Artistas que fueron deportistas

Estos famosos incursionaron por un tiempo en el deporte

Algunos famosos han incursionado en el mundo del deporte y aquí te presentamos algunos casos.

Ryan Francis Henriques, mejor conocido como Sean Paul, nació el 8 de enero de 1976 en Kingston, Jamaica. Con éxitos como: “Temperature”, “Get Busy” ó “Im Still In Love With You” logró colocarse como uno de los artistas mas populares de la union americana a inicios del siglo XXI.

Pero lo que pocos saben es que antes de ser un ícono de la música Ryan fue nadador olímpico y jugador de waterpolo, llegaba a entrenar hasta 2 horas al día y registrar mas de 5000 metros durante sus sesiones. A los 21 años tuvo que alejarse de las albercas para seguir sus sueños hacia la música, aunque siempre ha mencionado que la natación representa una gran parte de su vida.

Julio Iglesias.

La historia del famoso cantante español es fascinante, ya que es un ejemplo de vida. En su juventud estaba enfocado en ser guardameta profesional y estaba muy cerca de lograrlo en uno de los clubes mas importantes del mundo, el Real Madrid.

Se encontraba en las juveniles del conjunto merengue y todo iba de la mejor manera, hasta que un día antes de su cumpleaños número 20 salió de fiesta con sus amigos. Al regresar de la celebración tuvieron un fatídico accidente donde julio se lesionó la espalda y de acuerdo con los doctores que lo atendieron, corría el riesgo de no volver a caminar.

En el hospital un enfermero le regaló una guitarra para ejercitar sus dedos e ir recuperando la movilidad, algo que fue logrando de a poco. Mientras estaba en cama compuso uno de los temas mas icónicos de su carrera, “La vida sigue igual”.

Fue así como un 22 de septiembre de 1962 la vida cortó la carrera de un adolescente en el fútbol para otorgarle la oportunidad de convertirse en una leyenda en la música.

Emmanuel.

En esta lista no podía faltar un caso mexicano, y por supuesto que lo hay. El cantante Emmanuel antes de llegar al estrellato con sus gustados éxitos: “La chica de humo” y “Todo se derrumbo dentro de mí” quiso dedicarse a la tauromaquia.

Sus primeros capotazos los dio siendo un niño de 12 años, a los 19 ya tenía muy claro que su futuro estaría en los ruedos, incluso dejando su casa para perseguir sus sueños, hasta que una cornada le rompió las dos rodillas y lo incapacitó por tres años, dejándolo sin la posibilidad de torear de nuevo.

Después de su accidente Emmanuel valoró las palabras que le había dicho su amigo Guillermo Cañedo: “Lo que dios te dio para una cosa no te lo va a dar para dos” y fue así como recapacitó y redirigió acertadamente su vida hacia la industria musical.

Cargando