CON MELISSA MOCHULSKE
CON MELISSA MOCHULSKE

A mi manera: Sangrita tequilera

Soy Melissa Mochulske, y hoy les voy a contar la historia de la sangrita tequilera, a mi manera.

Tequila, elixir mexicano de agave que tanta alegría y momentos memorables nos da…

 

El tequila se toma de varias formas, pero una de las más convencionales es en la famosa “banderita” que emula los colores de la nuestra y que consiste en un caballito de tequila, uno de jugo de limón y otro de sangrita. ¿Alguna vez se han preguntado de dónde viene esta última?

Hay un par de historias al respecto, pues hay quienes dicen que por los años 40 en la hacienda de Don Julio González en Jalisco, Doña Tello preparando un día de campo decidió mezclar los acompañamientos del tequila (muy parecidos a los del mezcal) en un solo recipiente y cuando llegó, resultó tener: jugo de naranja, chile en polvo y sal a lo que llamó narangrita y lo tuvo que servir en los mismos vasitos que el tequila pues no traía otros.

Existe también la historia del señor Edmundo Sánchez y su esposa, quienes servían las mejores botanitas de Jalisco en los años 60 y como parte del acompañamiento del tequila para contrarrestar su efecto quemante, servían rodajas de naranja con sal y chilito, fue tal el éxito que empezaron a hacerla jugo ofreciéndola junto con el tequila como bebida complementaria.

Hoy en día, cada lugar tiene su muy particular receta de sangrita, pero lo que es un hecho, es que la gran mayoría agrega a esta base un poco de jugo de tomate y casi siempre, añaden salsitas para condimentar y eso sí, mucho picante pa que amarre.

Soy Melissa Mochulske y ésta fue la historia de la sangrita, a mi manera.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir