@ENFINW

Importancia de la imagen personal

La forma en la que nos vestimos y nos peinamos dice mucho de nosotros

En el momento de la contratación, una mala imagen puede superar en percepción a un currículum notable, evitando tu vinculación a la empresa, y durante la ejecución de tus actividades, puede ser lo que te cueste o te valga nuevos clientes, o la mejor o peor percepción por parte de los directivos ante posibles ascensos.

La imagen personal es algo más que la mera apariencia, es el conjunto de detalles. La ropa que vestimos, el perfume que usamos, el maquillaje y los accesorios, si llevamos la barba bien recortada y el pelo bien peinado… hay muchos atributos que contribuyen a la formación de la imagen personal, también incluyendo nuestra actitud, comportamiento, el tono y volumen de nuestra voz, nuestros gestos y la sonrisa con la que llegamos a la oficina cada mañana.

La imagen personal habla por nosotros. Si consideramos importante al cliente, al proveedor, a quien sea, seguramente quedará demostrado presentándonos con buen porte y apariencia. Si, en cambio, restas importancia a su presencia, no te importaría llegar a la reunión en cualquier atuendo.

Así, la apariencia que proyectamos es más que una imagen visual, sino que es un verdadero elemento de comunicación que puedes emplear a tu favor.

Cargando