Con Martha Debayle

8 cosas que hace la gente “vulgar del alma”

Les vamos a decir 8 cosas que hacen este tipo de personas, cada síntoma causa toxicidad emocional, para ellos y para el entorno

ACAVAmos ien

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Rebeca Muñoz, Pionera como Mind Coach. Creadora del método de “Dietas conductuales” en el proceso de Coaching. Autora del libro “Elige Positivo”. Actualmente es Dir. De Programas de Habilidades Humanas en Formación Ejecutiva Empresarial. 20 años de experiencia en Recursos Humanos. Experta en temas de: Inteligencia emocional, Liderazgo, Establecimientos de Objetivos, Estructura de planes de desarrollo, Autoconocimiento.

rebecamc.com // formaejecutiva.com // Twitter: @McoachR // IG: rebecamunozcornejo

Teléfonos: 442-489-45-34 // Mail: lsilva@formaejecutiva.com

• Vulgar de alma: Una persona que carece de valores, principios y sentido común para hacer las cosas como Dios manda.

• ¿Por qué usar la palabra vulgar? Por la intención misma a donde va esta aportación, algo vulgar es algo que se entiende como IMPROPIO, es lo contrario a lo que se haría si se tuviera sabiduría.

• Si consideramos que la forma en la que nos expresamos tiene origen del 80% de nuestro actuar que está en el estado mecánico de gestión (sin conciencia sino en automático) y que son frases aprendidas (no virtuosas) que repetimos para poder ser aceptados en el grupo al que queremos pertenecer y/o evitar el rechazo, tenemos un amplio margen para poder recapitular con cuales de esas frases nos quedamos y cuales vale muy bien la pena desechar para comenzar a vincularnos de una manera mucho más eficiente en nuestro entorno.

• Es poner atención a la frase “No es lo que se dice, sino cómo y quién lo dice”, nuestras palabras son tan poderosas y hablan tanto de nosotros, que deberíamos ser obsesivos en el cuidado de las palabras que escogemos, en qué contexto las usamos, a quién las dirigimos y el tono que usamos.

• En la comunicación debemos conocer 3 porcentajes importantes que componen la forma en la enviamos el mensaje: 7% palabras, 38% tono de voz y 55% comunicación no verbal.

• Aunque pareciera que solo las palabras impactan el 7% de nuestra comunicación, la forma en la que las expresamos hacen el resto del trabajo.

• Hay frases que al usarse pueden hablar tanto de la persona que las dice, que incluso puede pasar mucho tiempo en que nos quitemos esa impresión de alguien. No es que haya frases en especial, sino la intención que tienen y la imagen que dan de aquel que las dice.

• Habrá que considerar siempre: qué dices, a quién se lo dices, cómo lo estás diciendo y donde lo dices.

• Nuestra forma de comunicación va haciendo que seamos identificados de cierta forma, piensa en alguien conocido

• No son las frases que se dicen sino el concepto en el cual rondamos para tener nuestra comunicación, esto no es que sea el único que se usa, pero mayoritariamente ocupa nuestra atención.

• Veamos conceptos y cómo de una forma u otra las aprendimos a usar en nuestros diferentes aspectos: Familia, pareja, personal (financiero), laboral y social

1. Generalizar:

El uso de este concepto en automático, discrimina a todos aquellos que no están en esa generalidad. Lo cual convierte a la persona en alguien con un criterio corto, poca cultura y considera que su opinión es “el todo”. Ejemplos: “No vayas a China, ahí todos escupen y comen ratas”, No te cases todos los hombres son infieles, no uses esa aerolínea siempre pierden las maletas, etc…

2. Recomendaciones sobre Congruencia:

Es la forma de cubrir el ser juicioso, entonces se disimula con un análisis objetivo de las cosas dando evidencias. Ejemplo: “mira quién lo dice”, “de algo nos tendremos que morir” (atentar contra algo saludable o justificación de algo que sabemos que está mal)

3. Indiscreción / chisme:

Evidenciar al que no está, no tener filtro para hacer comentarios que incluso puedan seriamente a otras personas o relaciones. Incluso hablar mal de alguien que no está, bien dice la frase, si no tienes nada bueno que decir de alguien, mejor no digas nada.

4. Visión de Dificultad:

Personas que viven en un papel de dementores y roba sueños: “No te hagas muchas ilusiones”, no creas que es tan fácil, yo lo intenté y no pude, supe de alguien que también lo buscó y no pudo, ¡no, es que está muy complicado todo!

5. Atrapados en la Injusticia y victimización:

Personas atrapadas en su infancia, donde su excusa para no actuar es que alguien les hizo una injusticia y entienden la vida desde ese escalón.

 6. Superioridad:

Personas que aprovechan cada instante para evidenciar lo bueno y maravillosos que son, comentar todo lo increíble que han logrado, demostrar que ellos han hecho prácticamente que el mundo gire. Ejemplo: Se está hablando de inversiones y ellos conocen al mejor asesor, lo contrataron, lo hizo ganar millones, etc, si se está hablando de cocina, ellos han tomado cursos de cocina, hacen los platillos más increíbles y han probado los platillos más espectaculares.

7. Dramatización:

Una gran facilidad de que cualquier cosa la pueden convertir en un verdadero drama de vida, todo les parece complicado, triste y sobre todo tienen la habilidad maximizarlo y de recordar todo lo malo que les ha pasado a ellos, recuerdan todas las historias que han escuchado, sean ciertas o no, de gente cercana o no, o incluso de la TV. Ejemplo: sobró comida y se va a tirar a la basura por ser algo que no sirve ya, narra la hambruna en áfrica, que el o ella se enteró de gente pepenando en los botes de basura algo de comida, que las estadísticas mundiales dictan que cada vez hay mas indiferencia, etc.

8. Egoístas:

Aquellas personas que al entablar una conversación con ellos son incapaces de incluso “fingir” cierto interés por la otra persona, nunca se involucran en la vida de los demás, siempre son ellos, su mundo, sus necesidades y sus planes, no tienen tiempo para los demás. Ejemplo: La persona que solo habla sobre su mundo y para quedar bien te pregunta que cómo estás y al estar a punto de contestar, ya desvió la conversación hacia su propio tema de interés.

Todos estos síntomas, dan como diagnóstico una persona con una baja Inteligencia Emocional, la cual es LA herramienta que potencia nuestra habilidad para relacionarnos y vincularnos eficientemente con nuestro entorno en todos los roles.

Cada síntoma causa toxicidad emocional, para ellos y para el entorno, entrando a un círculo vicioso con una interacción fragmentada por la toxicidad con resultados llenos de vicios en el relacionamiento.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir