;
  • 19 JUL 2024, Actualizado 02:07

Piropos y halagos: ¿Cómo ganar “LIKES” en la vida real?

Mientras más disimulada sea la adulación, más sofisticado es el acercamiento y más efectivo el resultado

Todos somos vulnerables al elogio y suele generar gran atracción a quien lo “otorga”

Todos somos vulnerables al elogio y suele generar gran atracción a quien lo “otorga”(Getty Images)

En entrevista con Martha Debayle en W, Álvaro Gordoa, Rector del Colegio de Imagen Pública, asesor político, empresarial y del entretenimiento en las áreas de creación y modificación de Imagen Pública, autor de los libros Imagen Cool, El Método H.A.B.L.A. y La Biblia Godínez.

Web: www.imagenpublica.mx // IG: @alvarogordoa // TW: @AlvaroGordoa //

FB: Alvaro Gordoa 

Es difícil resistirse. Todos somos vulnerables al elogio y suele generar gran atracción a quien lo “otorga”. 

➔ ¿Qué son los halagos?

El halago o elogio, es una forma de “alabanza” de los méritos y cualidades positivas de una persona, un objeto o un concepto. Consiste en una afirmación que puede hacerse tanto en privado como de forma pública.

Tienen carácter positivo, nos acercan a los demás y ayudan a reforzar la autoestima de quienes los reciben.

➔ Los halagos como “estrategia”:

Las relaciones sociales que tenemos se mantienen con base en diferentes pilares y herramientas. Vamos usando estrategias a nivel inconsciente, aprendidas en nuestro desarrollo, que nos permiten acercarnos, profundizar en una relación, poner límites y alejar a una persona que creemos que nos puede dañar.

Aunque la mayoría de los halagos se hacen de forma inconsciente, sí podemos hacerlo de forma deliberada. Yo decido expresar algo a propósito con un cierto fin o, en los casos donde no hay habilidades sociales, puedo aprender a hablar y relacionarme con los otros.

Muchas de estas herramientas se acaban interiorizando y formarían en un futuro parte de quienes las usan. Es el caso de los elogios y los halagados, una forma de acercarnos a los demás que podemos aprender para mejorar nuestras relaciones.

Nuestro cerebro tiene un sesgo y se orienta más hacia los errores o los fallos que cometemos, tanto en nosotros mismos como en los demás. Combatirlo tiene que llevar herramientas activas que nos permitan también ver lo positivo, reconocerlo y resaltarlo, y hoy aprenderemos esas herramientas. 

➔ Recomendaciones para elogiar:

A. Enmascarar el elogio como si se necesitara un consejo:

● Haz una pregunta buscando un consejo para halagar al otro. Por ejemplo: “¿cómo lograste obtener ese trabajo?"

B. Deliberar o discutir antes de mostrarse de acuerdo:

● En vez de hacerlo inmediatamente, la persona da algún argumento previo a la aceptación de la opinión del otro.

● Por ejemplo: “Al principio no entendía tu punto de vista, pero ahora le veo todo el sentido. Me convenciste”.

C. Hablar bien de la persona con sus amigos:

● Elogiar a la persona frente a sus amigos esperando que esas palabras le lleguen a él/ella.

D. Enmarcar un elogio como algo que pueda ser incómodo:

● Hacer un comentario muy positivo sobre la persona, advirtiendo antes que puede ser vergonzoso. Por ejemplo: “No quiero avergonzarte, pero tu presentación fue realmente de primera categoría. Mejor que la mayoría de las que he visto”.

E. Mostrarse de acuerdo con los valores antes de halagar o de aceptar una opinión: 

● Expresar valores o una moral similar. Por ejemplo: “Yo soy igual que tú. Siempre he pensado que se debería ....”.

Los halagos y piropos con el LIKE de la vida real

F. Estar de acuerdo con opiniones que la persona le ha manifestado a un tercero:

● Puedes averiguar en secreto algunas de las opiniones de la persona a través de sus contactos para después manifestar acuerdo con esas opiniones en conversación con él/ella.

G. Hacer referencia a afiliaciones sociales que se tengan en común con la persona antes de halagar o de mostrarse de acuerdo con opiniones: 

● Mencionar a la persona alguna afiliación, como alguna organización religiosa o un partido político que compartan los dos. Por ejemplo: “Anoche vi la plataforma del candidato del partido X. Se presentaron unos puntos excelentes”.

H. Enfatizar logros y habilidades:

● Al hacer un elogio, es importante centrarse en los logros y habilidades de la persona, en lugar de su apariencia o características personales. Esto demuestra que valoras y respetas su trabajo y habilidades, lo que puede ser más efectivo y respetuoso.

I. Ser específico:

● En lugar de dar un elogio general, es mejor ser específico al elogiar a alguien. Por ejemplo, en lugar de decir "eres una buena persona", puedes decir "me encanta tu amabilidad y la forma en que siempre estás dispuesto a ayudar a los demás".

J. Ser genuino:

● Es importante que el elogio sea sincero y genuino. Si el elogio se percibe como falso o forzado, puede tener el efecto contrario y hacer que la persona se sienta incómoda.

K. Elogiar de manera oportuna:

● Es importante elogiar a alguien cuando sea apropiado hacerlo. Por ejemplo, si alguien hace algo bueno o muestra una habilidad impresionante, es importante reconocerlo inmediatamente.

Esto puede hacer que la persona se sienta valorada y motivada para seguir adelante. 

L. No hacer comparaciones:

● Evita hacer comparaciones al elogiar a alguien, ya que esto puede hacer que la persona se sienta incómoda o insegura. En lugar de ello, enfócate en las habilidades o logros específicos de la persona.

M. Ser discreto:

● Asegúrate de que el elogio sea privado y discreto, especialmente si estás en una situación social con muchas personas. Esto puede hacer que la persona se sienta más cómoda y valorada.

Leer más: Alegría: ¿Flor o insulto?

Más información

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad