Hoy es noticia

Breve Tratado de flatología o fenomenología de los pedos

Yo peo, tú pees, vosotros peéis, todos nos pedorreamos como mejor lo conocemos

México.- Este viernes con Martha Debayle y Rebeca Mangas hablamos con el doctor Rafael Huacuja (@rphuacuja) sobre peer mejor conocido en nuestro país como pedorrearse, aquí resolvemos tus dudas sobre este oloroso tema y te dejamos la lista que nos dio nuestro invitado para saber qué pedo

¿Qué tipo de pedorro eres?1.- El chistosito. Son esos que se escudan en que les gana la risa y dicen frases como “es para romper el hielo” o su variedad “…para romper el turrón”, tienen salidas como “chin, se rasgó el mantel” o “¿Qué, ustedes no se pedorrean?”. 2.- El acústico. Estos son sujetos que deciden peer en plena reunión pero están convencidos de que un ruido tapa otro ruido, ya el olor será otra cosa y a ver qué hacemos, pero lo que les preocupa es el ruido y por si acaso, deciden fingir un estornudo o toser con gran escándalo como si así se pudiera ocultar el ruido de su pedo. - Lo que estos no saben es que la tos es explosiva y el pedo puede ser prolongado, si no lo hace bien, por lo general, llama la atención con su tos fingida y luego se oye su pedo que persiste después de la tos fingida que no siempre tiene el buen tino de repetir. - Suelen ser indiferentes ante los pedos de la gente, excepto si el ruido es intenso, ante lo cual reaccionan con una extraña emoción, movimientos nerviosos, sonrisas algo fingidas y rubicundez facial (o sea, se ponen rojos)

3.- El negador. Este tipo de sujeto es de los que confían en los pedos, por eso son comúnmente víctimas fáciles de las estafas más tontas; peen con la total confianza de que ni sonará ni olerá pero frecuentemente se llevan la desagradable sorpresa de que el sonido los delata, en ocasiones el olor al que aplican el mismo tratamiento de simular que no existe. - Se rigen por la consigna de “aquí no ha pasado nada”. - Si es el sonido el que los pone en evidencia, no tienen reparo en silbar y mirar para cualquier otro lado, o de plano ni se inmutan, no todos lo saben pero podrían llegar a ser buenos jugadores de póker debido a que se les da naturalmente la cara de “aquí tengo una tercia de ases”

- Mantienen una frialdad de temperamento que resiste desde miradas de suspicacia hasta miradas de franca desaprobación y esperan a que surja algún hecho que distraiga la atención para pasar a otro tema, o bien, para volver a peer con la misma sangre fría. - Ante los pedos de los demás asumen una actitud igualmente negadora, neutra y sin mayores problemas

4.- El vergonzante. Este es el típico individuo que se delata porque su lenguaje corporal no deja dudas posibles. - Generalmente pee a escondidas, si lo tiene que hacer en público lo hace in extremis, la posibilidad de que se oiga su pedo lo angustia, lo que más lo agobia es que el olor lo delate o que alguien sospeche de él

- Suelen ser personas que cargan con culpas de cualquier cosa por lo que no es raro que asuman pedos que no son suyos en una actitud falsamente solidaria que no les rinde ningún beneficio. - Ante el intercambio de miradas desconcertadas y movimientos como de abanico que hacen los demás ante cualquier pedo, a este sujeto se le suben los colores, carraspea con nerviosismo y se pone inquieto en la silla o tamborilea con los dedos, con lo cual se pone aun más en evidencia si él peyó o si no, se vuelve el principal sospechoso por su actitud

5.- El ecológico. Se trata de personas que han hecho de lo natural una bandera y como peer es natural, tratan de hacerlo así, de lo más natural

