CON MARTHA DEBAYLE
CON MARTHA DEBAYLE

El mito de la motivación

Confiesen, ¿quién de ustedes cree que la motivación es clave para lograr un objetivo? Ya sea en la chamba, con la pareja, con la familia

Rebeca Muñoz, pionera como Mind Coach. Creadora del método de “Dietas conductuales” en el proceso de Coaching.

Cuando escuchas la palabra Motivación, ¿qué definición te viene a la mente?…

Impulso por hacer las cosas

“Echarle ganas a lo que haces”

La verdadera definición es tener Motivos propios.

Identificar QUÉ es lo que a ti te mueve, pero a lo mejor no tienes claro el CÓMO TRADUCIRLO a la acción.

Antes de hablar de cómo traducirlo a la acción analicemos este tema tan trillado, pero a la vez necesario en la vida diaria, me parece que hay un sesgo sobre el tema, en pensar que la gente que está motivada es aquella que la vemos muy activa y con muy buena actitud….

De cierta forma debemos entender la motivación desde el concepto de la dualidad de las cosas, es decir, motivación NO DEBE DE SER ENTENDIDO como estar super movido, activo, super pro….

Se puede confundir que alguien que está triste o apagado es porque está ‘desmotivado’ (ejemplo de un suicidio).

Porque también hay motivaciones que te llevan a la auto destrucción, a hacer cosas poco productivas o dañinas para ti o incluso para los demás.

Sea cualquiera de los dos extremos, habrás de entenderlo, identificarlo y sobre todo hacerte responsable.

Hay motivaciones positivas y negativas

Entonces de manera resumida, un motivo es algo que para ti es importante, algo que tiene significado.

Puntos a considerar sobre el tema:

Hábitos y costumbres:

Porque se puede estar acostumbrado o percibir que es culpa de los demás que se esté o no motivado. Es decir hay alguien que no nos motiva lo suficiente para ‘ahora sí’ dar nuestro mejor esfuerzo y hacer un gran papel. (Tu jefe, tus papás, el gobierno, tu pareja, tus hijos, etc)

Nos podemos confundir.

Decíamos en la definición que es tener motivos propios NO de los demás, y frecuentemente podemos confundirnos en ese simple concepto. Dar como propios lo que los demás nos sugieren o esperan de nosotros.

Tema socio cultural religioso.

Hay culturas que de manera general le dan mucho peso a ciertas variantes que pueden motivarnos muchísimo y sobre todo en la forma del desempeño. Por supuesto que este tipo de impulsos dan forma a la ‘arquitectura de la mente’ y la forma que percibimos el entorno y reaccionamos ante él. Aunque hay una cultura que nos enmarca (no nos marca, podemos salir de ella), no quiere decir que la ideología cultural de cada país, sociedad o familia aunque sea “igual” nos hace reaccionar de la misma manera.

Es decir, en la misma familia pueden hijos educados de la misma manera, más o menos con las mismas condiciones y circunstancias y eso no asegura que los dos vayan a reaccionar de la misma manera ante su entorno. Pero pudiéramos decir que si hay una forma esperada de reacción que te impulsa a reaccionar.

Japón: Cultura de hacer bien las cosas, del honor propio y cuidar la reputación de la familia, de los mayores y de la autoridad, el respeto a los demás. Este estímulo a algunos los hace tener un desempeño sobresaliente prácticamente en todos los aspectos y a otros los abruma tanto el no cumplirlo que llegan al suicidio. Como quiera los dos extremos tienen motivos para hacer las cosas.

Alemania: Tienen unos valores establecidos en la estructura, puntualidad, perfeccionismo y responsabilidad.

¿Qué hacer en esos casos de no encontrar nada que te motive?…

Comenzar a buscar los básicos, desde plantear si se quiere vivir o no, si se quiere estar sano o no, si se quiere ser feliz o no….

Con esto una de las grandes conclusiones es reforzar la urgencia de que cada VEZ NOS HAGAMOS MÁS RESPONSABLES de la forma en la que decidimos reaccionar ante nuestro entorno, comprendernos mejor para administrarnos mejor.

Una realidad como a la que nos estamos enfrentando ahora (Hablar de la ‘nueva normalidad’)

Sean lo que sean los motivos, eso te impulsa a actuar (recordar que la acción y la no acción es lo mismo).

Habrá que recordar que UNA MENTE NEGATIVA nunca va a provocar una vida positiva.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

WRadio México
En vivo

Programación

Último Corte Informativo

Ciudades

Compartir