CON MARTHA DEBAYLE

¿Cómo viajar de forma inteligente?

Viajar de forma inteligente es optimizar tiempo, dinero y comodidad

Alan Estrada, actor, viajero por convicción. 

Para todos aquellos que sus vacaciones siempre terminan tirados en el camastro, tomando el sol y con una bebida en la mano, o que se la pasan encerrados en el hotel, o que siempre terminan en los mismos restaurantes, antros, etc, les traje a un picudazo que hizo realidad su pasión por los viajes y les vamos a decir ¿Cómo viajar de forma más inteligente? ¿Cómo hacer de su viaje una EXPERIENCIA y no sólo una vacación más?

Viajar de forma inteligente es optimizar tiempo, dinero y comodidad. Sacarle el MÁXIMO provecho a la visita y a la experiencia.

Primero: Todo es posible

Todos tenemos esos sueños de viaje: una lista de lugares que queremos visitar. Aunque siempre ponemos un PERO… PERO cuando sea el momento correcto. PERO cuando los hijos crezcan, PERO cuando haya dinero, PERO cuando haya vacaciones más largas. En otras palabras: cuando los cerdos vuelen.

OJO, para lograr tus objetivos de viaje necesitas darte cuenta de algo esencial: el momento adecuado no existe. Como con cualquier otro logro, si quieres hacer tus viajes realidad necesitas tomar acción, definir tus objetivos y hacer planes que te permitan realizarlos.

Propiedades

Desde un enfoque a largo plazo, esta es una oportunidad importante que merece ser priorizada, ¿no es así? Bien, mantén ese pensamiento en tu mente ya que es el primer paso: hacer de tus viajes una prioridad real, algo con lo que te identificas y hacia lo cual puedes dirigir tus energías.

¿Qué te detiene?

Ahora con tus prioridades re-ordenadas es mucho más sencillo enfrentar los retos que puedan surgir. Entonces, ¿qué te detiene?

¿El dinero? Este es entonces tu primer reto: calcular la cantidad necesaria e indispensable, porque sólo así podrás trazar un presupuesto.

¿Tienes hijos? Viajar es una experiencia de aprendizaje perfecta y una oportunidad genial para estrechar los lazos. Así que siempre se puede viajar o no con la familia.

¿No tienes con quién viajar? Viajar solo es una gran opción, y puedes informarte muy bien de cómo hacerlo.

Empieza a investigar y convierte tus retos en tareas.

¿Por qué destino empezar?

Haz una lista con los lugares de tus sueños, pero sé realista. Escoge un lugar de tu lista, o máximo un par, y comprométete con tu elección.

Puedes comparar destinos y precios. Teclea tu destino de llegada preferido (ciudad, país, región, continente) en el cuadro de búsqueda y se te presentará una lista con opciones y precios aproximados. También ofrece la opción de desplegarse como un mapa para obtener una visualización geográfica.

Ahorra siempre que puedas

Una vez que tu lista de destinos esté definida, es el momento de averiguar y decidir cómo ahorrar dinero para tu viaje. Puedes guardar de forma informal con una alcancía o abrir una cuenta de ahorros. Algunas personas prefieren a ahorrar un poco de dinero por día, otros prefieren ahorrar por mes. Descubre cómo se te hace más fácil y empieza poco a poco.

Viajar en temporada baja.

Cuando el trabajo lo permite, es mejor viajar fuera de temporada vacacional. Los precios son más accesibles y hay mucho menos gente. ¡Ojo! No todos los destinos tienen las mismas temporadas. La primavera y el otoño son excelentes momentos en la mayoría de los destinos.

El hotel a tu medida.

No siempre hay que buscar lo más barato. Hay que saber gastar el dinero y sacarle provecho. El hotel es quizá la decisión más importante es un viaje. Si visitan una ciudad asegúrense de que tenga una buena ubicación y de preferencia tenga desayunos y WiFi incluidos. Si visitan un destino de playa o descanso vale la pena invertir en un hotel que tenga buena calidad de instalaciones, playa y buenos servicios.

Go Local.

Inclinarse hacia los productos locales es una decisión en extremo inteligente además de ecológica. Transportar productos de otros países o localidades siempre contamina y el precio lo pagará al final el visitante.

Descubrir los vinos locales o los platillos de la región forma parte de la experiencia de viajar. Olvídense de las cadenas y visiten la cafetería local y los restaurantes clásicos de cada sitio.

Viaja ligero.

Cargar con una mochila o maleta tamaño industrial nunca es recomendado. Además de lo pesado que puede resultar hay muchos factores a tomar en cuenta.

Peso permitido por la aerolínea.

Si viajas en grupo habrá que acomodar esas maletas en el coche y muchas veces terminarán pagando a otro taxi para que lleve sólo las maletas.

Si van en ruta es poco práctico cargar con equipaje grande.

Hay que llevar lo necesario y si es un viaje largo optar por lavar la ropa estando en ruta.

Date un gusto.

Por lo menos una noche durante tu viaje, date un gusto y visita un buen restaurante. Arréglate, reserva y disfruta. Busca lugares que ofrezcan una experiencia culinaria única y déjate llevar. Los sabores también son un viaje.

Souvenirs.

Ya les he hablado antes de mi opinión respecto a los souvenirs. Mi consejo es alejarse del típico recuerdo “Made in China” y buscar algo más original y especial. Algún diseñador local que ofrezca ropa que no encontrarás en ningún otro lugar. Artesanía hecha delante de tus ojos. Las posibilidades son muchas pero generalmente no están a primera vista.

Cargando