Coronavirus Covid-19

Hay esperanza; descubren primer medicamento que salva vidas ante COVID-19

La dexametasona reduce la mortalidad en los enfermos más graves, según los resultados de un ensayo con miles de pacientes

La dexametasona ha sido calificado como el primer tratamiento para evitar muertes por COVID-19, así lo han compartido investigadores en Reino Unido, esta sería una buena noticia ante la crisis que ha provocado el nuevo coronavirus en el mundo.

Después de 6 meses que ha comenzado la pandemia de mayor impacto en el mundo en el último siglo, las esperanzas se mantienen vivas pues científicos de Reino Unido compartieron sus estudios con el uso de la dexametasona.

> TE RECOMENDAMOS: Cubrebocas deben ser hidrorrepelentes y transpirables, investigadora IPN

La dexametasona es un corticosteroide, es decir, es similar a una hormona natural producida por las glándulas suprarrenales. Es un potente glucocorticoide sintético con acciones que se asemejan a las de las hormonas esteroides. Actúa como antiinflamatorio e inmunosupresor. Este medicamento ya se ha usado antes para tratar ciertas formas de artritis, alergias severas y asma, así como para tratar ciertos tipos de cáncer.

Los responsables del ensayo clínico Recovery, realizado en Reino Unido entre más de 11 mil pacientes, han informado hoy de que este fármaco reduce la mortalidad entre los pacientes muy graves que necesitan respiración asistida y también entre aquellos que necesitan oxígeno, es decir, en pacientes con la enfermedad avanzada.

> TE PUEDE INTERESAR: Mexicanos trabajan en desarrollar vacuna contra el COVID-19 ante la OMS

La dexametasona es un corticosteroide, es decir, es similar a una hormona natural producida por las glándulas suprarrenales. / GETTYIMAGES

Con los nuevos resultados del uso de dexametasona en pacientes de COVID encontraron que puede evitar una de cada ocho muertes entre los pacientes más graves y una vida de cada 25 entre aquellos que reciben oxígeno, aunque son resultados preliminares todavía.

Desde el 8 de junio se ha procedido a la aplicación de prueba en pacientes graves por COVID-19 entre más de 11 mil pacientes en 175 hospitales de Reino Unido, de acuerdo con información de El País.

> TAMBIÉN PUEDES LEER: Especialistas identifican trastornos en el cerebro de enfermos por COVID-19

El investigador Peter Horby, investigador de la Universidad de Oxford compartió en su cuenta de Twitter los avances: “La dexametasona salva vidas en COVID-19. El ensayo de RECUPERACIÓN muestra que la dexametasona disminuye el riesgo de muerte en aquellos que necesitan oxígeno en un 20% y en un 35% en aquellos que tienen un ventilador. En el estante, barato y puede ser tomado por todos, un gran avance”.

Además agregó en su hilo de Twitter que la dexametasona redujo las muertes en 1 de cada 3 pacientes con ventilador y 1 de cada 5 en pacientes que recibieron oxígeno solamente.

La dexametasona redujo un tercio la mortalidad en el primer tipo de infectados y un quinto en el segundo. En los pacientes menos graves no se observó ningún beneficio.

> TE RECOMENDAMOS: Estudio revela que tipo de sangre tiene un papel importante ante COVID-19

“Aunque son preliminares, estos resultados son muy claros, la dexametasona reduce el riesgo de morir en pacientes con complicaciones respiratorias graves”, ha añadido el médico de Oxford Martin Landray, otro de los responsables del ensayo. “Es fantástico que el primer tratamiento que demuestra evitar muertes está disponible y es asequible en todo el mundo”, ha añadido.

Los resultados son especialmente positivos pues también está probando la efectividad de otros tratamientos, incluido el plasma de pacientes recuperados.

Los resultados sobre el uso de la dexametasona son claros, al reducir el riesgo de muerte entre pacientes con complicaciones respiratorias graves por COVID-19 y es el primer tratamiento demostrado para reducir la mortalidad.

Cargando