- Muchos consideran que peer es una forma de entrar en armonía con el Cosmos, de regresarle a la naturaleza un poco de lo mucho que nos da, una especie de homenaje al equilibrio ecológico. - Niegan que los pedos estén contribuyendo al calentamiento global y, por ende, al cambio climático y a las catástrofes naturales. Herederos de aquellos hippies sesenteros, llevan el flower power y el buen rollito a extremos digestivos- Como habitualmente son vegetarianos pueden presumir de que sus pedos no son tan apestosos, pero tampoco es que sean Heno de Pravia. - La dieta vegetariana ayuda a disminuir lo azufrado de los pedos pero muchas veces aumenta el volumen de gas intestinal. - Una proporción significativa de los ecológicos ha renunciado al uso del desodorante, suelen lucir un tono verdoso en la dentadura y ser militantes de Greenpeace u otras organizaciones no gubernamentales (ONG) de tendencia ambientalista. - Habitualmente incentivan a sus congéneres para que pean sin avergonzarse y se integren de esa manera a la naturaleza

6.- El cínico. Este tipo de personas pee sin que nada parezca importarles, como si el mundo estuviera en espera de sus pedos

- Les importa muy poco el decoro y son capaces de peer en el silencio de una sala de conciertos, en un velorio, en un elevador, en una conferencia, es decir, en cualquier lugar público o privado. - Eso sí, casi siempre tienen una mala actitud hacia los pedos de los demás, se burlan o amplifican el hecho comentando a los que no se habían enterado (o dado por enterados) de que fulano soltó un pedo de tales o cuales características

7.- El equilibrado. Por desgracia, este es el tipo menos frecuente. Se trata de personas que abordan el asunto del peer como un acto fisiológico más pero que pertenece al ámbito personalísimo de cada uno de los seres humanos

- En general observan un grato decoro en todas sus funciones corporales y procuran limitarse a expeler sus pedos en la intimidad del cuarto de baño o en lugares bien ventilados, si lo hacen en sitios públicos se alejan prudentemente sin ser notados y tienen el buen gusto de buscar el aislamiento por si acaso el sonido los traiciona. - Suelen tener un buen dominio de sus esfínteres por lo que pueden aguantar y esperar a estar en un sitio adecuado y entonces peen sin hacer alardes, ni chistes, sin avergonzarse ni hacer aspavientos de algún tipo. - Vale decir que tienen hacia los pedos de los demás una actitud natural, no los juzgan ni los festejan, son discretos en sus reacciones, si la pestilencia es mortífera se alejan discretamente

- Si el ruido del pedo hace temblar la cristalería miran con tranquilidad hacia otro sitio y cambian el tema de conversación para pasar a cuestiones menos irrelevantes y siguen con su vida sin meterse en la de los demás

Glosario mínimo del pedo en el habla coloquial de México1. ¿Qué pedo?2. No hay pedo

3. Ya ni pedo

4. Es tu pedo5. ¿Y por qué tanto pedo?. derivan las siguientes variantes:• “El pedo está así…” (El problema es el siguiente…)• “Ahora sí estás metido en un pedote…” (Te encuentras en problemas mayores)• “Te voy a explicar cómo está el pedo…” (A continuación te explico cómo está el problema)• “Hay un pedo de tráfico que no te imaginas” (El tránsito está insoportable)• “Ora sí se complicó el pedo” (El problema está aun más difícil de lo que creía)• “Puros pedos” (Solo hay problemas)• “Traigo un pedo atorado” (Tengo un problema cuya solución no es fácil y ni siquiera vislumbro)• “Cada quien su pedo” (Que cada uno asuma las consecuencias derivadas de un problema)• “No le has entendido al pedo” (No has comprendido el problema)• “No la hagas de pedo” (No pongas tantos problemas)• “No seas pedero (a)” (No hagas tanto problema, no exageres)6. Salió como pedo

7. Subió como pedo de buzo8. “Tanto pedo para cagar aguado”

9. Los hijos son como los pedos, solo se aguantan los propios

10. El pedo que te sacaron

11. El pedote que te pusiste12. Trabajamos al pedo13. Ni en pedo

14. Está muy pedorro*

15. El típico huelepedos16. ¡Otro pedo!17. A otro pedo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir