CON ALEJANDRO FRANCO
CON ALEJANDRO FRANCO

#PensarElMundoWFM: India vs los musulmánes

Maruan Soto, nos habla del contexto que se vive en medio oriente

Las tensiones entre musulmanes e hindúes estallaron el 15 de agosto de 1947, el mismo día de la independencia de India y Pakistán.

El historiador musulmán Muhammad Qasim Hindu Shah estimó que la conquista de la zona que hoy forma La India, Pakistán y Bangladesh trajo consigo unos 400 millones de muertos. El mismo erudito relata que a lo largo de los siglos de dominación e imposición del Corán que comenzó con la llegada de las tropas del califato Omeya en el año 711, la población hindú sobreviviente sufrió un extenso proceso de esclavización y conversión forzada, que incluyó la castración masiva, las masacres crónicas y las deportaciones. En otras palabras, dos de cada tres hindúes fueron muertos u obligados a convertirse al islam.

Por eso cuando los ingleses tomaron el control de la India en 1858 y desplazaron a las dinastías musulmanas que aun regían en la zona, hallaron en los hindúes una población que les prestaba una extraña fidelidad. El recuerdo del terror y el deseo de revancha arrastrado por siglos, explicaban aquella lealtad.

Al llegar el momento de la independencia en 1947, el territorio que formaba parte de la colonia inglesa de La India se fragmentó en tres grandes porciones. En el centro del mapa, nació La India, un estado multicultural dominado por integrantes de la mayoría hindú. En el noroeste, Pakistán, de identidad musulmana y lengua urdú. Estaba habitado por una mayoría que pertenecía a la etnia Pasthún y que habitaba hacia siglos un inmenso territorio que ocupaba también el sur del actual Afganistán, pero que fue partido al medio en 1893 por el capricho de un diplomático ingles llamado Mortimer Durand. En el Este, se creó Bangladesh, otro territorio de mayoría musulmana y etnia bengalí que fue asignado a Pakistán (de allí que fuese denominado Pakistán del Oeste/Oriental).

Cargando