Con Martha Debayle

¿Cómo proteger tu piel del frío?

Además, de los hábitos que empeoran todo, como bañarse con agua hirviendo, usar arcillas o alcoholes o hasta tallar la piel

ACAVAmos ien
Martha Debayle: ¿Cómo proteger tu piel del frío?

Eugenia Debayle, fundadora de The Beauty Effect // TW: @eugeniadebayle

Para que la piel no se reseque, cuartee y agriete, tienes que actuar a dos niveles. Profundo: con humectantes e hidratantes. Superficial: con tratamientos que refuercen la barrera de protección natural. Pero también debes evitar la violencia innecesaria, no te bañes con agua hirviendo, que se lleva los aceites naturales, y evita usar arcillas o alcoholes que reducen la grasa, pues ahora sí la necesitas.

Es muy sencillo, así como cambias de guardarropa durante el invierno, la rutina de cuidados de la piel también debe modificarse. En lugar de espumas limpiadoras, usa leches dermolimpiadoras; cambia las mascarillas de arcilla por tratamientos emolientes o reparadores, las tintas de maquillaje por las BB Creams; el rubor en polvo por uno en crema y los glosses por bálsamos humectantes.

La rutina de invierno debe incluir:

● Exfoliación: Suave y en crema, para evitar que la células muertas acumuladas opaquen la piel.

● Hidratación: Toma dos litros de agua diario para ayudar a la piel desde adentro.

● Humectación: La crema humectante refuerza la barrera de protección natural.

● Protección solar: Porque durante el invierno ¡el sol también quema!

En materia de ingredientes, estos son los que debes de buscar:

Ácido hialurónico: Es uno de los principales responsables de que la piel esté hidratada, firme y rellena. Aunque naturalmente está presente en la piel, con el tiempo el cuerpo lo produce en menor cantidad. Cada molécula logra concentrar hasta mil veces su peso en agua, por eso es un hidratante de primera.

Cera de abeja: Es la alternativa natural al petrolato y sus aceites minerales derivados. Las propiedades por las que la amamos son: es antibacterial y antiinflamatoria, humecta sin tapar los poros, y crea una capa que evita que te deshidrates. Ojo, los beneficios de la miel, la jalea real y el propóleo son tema aparte (y muy valiosos, por ciento).

Ceramidas: Se quedan en la superficie de la piel y la beneficia profundamente. Si imaginas a las células como ladrillos, este es el cemento que las alinea y mantiene juntas. Al mantener firme la barrera de protección natural, la hidratación no se evapora y los agresores externos no penetran.

Escualeno: Crea una barrera natural que evita que pierdas humedad, ayudándote a mantener la piel elástica y tonificada. Y no solo eso, también es un buen emoliente con propiedades antioxidantes. Es un aceite que se saca de las aceitunas, el arroz, el amaranto y el germen de trigo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir