CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

¿Prefieres enamorarte o estar enamorado?

Para todos los que tienen la tendencia a enamorarse rápido, fácil y muy frecuentemente

Mario Guerra, tanatólogo, conferencista, business coach, psicoterapeuta.

Hay personas que tienen la tendencia a enamorarse rápido, fácil y frecuentemente. Eso no tendría porque ser una desventaja, salvo que además les sea imposible establecer relaciones de largo plazo o les haga caer en relaciones tóxicas con personas maipuladoras. No es lo mismo tener la necesidad de enamorarse a quedarse enamorado con la misma persona por largo tiempo. ¿Por qué pasa esto?.

¿Cuál es la diferencia entre enamorarte y estar enamorado?

Basándonos en el modelo triangular de Robert Sternberg, que nos dice que el amor completo involucra tres elementos.

Pasión,

Deseo, seducción y romance.

intimidad y

Compenetrarse y conocerse de manera más profunda.

compromiso

La decisión de quedarte en una relación porque, para ti, no hay mejor lugar para estar.

No porque no tengas más opciones sino porque, teniéndolas y siendo buenas, ninguna es tan atractiva como para hacer que te alejes de esa relación.

Podríamos decir que estar enamorado es parte del amor completo, que es donde se unen pasión e intimidad. Y decimos que es parte porque necesita del compromiso o permanencia para definirse como completo.

Estar enamorado es entonces amar a una persona, estableciendo un compromiso con esa relación, pero sin perder la pasión y la intimidad entre ambos.

Enamorarte es precisamente el inicio de una relación; como cuando existe sólo la pasión, que es como una obsesión y el deseo de estar con la otra persona sin importar los obstáculos que pudieran surgir.

El enamorarte, sin intimidad ni compromiso, no puede ser llamado amor completo, por lo que tiende a ser pasajero, muy intenso en sensaciones, aunque frecuentemente a la larga muy problemático..

¿Por qué alguien preferiría sentirse enamorado que amar de forma completa?

Porque enamorarse provee sensaciones placenteras e intensas.

Lo cual podría crear un patrón adictivo.

Por temor a los efectos del compromiso.

Como pérdida de la autonomía, de la libertad o hasta de la propia identidad.

Esto quizá como efecto de alguna vivencia en la infancia o niñez tempranas.

Por una condición o disfunción emocional que hace que una persona tenga una tendencia a enamorarse con facilidad, rapidez y frecuencia.

Con esta disfunción, las personas tienden a formar vínculos románticos indiscriminados.

Sienten una atracción inmediata por potenciales parejas románticas y eso los lleva a ignorar las posibles consecuencias negativas de un enamoramiento tan rápido e intenso.

Como enamorarte de personas no disponibles, que no te correspondan o que puedan ser controladoras o manipuladoras.

Alguna forma de ansiedad sobre las relaciones.

Es como una compulsión a querer tener relaciones. Como si fuera una necesidad incontrolable.

Rasgos de baja autoestima.

La baja autoestima no siempre es visible bajo la forma de un retraimiento o timidez excesiva.

A veces se recurre a probarse continuamente para reafirmar que se es capaz o merecedor de despertar el interés romántico de otra persona.

Una vez que esto se logra con alguien vuelve a saltar nuevamente la duda y se recurre al viejo método de buscar enamorarse con otra para comprobar lo mismo.

Otras veces se manifiesta como una forma de desconfianza fundamental hacia las otras personas.

Esto hace que la persona, paradójicamente, confíe más en los desconocidos que en las personas con las que ya tiene una relación duradera. Es como sentir que no se es digno de ser amado y entonces se conforma con relaciones fugaces, que le otorgan placer, pero a la larga muchas insatisfacciones y soledad.

¿Qué efectos causa esto en la vida de la persona?

Frustración constante, para la persona y sus parejas, porque es posible que manifiesten abiertamente su intención de comprometerse, pero acaben por no hacerlo, muy frecuentemente cuando está muy cerca el momento de una boda, por ejemplo.

A veces son personas que se casan muy jóvenes, pero también se separan relativamente rápido o sus relaciones tienden a ser de baja calidad (aunque de alta intensidad).

En ciertas ocasiones hay una alta tasa de embarazos no planeados, incluso con distintas parejas.

Vives con muchos enredos amorosos porque frecuentemente abandonas las relaciones demasiado pronto o sostienes varias relaciones simultáneas.

Tiendes a tener estándares bajos para seleccionar parejas, porque lo que importa es relacionarse. Con quién, da un poco lo mismo, porque al final sabes que no te vas a quedar, pero esto puede ser muy riesgoso si esto te hace toparte con alguien inconveniente.

Por ejemplo, un estudio realizado por la Dra. Jaqueline Lechuga de la U. de Texas en El Paso y publicado en enero de este 2021 en la Revista de Personalidad y diferencias individuales afirma que la tendencia a enamorarse de manera rápida, fácil y frecuente es uno de los más altos predictores de atracción hacia personalidades de la llamada Triada Oscura:

Maquiavelismo,

Personas manipuladoras que utilizan a las personas.

psicopatía y

Personas impulsivas, poco empáticas y que no respetan reglas o compromisos.

narcisismo.

Personas que buscan admiración, controlar las relaciones y que también utilizan a las personas para sus fines.

Vas de relación en relación buscando a la persona que te haga quedarte, pero esto no va a suceder mientras tú no tengas disposición a la intimidad y al compromiso.

Al final es muy probable que acabes en soledad, no por decisión, sino por una imposibilidad a formar lazos duraderos.

¿Hay algo que pueda hacerse?

Desacelera.

Cuando vas a gran velocidad no prestas tanta atención a las señales del camino.

Observa.

Como te sientes con lo anterior. Si aún queriendo no puedes y acabas compulsivamente buscando enamorarte, es probable que necesites ayuda profesional para salir de ese torbellino de disfunción emocional.

Actúa.

Busca trabajar sobre tu ansiedad, tu baja autoestima o incluso tus vivencias infantiles tempranas, como tu relación con alguno de tus padres, porque esto que te pasa puede ser que está más allá de tu voluntad de sanar.

Identificar lo que nos pasa y por qué nos pasa es importante, pero más lo es actuar en consecuencia para poder reparar lo que haga falta.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir