Con Martha Debayle

No olvidemos a los niños con cáncer sin medicamentos

Con su campaña buscan visibilizar a los niños con cáncer que han sufrido por más de 950 días la falta de medicamentos en el país

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Max Kaiser, Fundador del Centro para la Integridad y la Ética en los Negocios (CIEN). Actualmente presidente de la Comisión Anticorrupción de la COPARMEX. (Confederación Patronal de la República Mexicana). Es autor del libro “El combate a la corrupción, la gran tarea pendiente en México”. Y coautor del libro “Bolívar, el niño presidente” // Twitter: @MaxKaiser75

Viviana Hinojosa, pintora e ilustradora de libros infantiles // TW: @Vivianolala

CONTEXTO

Hay un auténtico drama hoy en México

• Niñas y niños mexicanos que tienen cáncer, no tienen las medicinas que necesitan y no tienen dinero para comprarlas. Esos son los hechos. Eso pasa hoy a lo largo y ancho de todo tu país. Eso es lo único que debería importar. Esa es la realidad verificable y nos debería de mover a todos. Nuestra prioridad número uno debería ser que esos niños sólo se ocuparan de vencer a la enfermedad, y sus familias sólo se ocuparan de abrazarlos y llenarlos de confianza.

 • El artículo 4 de nuestra Constitución dice que “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud”. Una garantía individual sólo es tal cuando el Estado provee todo lo que se requiere para que toda persona pueda gozarla. En el caso de la protección de la salud el Estado debe garantizar, por los menos, 5 cosas:

o 1) acceso al sistema de salud pública

o 2) infraestructura con cobertura nacional

o 3) personal capacitado

o 4) procesos equitativos y completos de atención

o 5) el material y equipo suficientes para atender a quienes lo requieren. No son sugerencias constitucionales, son obligaciones concretas para que, en los hechos, exista la garantía de protección a la salud.

 • Cuando falta una de estas 5 cosas, el Estado está incumpliendo una obligación, y personas mueren. Así de sencillo. Pero hablar de “El Estado” como responsable es inútil. Las funciones del Estado se ejercen a través de un aparato que llamamos el Gobierno. En este gran aparato existen órganos con funciones y facultades concretas, y esos órganos están encabezados por personas. Esas personas toman decisiones todos los días, a nombre del Estado, que tienen consecuencias directas en los gobernados. Regresemos al hecho que motiva este texto: hay cientos de niños enfermos de cáncer en el sistema de salud pública que mueren porque no tienen medicinas. Algo grave falló. Alguien hizo muy mal su trabajo. Uno o varios órganos del gobierno dejaron de hacer lo que tenían obligación de hacer. Varias personas que integran esos órganos tomaron malas decisiones y eso está costando vidas humanas.

¿Qué falló?

• En este caso se trata de una decisión política, instruida por el presidente, e implementada por toda una cadena de servidores públicos serviles. La instrucción fue pública, y tuvo dos vertientes.

o Por un lado, el 9 de abril de 2019 instruyó públicamente a su gobierno acabar con los contratos con las grandes farmacéuticas que, según él, y sin ninguna investigación formal de por medio, acaparaban ilegalmente el mercado de medicinas del sector público.

o Por otro lado, instruyó que todas las compras públicas de todo el gobierno se hicieran a través de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda, que no tiene esas funciones, y nunca tuvo la capacidad de hacer bien esta tarea.

• Estas instrucciones y su aplicación crearon un caos monumental en el suministro de medicinas del sector público. Se rompieron años de relación y experiencia en la planeación, abasto, suministro, distribución y reparto de medicinas, entre instituciones públicas y empresas privadas. Esto generó enormes cuellos de botella en toda la cadena, que nunca fueron resueltos, desconfianza entre los distintos miembros de este proceso, y enormes riesgos de corrupción e ineficacia. Después, trataron de arreglar la crisis recurriendo a empresas nuevas y sin experiencia, a través de adjudicaciones directas en el 91% de los contratos, lo que ha generado enormes riesgos de corrupción en todo el sistema.

 • Así, la garantía constitucional de protección de la salud está siendo violada sistemáticamente en nuestro país, todos los días, en detrimento de pequeñas y pequeños mexicanos de escasos recursos que nada pueden hacer al respecto. Eso es lo único que debería importar hoy. Las únicas preguntas en discusión deberían ser: ¿Cómo lo resolvemos? y ¿Quién se hace responsable de dar las órdenes pertinentes, y quiénes de acatarlas?

• En lugar de eso, el gobierno está ocupado en averiguar quiénes hacen las preguntas, quiénes cuestionan y critican, quiénes están investigando las fallas del gobierno y cómo exponerlos y desacreditarlos. En lugar de volcar toda la energía y creatividad del gobierno en cuidar la salud de los pequeños, dedican toda su energía y malicia en cuidar su imagen y tratar de afectar la imagen de sus críticos. En lugar de generar pactos con la industria farmacéutica la quieren convertir en el villano de esta tragedia. En lugar de investigar los casos de corrupción que si hay en este sector y generar responsabilidades concretas, crean cortinas de humo y enemigos ficticios. En lugar de corregir los errores y las fallas estructurales, las niegan y las esconden. En lugar de curar a los niños, los acusan abierta y públicamente de ser parte de una gran conspiración para afectar al gobierno. Esto debe parar ya. Esto debe corregirse ya.

 DE QUÉ VA LA CAMPAÑA

• Niños Sanos, Niños Felices es una campaña para ponerle rostro humano a esta tragedia. Nuestra intención es que los niños de México tengan todas las medicinas que necesitan.

• Nos acercamos a la Asociación CON CAUSA, fundada por Elena García, mamá de Alejandro, diagnosticado con Leucemia desde que tenía 1 año y medio.

• Hoy Elena no sólo lucha por Alex, sino por 150 niños oaxaqueños de muy bajos recursos que no encuentran por ningún lado medicamentos y han puesto en peligro el poco patrimonio con el que contaban.

• Queremos que México conozca a estos pequeños, a través del arte de la gran Viviana Hinojosa, y recuerde que son niños, y no una estadística del gobierno.

• Queremos apelar al corazón de los mexicanos, que mostrarán al gobierno que nosotros nos ocupamos de los nuestros.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir