Con Martha Debayle

Oda a las canas

Qué son, por qué salen, a qué edad, a quiénes les salen y cómo vivir con ellas sin morir en el intento

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Daniel Asz, Dermatólgo Médico, Cosmético y Quirúrgico. Especialista en Enfermedades de piel, pelo y uñas. Primer presidente de la Sociedad Mexicana de Tricología. Director de la Clínica Dermalomas

3 sucursales: Bosques de las lomas (poniente), Pedregal (Sur), Zona esmeralda (norte)

Teléfonos: 26232523 y 26230329

Redes sociales: IG y FB @dr_daniel_asz_sigall // @dermalomas

¿Qué son las canas?

• En realidad, una cana es simplemente un pelo que ha perdido el color.

• No es que tenga un tono blanco sino que va perdiendo el suyo propio, ya sea castaño, moreno o rubio.

• La cana, de hecho, si la miramos a través del microscopio la veríamos transparente.

• Lo que pasa es que la propia estructura del pelo y la forma en la que inciden los rayos de luz hace que la apreciemos con un color blanco.

• También ocurre que algunas canas cuando se estropean –agresiones del cloro de la piscina, el uso de champús que no son adecuados o la contaminación– se vuelven de un color más amarillento.

• Las canas en el cuerpo o en la barba siguen el mismo proceso que en la cabeza. No cambia nada. Eso sí, suelen aparecer antes en el pelo.

¿Y por qué el cabello pierde su color?

• Porque los melanocitos –que son las células que dan el color a la piel y también al pelo– van produciendo melanina hasta que llega un momento que con la edad se agotan.

• Se sabe, además, que los melanocitos del pelo son mucho más sensibles que los de la piel, por eso no perdemos el color de nuestra piel pero sí el de nuestro cabello.

• Se trata de un proceso que viene muy determinado por la genética, así que es muy habitual que si tu padre o tu madre han encanecido jóvenes, tú también los hagas.

• Pero existen otros factores que pueden tanto acelerar como frenar –que no impedir– el proceso y que básicamente son los mismos que favorecen el envejecimiento.

• Llevar malos hábitos de vida como, por ejemplo, una dieta pobre en vitaminas y antioxidantes y rica en grasas saturadas. No practicar ejercicio físico, fumar, beber alcohol...

Tipos de canas

• Las fisiológicas: las que surgen por el envejecimiento

• Anulares: estas se refieren a la manera en que salen repartidas en el cuero cabelludo o por mechones

• La poliosis: cuando vemos pelo de las cejas o las pestañas teñido de blanco

¿Por qué son más gruesas?

• El pelo canoso tiene una estructura más tosca, menos suave. Resulta más difícil de peinar, absorbe peor los tintes, es más sensible a la radiación solar y crece más descontroladamente, o sea, es como si tuviera personalidad propia.

3 claves para cuidar las canas:

Champú violeta y mucha paciencia

• Si estás pensando en dejar de teñirte y dejar tus canas, una de las primeras cosas que debes hacer es encontrar a un buen colorista que te ayude con el largo periodo de transición hasta igualar todo el cabello.

• Para mantener un blanco luminoso, lo más importante es utilizar champús con pigmentos violetas. De esta forma, se neutraliza el tono amarillento que suelen adquirir las canas por la exposición al sol, al cloro de la piscina o por el uso de productos que no son los adecuados.

• La recomendación es aplicar el producto en el área amarilla (suelen ser las puntas) porque si se aplica en la zona más blanca de la cana, puede quedar azulada.

• Al haber perdido la melanina, el pelo gris es muy sensible al sol, por lo que se debe proteger durante todo el año con protectores capilares. Además, se reseca con mucha facilidad. La hidratación es otro de los cuidados fundamentales del pelo blanco.

Hidratación:

• Las canas suelen ser más secas y ásperas, así que es importantísimo hidratarlas correctamente.}

• No tienen el mismo nivel de protección, las canas son más susceptibles a los daños externos, a la exposición a los rayos UV y a los procesos.

• Las canas son frágiles, más secas y tienen tendencia a quebrarse fácilmente, por eso, es súper importantísimo usar un acondicionador nutritivo para mantener el cabello suave y flexible, e incluso el uso de una mascarilla semanal para conseguir una hidratación óptima.

Cuídalo del sol:

• Al haber perdido la melanina, el pelo gris es muy sensible al sol, por lo que tendrás que protegerlo durante todo el año, con protectores capilares.

Algunos mitos sobre las canas:

• “Arrancar una cana hace que salgan más en el mismo lugar”: Esto es falso. Si te la arrancas, te saldrá una cana nueva en el mismo lugar al cabo de un tiempo ya que el pelo vuelve a nacer del mismo folículo; un folículo envejecido, cuyos melanocítos ya no producen melanina para pigmentar el pelo en cuestión.

 • “Cuanto más te tiñas el pelo, más fácil es que se vuelva cano”: Falso. El tinte es algo 100% externo que no afecta al folículo y por tanto no influye en su biología.

• “Si tienes canas, no te quedarás calvo ya que los pelos canos nunca se caen”: Falso. A día de hoy no existe ningún argumento científico para afirmarlo. Los mecanismos de encanecimiento y de alopecia androgenética (calvicie común) son totalmente independientes.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir