;
  • 29 FEB 2024, Actualizado 17:37

Manual de Comportamiento del Viajero

Do's and dont's al salir de viaje

Toma en cuanta estas reglas para disfrutar al máximo tu experiencia

Toma en cuanta estas reglas para disfrutar al máximo tu experiencia (Getty Images)

En entrevista con Martha Debayle en W, Alvaro Gordoa, rector del Colegio de Imagen Pública, asesor político, empresarial y del entretenimiento en las áreas de creación y modificación de Imagen Pública, autor de los libros Imagen Cool, El Método H.A.B.L.A, y La Biblia Godínez.

Website: www.imagenpublica.mx // IG: @alvarogordoa // TW: @AlvaroGordoa //

FB: Alvaro Gordoa.

DON’TS

En el hotel

• No llenes de más la capacidad de la habitación: No vayas a meter 6 personas en una habitación doble o cuádruple.

• Cuida a tus críos: No está padre que a las 6.30 de la mañana haya niños jugando fútbol en el pasillo del piso del hotel.

• Mantén limpia la habitación: No se trata de hacer el trabajo de housekeeping, pero no te desmaquilles con las toallas de mano, dejes platos y vasos sobre la cama, basura fuera del basurero…

• Si vas al buffet: no llenes tu bolsa con comida, para más tarde en el día o para tus 6 invitados que colaste en la habitación.

• Las aguas embotelladas que están en tu llegada al hotel, son para que te quites la sed del trayecto del aeropuerto al hotel, no para saciar la sed de toda tu familia extendida que ya está en la playa.

• También, la canasta de manzanas en la recepción es para los huéspedes del hotel, no para el snack de tus 30 primos.

• No te olvides de dar propina al ama de llaves. Es una señal de un viajero conocedor dejar una propina para el personal de limpieza cada día, el personal del hotel rota todos los días y es de personas agradecidas reconocer a la persona que limpia lo que dejaste.

• No te lleves cosas que no son “para llevar”: secadora del pelo, batas, toallas…

• El básico “por favor” y “gracias” para el staff, nunca sobra.

En el avión (o camión)

• Espera a que llamen a tu grupo en la sala de espera. No seas de la marabunta que quiere entrar a como dé lugar.

• Cuida las cabezas de los otros pasajeros: tus maletas, bolsa de mano y demás objetos que traigas en las manos pueden golpear lo que encuentren a su paso.

• Respeta tu espacio personal: deja a la persona del centro usar los dos descansabrazos y no te expandas como col.

• Lleva solo la cantidad y tamaño de equipaje permitidas en cabina.

• No te quites los zapatos.

• No dejes en el asiento o bolsa del asiento pañales, comida o cualquier basura que se te haya olvidado entregar, llévala contigo, seguramente hay un bote de basura cerca.

• Si le vas a hacer conversación a alguien, “léelo” primero: hay gente que decide no socializar a bordo.

• Si alguien usa cubrebocas durante el vuelo, no lo atosigues con tus creencias o teorías de la conspiración.

• No termines de “arreglarte” en el vuelo. Maquillaje, crema para las manos… está bien, pero: pintarte las uñas, echarte perfume o terminar de hacerte el pedi no es de gente educada.

• No subas comida que apeste todo el avión… no morirás de inanición si esperas un par de horas o tres a llegar a tu destino antes de sacar esa empanada de bacalao.

• Si te vas a dormir, no reclines demasiado tu asiento, ni te recargues en tu vecino.

• Cuida dónde pones los pies, las manos… no hay nada peor que alguien te esté pateando el respaldo del asiento, o que se pare al baño y se recargue el respaldo.

• No te levantes de tu asiento justo al aterrizar: no vas a salir más rápido.

• Si en el vuelo hay “bebidas alcohólicas de cortesía”, no abuses de la cortesía de la aerolínea: no es cantina, ni all-inclusive en springbreak.

• “Por favor” y “gracias” nunca sobran.

Toma en cuanta estas reglas para disfrutar al máximo tu experiencia

REGLAS

• Regla No.1.- Aprende a empacar. ¿Eres de los que al regresar de viaje se dan cuenta de que la mayoría de su ropa también fue solo de paseo? Siempre digo que la experiencia de un viajero es inversamente proporcional al tamaño de su equipaje, por lo tanto, empaca únicamente lo indispensable y ten kits de productos de aseo en tamaño viajero.

• Regla No. 2.- Se paciente. De hecho, paciencia debería ser el primer artículo a empacar. Dalo por hecho: algo no saldrá tal y como lo planeaste, es parte de las vacaciones, entonces por favor no discutas con los encargados de los escritorios de recepción de los hoteles, aerolíneas y restaurantes, los cuales generalmente no tienen la culpa de que no haya lugar, se cancelen los vuelos o tu reservación no haya podido quedar confirmada.

Si no se puede hacer uso de un servicio, resígnate y espera un poco, no vale la pena amargarte tus vacaciones y amargárselas a tus acompañantes con una mala actitud.

• Regla No. 3.- Respeta a los otros vacacionistas. Por más que a ti te guste, tal vez tu reggaetón a todo volumen no sea del agrado de tus vecinos de palapa. Si usas la alberca, enjuágate antes de usarla y no pienses que es la forma más rápida de quitarte la arena, el bronceador, el sudor o, peor aún, considerarla el baño más cercano.

Tampoco uses elevadores o lugares públicos si estás mojado o con arena, y cuida tu lenguaje y comportamiento en espacios familiares. Y por favor, no ensucies a tu paso. Da mucho coraje ver cómo después de un picnic playero la gente deja su basura y colillas, como da también mucho asco ver al que botanea desde la alberca y se limpia con el agua los restos de chamoy de las jícamas.

• Regla No. 4.- Sigue las normas de vestuario vacacional. No uses los restaurantes o te sientes a la mesa en traje de baño, menos si está mojado, sin camisa y además va descalzo. Tómate un poco de tiempo para cambiarte a ropa de vestir de acuerdo al lugar y de preferencia después de darte un baño.

Usa chanclas o sandalias (sin calcetines por supuesto) y por favor, ponte camisetas tapen tus axilas peludas y sudadas (me refiero a los hombres, pero si se coló en este punto alguna mujer, pues bienvenida).

Usa el traje de baño que más cuide tu figura corporal, los flaquitos chaparritos con shorts hasta los tobillos, los cetáceos en tanga, o las tiernas abuelitas en ropa interior lo único que logran es afear el paisaje y acelerar las lenguas viperinas de quienes están a la orilla. Y si no te gusta tu cuerpo o temes achicharrarte, la solución es ejercicio y bloqueador, ¡no te metas a la alberca con playera!

• Regla No. 5.- Coopera y sé flexible. En vacaciones es común que viajemos con otros grupos de familiares o amigos que tienen diversos gustos e intereses. No acapares la agenda de actividades ni juzgues las propuestas de los demás. Sé puntual cuando queden de verse en puntos de reunión y equitativo en la repartición de gastos en común. El impuntual, el gorrón, el maleducado, el amargado y el mandón; son adjetivos que no quieres colgarte dentro de tu círculo social. Recuerda siempre la máxima de que viajando se conoce a la gente.

Leer más: Do's and dont's al convivir con la fauna marina

Más información

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Radio México
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad