La tortilla mexicana, una excentricidad en Alemania

Entre la moussaka griega, el garam masali de la India, el famoso pad thai y el satays con crema de cacahuate de Tailandia o el platillo de fideos de Vietnam, sobresale una excentricidad mexicana en Alemania, la tradicional tortilla de maíz considerado aquí un platillo exótico.

Munich, 8 de junio, 2006.- Entre la moussaka griega, el garam masali de la India, el famoso pad thai y el satays con crema de cacahuate de Tailandia o el platillo de fideos de Vietnam, sobresale una excentricidad mexicana en Alemania, la tradicional tortilla de maíz considerado aquí un platillo exótico.

Desde tiempos ancestrales el maíz fue considerado alimento sagrado e incluso se presentaba como ofrenda a los dioses, con el tiempo se estableció dentro del cuadro básico de la alimentación y no hay hogar mexicano en el que todo tradicional platillo vaya acompañado por tortillas.

"La costumbre acá es comer con pan, pero la tortilla se vende bien entre los alemanes, algunos lo compran por curiosidad y luego regresan porque les gustó; aunque la mayoría de nuestros clientes son latinoamericanos", afirma Marien, vendedora en una tienda de alimentos exóticos.

"También vendemos frijol en lata y vienen de México", agrega mientras sostiene un pequeño paquete de unas 15 tortillas y cuyo precio es de seis euros, unos 90 pesos mexicanos, mientras en México su precio es entre seis y nueve pesos por kilo, es decir; menos de un euro (14.16 pesos por euro).

En Alemania las tortillas están adicionadas con fibra y no hay tanta variedad como en México, en donde es posible encontrar tortillas de nopal, negra, la tradicional roja para enchiladas y demás características, colores y sabores.

"Hace un par de días me visitó un joven mexicano que dijo buscar con desesperación tortillas", dice entre risas la vendedora, "me comentó que tiene dos meses aquí porque estaba estudiando y que no soportaba más, que estaba pensando en la posibilidad de viajar a México solamente para ir por tortillas".

"Yo sí las he probado y me gustan", señala la chica alemana, "ustedes prefieren la tortilla porque están acostumbrados a comerla, yo me inclino por el pan", en tanto en el stand de alimentos exóticos lucen agradable a la vista y al paladar la tortilla y el frijol, este último con un costo de 7.25 euros, unos 105 pesos mexicanos.

Pero ¿qué comen los alemanes?, la mayoría de sus platillos incluyen carne de cerdo, papas y cervezas, así como el salchichón "wurst". Sus cervezas, conocidas en todo el mundo, son degustadas en las calles, en los trenes, en el metro y en cualquier lugar, en presentación clara, oscura, añejada y algunas con sabor a mora.

La vida es cara en Munich y su comida no es la excepción, menos si se trata de conseguir alimentos exóticos que traen desde el occidente, como es el caso de la tortilla y el frijol mexicano, toda una excentricidad en Alemania.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir