CON MARTHA DEBAYLE

El arte de perdonar

Para todos aquellos que viven enojados, resentidos, frustrados con alguien o algo que les pasó en la vida

Tony Karam, presidente y fundador de la Casa Tibet en México.

¿Qué es el perdón?

El Perdón (Kshama en sánscrito) es un concepto central en el budismo

Entenderlo y aplicarlo es esencial para la liberación o el nirvana, o sea, el estado de compasión y sabiduría al que un practicante budista desea llegar.

El adepto budista, a diferencia del cristiano no busca recibir perdón de una divinidad como purificación de sus acciones negativas o un requisito para ganar la salvación o el ingreso al paraíso.

En el Budismo el perdón es parte de la práctica del amor bondadoso enseñada por el Buda y que resalta la importancia de la reconciliación y el establecimiento de la armonía entre individuos como resultado de entender la interconexión que naturalmente existe entre todos los seres.

El karma

Los budistas creen en la existencia del Karma, a menudo entendido como la ley de la causalidad universal.

De acuerdo al budismo, mientras que la conciencia individual es eterna, esto es, una entidad que no se crea ni se destruye pero se transforma, nuestros cuerpos físicos, no lo son.

Por tanto, cuando el cuerpo material se atrofia, desorganiza y muere, la mente transmigra a otro cuerpo y a otra nueva condición vital.

Las acciones de mente, palabra y cuerpo que en el pasado y presente ejecutamos: positivas, negativas o neutras afectarán o determinarán la forma de vida, situaciones, entorno y experiencias por las que transitemos en el futuro.

Padamasambhava, el santo adepto que trajo el budismo al Tibet en el s VIII comentaba: “Si deseas conocer tu vida pasada, observa tu condición presente y si deseas conocer a tu vida futura, atiende a tu mente y acciones presentes”.

El renacimiento

El ciclo del renacimiento compulsivo se extenderá hasta arribar a la iluminación y el nirvana.

Sin embargo, con el poder de la consciencia y el entendimiento de la ley del Karma, uno puede elegir las conductas que generan impresiones kármicas positivas y evitar las negativas.

El perdón es necesario para prevenir la creación de pensamiento y acciones negativas que en efecto afectarán a nuestra vida presente y futura.

Buda recomendó tres estrategias para ayudarnos a cultivar el perdón:

Recordar que todos nos encontramos en el proceso del morir. Que la muerte es la única variable a considerar del todo certera en la vida. Sin embargo nadie sabe cuándo y cómo suceda. Podría ser hoy. Entonces, consideremos lo que debiese de ser genuinamente importante y significativo en nuestras vidas. Aquello que pueda imprimir y dotarlas de genuino significado. Para ello abracemos las siguientes reflexiones:

Que es lo que me puede dar bienestar genuino y duradero

Que es lo que me puede preparar para la muerte, siempre cercana, inesperada y sorpresiva: el adiestramiento mental.

Que es lo que podré llevar conmigo durante la difícil y compleja transición la del morir: la eterna continuidad de la mente, mi verdadera naturaleza, sus impresiones hábitos y tendencias.

Desarrollar pensamientos de amor bondadoso y compasión hacia el otro (Brahmavihara) la mentalidad de brahma, un muy exaltado ser celestial desde cuya elevada existencia y perspectiva vital las ideas y pensamientos de rencor y hostilidad son absurdos e innecesarios.

Llevar al cabo la práctica de igualar al uno con el otro así como intercambiar el uno con el otro.

Cargando