;
  • 30 MAY 2024, Actualizado 04:06

Primer ministro japonés come pescado Fukushima para demostrar que es seguro

Fumio Kishida publica un vídeo en redes sociales comiendo pescado de las aguas con vertidos nucleares de Fukushima

Primer ministro japonés come pescado Fukushima para demostrar que es seguro

Primer ministro japonés come pescado Fukushima para demostrar que es seguro / Primer Ministro de Japón, Fumio Kishida,

México

El Primer Ministro de Japón, Fumio Kishida, ha llevado a cabo una acción simbólica destinada a demostrar la seguridad de los productos marinos provenientes de las aguas cercanas a la central nuclear de Fukushima. En un intento por tranquilizar tanto a la población nacional como al mercado internacional, Kishida consumió pescado y otros productos locales de Fukushima, después de la liberación de agua tratada con residuos radiactivos al océano. El gesto, ampliamente difundido en redes sociales y cubierto por medios tanto nacionales como internacionales, busca respaldar la seguridad alimentaria de la región y combatir las preocupaciones suscitadas por la medida de liberación de agua tratada.

En un video publicado por su oficina en redes sociales y reportado por The Japan Times, Fumio Kishida se muestra consumiendo un pedazo de pescado "flounder" en forma de sashimi de Fukushima, mientras declara: “Está delicioso”. En sus declaraciones, enfatiza tanto la seguridad como el exquisito sabor del pescado japonés.

Kishida ha expresado su apoyo a la región de Sanriku Joban en su cuenta de Twitter, animando a la población a disfrutar de los ingredientes locales y respaldar la seguridad y el sabor del marisco japonés. Esta acción busca reforzar la confianza en los productos marinos de la región y contrarrestar las preocupaciones generadas por la liberación de aguas tratadas con residuos nucleares.

Este acto simbólico del primer ministro japonés se asemeja a estrategias previas de líderes mundiales en situaciones de incertidumbre nuclear. Se pretende transmitir confianza tanto al público interno como a la comunidad internacional, en medio de la controversia en torno al proyecto de liberación gradual de agua tratada de Fukushima. Aunque Japón insiste en la seguridad del proceso, la baja concentración de tritio en el agua ha llevado a cuestionamientos sobre su seguridad en términos radiológicos.

La apuesta de Fumio Kishida por comer pescado de Fukushima refleja la complejidad de equilibrar la seguridad radiológica con la percepción pública. A medida que la controversia persiste, queda claro que la estrategia comunicativa se convierte en un componente esencial de la gestión de los residuos nucleares en Japón.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad