Con Martha Debayle

Breadcrumbing: La técnica de ligue de los narcisistas

Para todos los que están confundidos con las señales del fulano o fulana, por un lado le da like sus fotos, pero no responde a sus mensajes

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Laura Rojas-Marcos, doctora en Psicología clínica y de la salud. Investigadora, conferencista, psicoterapeuta, docente y escritora. Lic en Psicología Clínica en la Universidad de Nueva York. Es miembro de la Real Academia Española de Doctores. Miembro de la Asociación Americana de Psicología. Ha sido seleccionada como una de las Top 100 mujeres líderes e influyentes de España. Es autora de varios artículos publicados y los libros Hablar y aprender, El sentimiento de culpa, Somos cambio y La Familia: de relaciones tóxicas a relaciones sanas.

Twitter: @LauRojasMarcos // Instagram: @LauraRojasMarcos

¿Qué es eso de breadcrumbing?

• El término significa “dejar migas de pan” en inglés, y evoca el cuento infantil Hansel y Gretel, en el que uno de los hermanos deja migas de pan por el bosque para no perder el camino de regreso a casa.

• Sin embargo, este término puede ser bastante más perturbador que el mítico relato de los hermanos Grimm.

• Según el glosario de léxico coloquial Urban Dictionary, “el ‘breadcrumbing’ es cuando alguien no tiene intenciones de llevar las cosas más lejos, pero le gusta la atención.

• Así que coquetea aquí o allá, envía señales de vida solo para mantener a la persona interesada, sabiendo muy bien que permanecerá soltero. ¿A qué viene un juego tan despiadado?

El perfil del breadcrumber:

• Son personas que sienten una necesidad de aprobación constante, necesidad de que alguien esté pensando en ellas, buscan alimentar su propio ego, son muy narcisistas.

• Hay personas que se levantan una hora antes de su hora habitual para mandar mensajes a toda la lista de personas que tienen activas y hacen un auténtico trabajo de ligoteo, así se mantienen entretenidas.

• Es un bálsamo contra la soledad. Aplicar el breadcrumbing es como un analgésico para aliviar el vacío.

El breadcrumber pasivo:

• Por otro lado, existe el breadcrumber pasivo, que tiene comportamientos tan sutiles que se pueden confundir con simple timidez.

• Son personas a las que les cuesta posicionarse, no son proactivos.

• Son individuos con baja autoestima, poca confianza en ellos mismos y no se animan a ser honestos y decir: ‘nos estamos conociendo, pero yo estoy en otro momento', o ‘yo estoy buscando otro tipo de relación’, o 'estamos en diferentes caminos’.

• Son personas que están a la espera de que el otro les deje, pero no se atreven a dejar de suministrar esas migas de pan románticas.

Perfil de la víctima:

• Las personas que son víctimas sufren el doble impacto de caer bajo un manipulador y de no saber muchas veces que lo son, así que sufren un gran dolor emocional.

• Son personas que viven un amor idealizado que no les permite percibir cuando alguien abusa de ellos. Son bondadosas y piensan que la otra persona no puede ser capaz de hacerles daño. Muchas veces depositan sus expectativas de felicidad en la otra persona.

• Son personas muy comprometidas en la relación de pareja y hacen todo lo que esté a su mano para que ésta funcione.

• Les cuesta trabajo poner límites, son tolerantes y no les cuesta trabajo en sacrificarse por los demás.

Más cruel que el ghosting:

• Un breadcrumbing puede ser bastante más cruel que un ghosting, término popular en las redes sociales para describir cuando alguien se esfuma de repente sin dar ningún tipo de explicación.

• Un ghosting al menos te proporciona una sensación de final y corta de raíz, sin embargo, un breadcrumbing deja a una persona preguntándose y esperando una relación que probablemente nunca llegará y esto afecta infinitamente más a la salud mental.

• Es una forma de seducción peligrosa; está comprobado que ir suministrado esa miguita de pan de a pocos es una de las formas en las que el ser humano se engancha más.

• Las personas somos mucho más sensibles y apegadas ante lo variable que a lo constante.

• POR EJEMPLO, si te invitan una Coca-Cola todos los días esa bebida va a perder ese potencial para atraerte, en cambio, si te la suministran un día sí, tres días no, un mes sí, otro mes no, genera una sensación de necesidad. La persona que es víctima del breadcrumbing sufre consecuencias parecidas a una adicción a una escala pequeña.

Señales que has sido víctima de breadcrumbing:

• No logran tener una conversación constante por mucho tiempo.

• Tienen maestría para expresar interés sin necesidad de comprometerse. “Hay que vernos pronto”.

• De vez en cuando puede que compartan pláticas profundas, pero en general, los mensajes suelen ser superficiales y genéricos

• Atención en todas partes: No te contesta por WhatsApp, pero le da like a un post de Facebook.

• Usa frases como: “no me gustan las etiquetas” o “si te quiero, pero ahorita estamos bien así”

• Te hace preguntarte constantemente “¿qué estoy haciendo mal?” Merman tu autoestima y seguridad

• En ocasiones, cuando finalmente logran verse en persona, se nota perfecto que lo único que quieren es tener sexo.

Cómo salir del breadcrumbing

• Identifica las señales. Una vez que has notado un patrón constante de alertas rojas debes decidir entre seguir con el juego, siendo consciente de que la relación no irá más allá o terminarla lo antes posible.

• Habla directo. Lo primero es hablarse uno mismo con honestidad y preguntarse qué tipo de comportamiento estás dispuesto a aceptar. No hay que aceptar menos de lo que uno mismo da.

• Dejarse de excusas. Cuando alguien nos gusta mucho tendemos a justificar todo lo que hace y defendemos que no nos llame “porque está muy ocupado con el trabajo” o no quiera vernos los fines de semana porque “está muy comprometido con su familia”. Quien quiere verte saca tiempo de donde sea. ¿De qué te sirve que diga lo mucho que le interesas sí parece que nunca tiene tiempo para ti?

• Hay que quedar en persona. Si tu posible pareja solo te presta atención en internet demuestra que no hay un interés real, por lo que debes de continuar tu camino por otro lado y no mermar tu paz mental.

• Bloquea. No es exagerado bloquear o eliminar a quien sea de tu lista de contactos, nada se compara con el cuidado de tu bienestar emocional.

• Ayuda psicológica. Si no sabes cómo ponerle límite a este tipo de personas o no puedes salir de un contexto como este, acude a una ayuda profesional.

Debes olvidarte de las migajas porque tú te mereces el pan completo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir