaciones y nos dice que es:

o Un patrón de actitudes y comportamientos contraproducentes empleados para impedir el éxito o retirar el esfuerzo y justificar el fracaso dentro de una relación.

Cuestionario para evaluar el sabotaje en las relaciones:

Responde del 1 al 5 qué tanto estás de acuerdo con las siguientes afirmaciones siendo:

1= Totalmente en desacuerdo

2 = En desacuerdo

3 = Ni de acuerdo, ni en desacuerdo.

4 = De acuerdo

5 = Totalmente de acuerdo

1. Critico mucho a mi pareja

2. Me comunico bien con mi pareja.

3. Me da ansiedad pensar que mi relación puede terminar.

4. Entiendo que mi pareja no siempre puede responder de inmediato a mis mensajes o llamadas.

5. A veces no le dejo ver a mi pareja realmente como me siento emocionalmente.

6. Me gusta checar de vez en cuando si a mi pareja aún le gusto o me sigue amando.

7. Prefiero evitar las discusiones con mi pareja porque no me gusta el conflicto.

8. A veces me gusta tomar distancia o ciertos breaks de mi relación (por ejemplo navegando en las redes, saliendo con amigos o distrayéndome con otra cosa).

9. Frecuentemente siento que mi pareja no me comprende.

10. Siento que mi pareja me critica constantemente.

11. Siento que mi pareja me respeta.

12. A veces siento que el comportamiento de mi pareja me avergüenza.

13. Nos iría mejor en nuestra relación si nos esforzáramos más.

14. Me gusta saber dónde está o qué hace mi pareja cuando no estamos juntos.

15. Respetaría la decisión de mi pareja de terminar nuestra relación, si eso es lo que quiere.

16. A veces checo las redes sociales de mi pareja a ver qué encuentro.

17. Mi pareja debería perdonarme si descubre que tengo un affair, porque somos humanos.

18. Creo que mi pareja y yo estábamos destinados a estar juntos.

19. Creo que una relación exitosa requiere de amor y compromiso.

20. Mi pareja se suele quejar de que gasto o bebo más de la cuenta.

Ahora inviertan los valores de las frases: 2, 4, 11, 15 y 19 así:

1 ahora vale 5

2 ahora vale 4

3 sigue siendo 3

4 ahora vale 2

5 ahora vale 1

Ahora sí, sumen los puntos obtenidos.

20 a 39 = Tu relación está dentro de la normalidad y en esa normalidad puede haber conflictos y diferencias, pero acaban por resolverlos y adaptarse.

40 a 59 = Hay algo en tu relación que no está del todo bien y es probable que tenga que ver con algo que haces o esperas de tu pareja o de la relación en sí misma.

60 a 79 = Tu relación definitivamente está en problemas porque la saboteas duramente, aunque tú creas que lo que estás haciendo es lo correcto, si sigues por ese camino la vas a perder.

 80 a 100 = ¿De verdad quieres seguir en esa relación? A lo mejor sí, pero tu manera de relacionarte, de ver las relaciones y tu miedo, acaban por ocasionar justamente lo que quieres evitar, que la relación se termine. Es cuestión de tiempo, si sigues por el mismo camino.

¿Pero por qué alguien querría sabotear su propia relación?

• Se podría decir que es una forma de autosabotaje, porque por un lado la persona conscientemente desea tener una relación, pero inconscientemente tiene miedo de tenerla o se siente incapaz de mantenerla.

 ¿Miedo a qué?

• A fracasar.

o En este caso la persona prefiere que la relación ya termine y va encontrando razones o motivos para dejar la relación (o hacer que su pareja sea quien se harte y la deje), porque en su mente tiene la certeza de que de todos modos va a fracasar y así busca calmar esa ansiedad.

• Al abandono.

o Como la persona no confía en su pareja o en el amor genuino de esta, va poniendo pruebas y siendo hipervigilante. En vez de confiar, buscar razones para hacerlo, mientras lo que encuentra son supuestas razones para que no suceda.

• Al juicio social.

o Como cuando se tiene la creencia que la familia o el entorno social no aprueban a la pareja y entonces se tiende a criticarla y humillarla constantemente.

• A salir lastimado.

o Esto puede venir de experiencias pasadas o aprendizajes tempranos observados en otras relaciones. La persona teme a sufrir y entonces, al provocar la ruptura, hay dolor, pero de alguna manera se percibe como controlado. Digamos que es un dolor que, desde la perspectiva de una persona así, es preferible al otro que era imaginado.

• (Y además) La pérdida de esperanza.

o Cuando se siente que se ha hecho mucho por rescatar la relación, pero no se ven resultados o se siente que la pareja no es de ayuda, se pierde la esperanza y la persona no se va, pero se resigna a vivir así, haciendo de la relación un lugar hostil y a veces muy frío y solitario.

El sabotaje puede ser:

• Activo

o Como cuando haces algo que lastima a tu pareja:

 Crítica, desprecio, humillación, burlas, agresiones, mentiras, amenazas, engaños, etc.

• Pasivo

o Como cuando no haces algo que antes sí o que se espera de una relación romántica sana:

 Evitas palabras cariñosas, retiras tu apoyo emocional, evitas el contacto físico, dejas de tener actos románticos, desatiendes sus peticiones o necesidades, etc.

¿Cuáles son las razones por las que se llega a esto?

• Problemas de confianza.o No necesariamente en la persona que hoy es tu pareja, sino en general en las personas con las que se establece una relación. Es como una desconfianza que puede ser generalizada hacia los hombres, las mujeres o cualquier persona con la que se establezca una relación de intimidad en donde nos sintamos vulnerables.

• Falta de habilidades para relacionarse.o Las relaciones de pareja son sociales y todo lo social se aprendió de una u otra forma (o no). Si no desarrollamos habilidades como la amabilidad, la empatía, capacidades de negociación, la posibilidad de perdonar o incluso ser capaz de poner límites, es probable que nuestras relaciones más cercanas sufran por ello.

• Estilo de apego ansiosoo En este caso las fantasías de abandono y de pérdida de la relación hace que una persona se vuelva celosa, controladora y viva con miedo constante a que su relación se termine. Y eso acabará sucediendo, si esto no se hace consciente.

¿Qué podemos hacer?

• Establecer el deseo de seguir con la relación.

• Reconocer que hay un problema

• Reconocer que, independientemente de su causa, este es un problema de ambos.

• Buscar vías individuales y de pareja.

o Individuales buscando encontrar una mejor manera de relacionarse o buscando trabajar con los aspectos más ansiosos de la personalidad.

o En pareja, generando espacios de conversación y escucha para empezar a conocer realmente el mundo interior de la pareja y entender el origen de su actuar.

• Realizar un compromiso.

o Que serán perseverantes, pacientes y amables el uno con el otro, en tanto ambos se comprometan a buscar la manera de relacionarse mejor o de terminar lo más sanamente posible la relación.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir