CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

Tu piel en la nueva normalidad

Para todos los que andan agobiados con el cuidado de su piel en esta nueva normalidad; que los cubrebocas les irritan, están teniendo alergias, etc

Polo de Velasco, médico Cirujano por la UNAM, dos años de Medicina Interna en Centro Médico Nacional La Raza. 

Es innegable que este año al llegar la pandemia nuestras vidas han cambiado y nuestra piel, ahora expuesta de manera constante a desinfectantes y mascarillas faciales ha sufrido también

Con algunos elementos en la rutina de cuidados diarios podemos lograr con éxito tenerla en las condiciones óptimas.

Manos:

Sin duda alguna la piel de las manos ha sido la primera y la más afectada ante el uso súper intenso de gel desinfectante y el jabón para manos, además de que la gran mayoría ha estado participando activamente en las labores de limpieza doméstica.

Con estos 5 consejos tus manos saldrán ilesas en esta contingencia:

Usa jabones suaves o syndet: busca jabones que estén etiquetados para pacientes con piel seca o atopia, algunos de ellos tienen la palabra syndet en la etiqueta que se refiere a que no contienen sustancias alcalinas que pueden dañar tu piel.

Aplica SIEMPRE crema de manos posterior a lavar las manos: es absolutamente falso que aplicar crema pueda favorecer que el virus “se pegue” a tu piel, al contrario, la piel mientras mejor su estado de humectación es más resistente y más elástica por lo mismo menos propensa a infecciones.

Usa guantes de protección: en caso que requieras lavar platos, ropa, o realizar labores de limpieza es indispensable que las protejas con guantes ya que estas sustancias son sumamente irritantes y pueden causar verdaderas dermatitis que ameriten acudir a consulta con el dermatólogo.

Evita el uso de esmalte y acrílicos: para los médicos esta indicación es bien conocida, sobre todo para aquellos que trabajan en quirófano al ser los esmaltes un posible reservorio de microorganismos, así que si tus labores te exponen a riesgo de infección es mejor que las uñas descansen y así también disminuyes el riesgo de infección.

No uses guantes de como medida de protección: el uso de guantes como medida de protección es absolutamente innecesario, incluso puede ser contraproducente ya que la población no hace conciencia sobre la necesidad de lavarse las manos al tener los guantes puestos, además que muchos pueden desarrollar alergias al látex o al talco que se les adiciona para absorber la humedad.

Cara:

En los últimos días, he tenido en consulta dos tipos principales de molestias relacionadas con el uso de mascarillas o cubrebocas: la primera, irritación en la piel; la segunda, aparición de lesiones acneiformes en el área cubierta.

Con medidas muy sencillas podemos ayudarnos a disminuir ambas complicaciones:

Limpia tu piel sin excepción mañana y noche, procura elegir dermolimpiadores más suaves si estás tendiendo a irritaciones o sequedad o más exfoliasteis si tu problema son las espinillas y granitos. Pero no dejes de limpiar en ambos momentos.

Usa la mascarilla correcta: si tu piel tiende a irritarse con el uso de cubrebocas es ideal que te protejas con uno de tela y que sea de algodón, ya que es la fibra más gentil con la piel y así mismo es la menos oclusiva, es indispensable que esté perfectamente limpio antes de cada uso.

Ahorra en maquillaje: no favorezcas con el maquillaje mayor oclusión y formación de comedones, mejor elige un foto protector que tenga un poco de tinte.

Sigue usando fotoprotector: a pesar de permanecer la mayor parte de tu día en casa, la radiación UV atraviesa las ventanas y aunque sean dosis menores es sabido que pueden seguir causando daños acumulativos sobre tu piel, además, si sufres de problemas de manchas la luz azul que emiten pantallas de celulares y dispositivos electrónicos pueden empeorar estas manchas.

Elige emolientes apropiados: si tu piel tiende a formación de granitos es preferible que evites cremas que contengan aceites en exceso, busca presentaciones en suero o “serums” que contengan ácido hialurónico por ejemplo, si tu piel al contrario tiende a secarse muy fácilmente es conveniente que contenga cerámidas para reforzar el manto ácido de tu piel.

Cargando